Hospital

5.4K 343 10

Asher, era lo unico que lograba decir.
Asher, era lo unico en lo que podia pensar.

Un disparo, una bala enterrada en el hombro.

Estaba en el hospital, él en una cama completamente blanca mirando a su madre, esta le decia varias cosas que yo no podia escuchar.

Jaqueline estaba sentada en la sala de espera junto con el resto de mis amigos, yo estaba junto a la puerta de la habitacion, mirando por la pequeña ventana a Asher y a su madre en una pequeña pelea.

Jack habia escapado despues de dejar a su hermano herido.
Cobarde.

Luego de que la madre de Asher saliera de la habitación me miró unos segundos, pero no dijo nada y yo tampoco, fue a hablar con Jaqueline, le dijo un par de cosas, ella le gritó otras.

Entonces la madre se fué, y Jaqueline tenia los ojos llorosos, pero trataba de ocultarlos en una expresion dura.

Me acerqué a ella.

- ¿Que pasó? - Le pregunté procupada.

- A Asher le sacaron ya la bala, y va a recuperarse bien - Asentí, comprendiendo la situacion - Mi madre me dijo que somos unos irresponsables, y que no deberiamos haber salido. Llamaron a los padres de Drake, y a los tuyos, van a venir por tí y tus amigos. Yo me voy a estar con Asher.

A mis padres no les gustaria nada saber lo que pasa.

Asentí.

- Bien ¿Podemos pasar a ver a Asher?

- Vamos - Me agarra de la muñeca y vamos a la habitación, tocamos tres veces, a la ultima se escucha una ligera voz que dice: Pase.

Abrimos la puerta y lo veo bien.

Asher sonrie debilmente al vernos, sus ojos estan entrecerrados.

- Hola - Nos dice manteniendo la sonrisa.

- Hola - Le respondo sonriendo, aunque no puedo mantenerla mucho tiempo. Es dificil verlo así.

Jaqueline golpea la cabeza de su hermano con lagrimas en los ojos.

Asher se queja, y con una mana se toca el lugar golpeado.

- ¡Idiota! - Grita ella - ¡¿Que no sabes la mierda que es tu hermano?! ¡No tendrias que haber ido! ¡Me preocupaste!

- Tranquila, hermanita. Estoy bien.

- No, no sonrias. Si no estuvieras herido te mataba. Te mataba de verdad, Asher.

- Lo siento - Dice él - No quería preocuparte.

- Estúpido - Dice Jaqueline, le da un abrazo a su hermano - Mas te vale no hacer nada así otra vez - Ella se separa y camina de nuevo a la puerta, le echa una ultima mirada a su hermano y luego abandona la habitacion.

Miro la puerta hasta que se cierra completamente. Luego veo a Asher.

- Eso fue aterrador ¿Como rayos te disparó?

- Él queria unas cosas, pero no las tengo, se enfureció y me disparó.

- Que horrible, lo siento.

- No te disculpes, son cosas de Jack, ya me acostumbré.

- ¿Como te acostumbras a eso?

- Son cosas que no entenderías. Él es mi hermano, y nos ha cuidado desde pequeños. A Jaqueline y a mi.

- ¿Porqué?

Guardó silencio, solo nos miramos a los ojos.

- Mi madre me odia. A los tres nos odia. Dice que le recordamos demasiado a nuestro padre. Un hombre maltratador, quien le robaba varias veces. La unica diferencia entre mis hermanos y yo es que ambos tienen ojos celestes como mi madre, mientras que yo soy igual a mi padre, por eso me odia más, por mi actitud. Ella dice siempre que soy el hijo no planeado, que supuestamente no deberia haber nacido nunca. Me detesta, pero dice hacer lo mejor para mí. La verdad es que nos odia a todos, a Jaqueline nunca le compró lo que queria, y Jack nunca podia salir a ninguna parte, a mí de pequeño me ignoraba. Siempre se iba, Jack nos cuidaba, y estaba bien, hasta que comenzó a juntarse con otra gente, y entonces llevaba droga a la casa sin que mi madre se diera cuenta. Jaqueline y yo vivimos bajo las reglas de Jack. Hasta que caimos en la cuenta de que estaba mal, bueno, yo etaba ciego un rato despues de eso, y Jaqueline me decia que estaba mal, y yo no le hacia caso.

- Basta, ya esta bien. Entiendo, esta bien.

- No tengo muchos amigos, todos se van y me abandonan porque piensan que soy igual a Jack ¿Tu así lo crees, Frida?

- No - Dije inmediatamente.

- ¿Tú vas a abandonarme?

Tardé un minuto en responder, yo lo habia tratado de asesino, sin saber el resto de la historia.

- No - Dije insegura, pero con voz firme.

La puerta se abrió, y vi a Jaqueline.

- Frida, llegaron tus padres, tienes que irte.

- Un segundo - La puerta se cerró y volví hacia Asher - Esta bien. Me tengo que ir.

- Bueno ¿Te veré mañana?

Sonreí.

- Seguro.

Volví a la sala de espera, donde estaban mis padres serios.

- ¿Que pasa, Frida? - Preguntó mi madre - ¿Como que ese chico resivió un disparo?

- No pasó nada, esta bien - Respondí, mis amigos, menos Drake y Jaqueline, etaban en el auto de mis padres.

- No esta bien - Dijo mi padre - Su hermano le disparó, es el mismo chico del que estan hablando, el chico que asesinó a dos hombres.

- Deja que te explique...

- No hay nada que explicar ¿Te juntas con este tipo de personas? ¿Así tambien es tu amiga... Jaqueline?

- No, no es nada malo.

- Hija - La voz de mi madre sonaba preocupada - No queremos que te pase nada, no queremos que pases por cosas así. No es bueno esto para ti.

- ¿Que quieren decir?

La voz de mi padre era ruda al decir algo que me partió el corazon:

- No queremos que vuelvas a ver a ese chico, ni a su hermana.

- ¿Que? No. Ellos son mis amigos, pasan por cosas horribles. No quiero dejarlos.

- No vamos a permitir que se vean, tienes que alejarte de ellos para no correr peligro.

- Que estupidez.

- Ve al auto, y llama a ese chico al llegar a casa, dile que no puedes verlo mas.

Al llegar a casa mis padres me obligaron a llamar a Asher.

Se me partía el alma.

Al tercer tono atendió.

- Frida.

- Hola, Asher.

- ¿Que pasa?

- Yo... - No queria hacerlo - ...No puedo verte mañana, lo siento.

- Bueno ¿Cuando puedes?
- Ni ningun día. Ni a ti ni a Jaqueline. Lo siento.

- ¿Que dices? ¿Porqué?
- No es bueno que nos veamos, lo lamento. Eres... - Malditas lagrimas que nublaban mi vista -... eres malo para mi, tú y tu hermana.

- Frida...

- adios.

Entonces corté la llamada. A continuación me arrojé a mi cama y me puse una almohada en la cara para ahogar mis sollozos.

Bad boy¡Lee esta historia GRATIS!