35. La causa de su desgracia

81 7 6

POV Aqua:

Cuando mi hijo nació muerto solo sentía tristeza. Pero por alguna razón me sentía aliviada y me odiaba un poco por eso. Me sentí como una asesina porque no sabía cuál vida salvar. Fue egoísta lo que hice. Lo sé. Pero aquel bebé no habría tenido una vida plena junto a mi.

Cam limpió al bebé y lo envolvió en mantas para poder realizar su funeral más tarde. Nos permitieron un momento a solas mientras cerraban la puerta de la habitación. Carter y Nico fueron a la entrada de la enfermería a ayudar con los heridos.

Percy parecía estar muy triste, pero intento calmarme diciendo que nada de lo que había pasado era mi culpa. Que esto había sido una cosa de dos y que se sentía irresponsable.

-No digas eso -le dije. -Ni siquiera sabías que estaba embarazada. Ni siquiera recordabas quién era yo. Y no te puedo culpar por nada de eso.

-Es que debí haber parado aquella noche. Si hubiera parado, nada de esto habría pasado.

-No te culpes por algo que ambos queríamos en aquel momento.

Sus ojos buscaron los míos rápidamente y me perdí en su mirada como si fuese la primera vez.

Hubo un tiempo en el que había dudado de mi amor por Percy y había pensado que me gustaba Carter también. Pero ahora entiendo que mis emociones y mis sentimientos por Percy son millones de veces más fuertes que lo que siento por el Crater andante.

Desvíe la mirada, asustada. Había perdido mi tiempo pensando y pensando cuando hay una guerra de por medio.

"¡De verdad eres bien inútil, eh!"

-Percy, debes regresar. Los demás te necesitan -dije mientras miraba a otro lado.

-No, yo me quedo contigo. No te voy a dejar sola en un momento así.

-Puedo quedarme sola -dije apenada.

-Pero qué dices. Claro que me quedaré contigo.

-En serio.

No sabía si alegrarme o preocuparme. Si la profecía estaba rota, entonces Percy podía volver sin temor alguno. Pero si él se quedaba conmigo todo el mundo podría tener que pagar.

-Por favor, ¿qué puede pasarme si me dejas unas horas sin vigilancia? Ya estuve nueve meses sin eso y...

"¡¡Aqua, eres bien idiota!!"

-Lo lamento tanto por eso pero créeme que ya no volverá a pasar.

"Hasta que una nueva profecía vuelva a ser dicha. Dioses, hasta mi nuevo sarcasmo me sorprende".

-Sesos...

-Sesos 2... -dijo imitándome.

-Percy -llamó Nico desde la puerta. -Te necesitan.

El escucharlo me alivió y me asustó al mismo tiempo. La profecía ya estaba rota, ¿pero por qué aún sentía que algo malo iba a ocurrir?

Los dioses nos han usado tantas veces como sus fichas de juego que ya nunca podemos tener buenos presentimientos.

Percy miró la puerta como si fuese su enemigo número 1. Él me miró preocupado. ¡En serio, él tenía miedo de dejarme sola! Se estaba retirando pero en el último segundo regresó corriendo hacia mi cama y me besó.

Dioses, cómo había extrañado esos labios. La preocupación parecía por primera vez disiparse después de tanto tiempo. Ya no estaba sola. Por alguna razón el besarle me tranquilizaba.

-Ya es hora -dijo Carter mientras tocaba la puerta.

¡Carter me vio besándome con Percy! Cierto, ni siquiera conoce bien a mi hermano. Aunque él ya suponía algo así desde que estuve encarcelada en su mansión llena de psicópatas que te dejan dos días sin comer. Como los odiaba...

Percy me dedicó una última mirada a lo "No te preocupes, estoy mas que seguro de que volveré con vida, cariño". Y yo le di una de "Más te vale, sesos de alga".

POV Percy:

Ya estaba retirándome del cuarto en la enfermería donde estaba Aqua. Iba a recoger mis cosas e irme pero sabía que tenía que hacer algo antes que sea muy tarde. Algo por lo que llevaba mucho tiempo esperando.

Retrocedí unos pasos y me volví hacia Aqua, luego corrí a su camilla y le di un beso de despedida. Ella me correspondió. Quisiera que esto tomase otro rumbo pero obviamente no quiero otro bebé muerto y aparte HAY UNA GUERRA PENDIENTE.

-Ya es hora -dijo el chico egipcio desde la puerta.

Si él no me lo hubiese recordando no me habría despegado de ella. Le di un último beso y comencé a retirarme, no sin antes lanzarle una mirada de felicidad.

El chico egipcio parecía un poco apenado o algo. Me veía como si yo fuese la causa de su desgracia. En fin, tampoco le tengo que preguntar por eso.

--------------------------------

Hola!!!
Se que les prometí que publicaría el viernes, pero no tuve mucho tiempo, así que aquí está el capítulo.
Si mañana tengo tiempo quizás pueda actualizar otro capitulo.

PD: Rueguen para que mi profesor de pre cálculo no me deje tarea!!! xD

Griegos y... ¿egipcios?¡Lee esta historia GRATIS!