13.- Problemas 1/2

231K 5.5K 460

—Imbécil, tenías que levantarte hace media hora —dijo un Daniel cabreado —Tienes trabajo

Mierda, el puto trabajo

Salte de la cama como un rayo, no quería llegar tarde el primer día y sufrir las consecuencias de trabajar más horas

Me bañe lo más rápido que se me hizo posible, ya que no estaba mi shampoo y me fui obligado a usar el de cereza. Valentina me mataría al enterarse que gaste el pomo completo

Me pusé un polo y unos jeans a la velocidad de la luz, o algo así y corrí por un desayuno rápido

Tome una manzana y corrí hacia la puerta

—Chau Daniel, chau Valentina —dije rápido al verlos en ¿pijama?

¿Qué mierda hacían en pijama? Fije mi mirada en el reloj y eran las ¿6:30?

—Hijo de puta —gruñí

Los dos no paraban de reírse, vaya escena que hice

Tome asiento a sus costados soportando sus carcajadas

No paraban de decir: "Viste su cara"

Los fulminé con la mirada, pero eso los hizo reír aún más

—Bueno, yo me voy a bañar —anuncio Valentina sobando su abdomen debido a tanto reír. Bueno, ya no estoy tan arrepentido de haberme gastado su shampoo

—Yo igual, ¿Derek, ya te vas?

—Sí, ahora quedare como el estúpido que llega una hora antes al trabajo —gruñí 

***

Estacione la moto en la entrada de "Mister Sandwich", después de todo no era tan temprano, ya que di unas vueltas a la manzana y aproveche de comprarme un sturbucks y coquetear con la cajera

Al entrar me encontré con el administrador, este me saludo y me llevo a su oficina.

Hoy sería la inauguración del lugar, yo atendería la caja así que podré charlar con las que vengan a comprar, con charlar me refiero a sólo guiñarles el ojo y listo, ya están babeando por mí. Siempre funcionó, bueno, casi siempre. La única rebelde fue Valentina.

¡Wow!, debo estar alucinando, de sólo pensar en ella la estoy viendo.

—Aquí tenemos a la famosa Jone —dijo mi jefe recibiendo a Valentina. ¿Qué mierda esta pasando?

—Derek, ven un momento —me llamó —Te presentó a la señorita Jone —Valentina tuvo la misma reacción que yo al verla —ustedes serán compañeros de trabajo —ambos abrimos los ojos como platos —bien, los dejo solos para que se conozcan, en 15 minutos empieza la inauguración, así que pónganse sus uniformes

—Así que tu serás mi sexy compañera de trabajo —dije una vez que el Sr. Smith se había retirado

—Estúpido —gruñó mientras tomaba su uniforme

El trabajo estaría algo interesante, no tendría una rubia, pero molestar a Valentina es mucho más divertido que acostarse con una

Valentina narra

Genial, primero mi shampoo se acaba mágicamente y ahora resulta que tengo que trabajar con el imbécil más mujeriego de la ciudad

Me puse mi uniforme que consistía en un polo rojo y un pantalón a rayas rojas y amarillas

El Sr. Smith me indico que yo sería la que lleva los pedidos, lo mejor será que me darán propina extra

Nueva casa, nuevas reglas¡Lee esta historia GRATIS!