Prólogo

479 52 4

Disclaimer: My hero Academia/Boku No Hero Academia - Historia realizada por Kohei Horikoshi

Aclaración: Historia Corta

Pareja: Todoroki Shoto x Bakugou Katsuki

Advertencia: Shonen-ai / Quizás OCC / iré subiendo el rating en caso se deba.

❆❆❆❆❆❆❆❆❆❆❆❆❆❆❆❆❆❆❆❆❆



Muchos años después, frente al llanto desgarrador que Bakugou le mostraba ante sus ojos, intentando en vano controlar la sangre que salía del cuerpo de Todoroki. Shoto recordó los momentos en el que se enamoró mucho más de él, susurrándole las palabras que se había callado por tanto tiempo, creyendo que seguiría a su lado por siempre.

Cuando entró a la UA, se le habían presentado un millón de situaciones a los que él no podía escapar, desde la pelea que tuvo con el chico explosivo, sumando al rescate de esté en el distrito donde combatió All might.

Habían pasado un par de años y las misiones en los que participaba al lado de Bakugou habían aumentado por decisión de los profesores, sintiendo las miradas rehuidas de Katsuki, dejándole una gran incógnita.

Dándose tiempo para asimilar la indiferencia que su compañero tenía con él, y el hecho del porqué le importaba demasiado, lo observó frente al salón, mientras él caminaba al lado de Midoriya.

En mitad del pasillo Bakugou hablaba con Kirishima, dando uno que otro grito mientras hacía chispas con la palma de sus manos. Siempre le pareció interesante el quirk que tenía, solo bastaba con el sudor que desprendía de su cuerpo para activarlo, y de pronto intentó imaginarlo, de la mano con su futura pareja, con los nervios de un primer beso, y una explosión que haría volar a ambos.

—Yo podría con ese poder. — susurró en voz baja, casi imperceptible por Midoriya que lo acompañaba. Haciendo que él lo mirara con interrogante y lo viera con duda.

—¿Decías algo, Todoroki?

Shoto negó rápidamente, caminando a la par de Izuku e intentando ignorar a las personas que estaban frente a la puerta, escuchando un "Deberías decirle" por parte de Kirishima y a un Bakugou tomándole de las solapas de la camisa para darle una certera explosión en la cara, evitando así que continuará hablando.

—¡Muere, maldito!¡ No vuelvo a decirte estás cosas en mi jodida vida! —Bramó con odio mientras Kirishima se recomponía de la explosión que casi quemaba sus cabellos, evitándolo con el uso de su quirk antes de que su amigo se vuelva un pirómano.

—Callarse no es de hombres, Bakugo. — Kirishima lo miraba con el rostro compungido mientras agitaba sus manos para dispersar más rápido el humo, escuchando como Katsuki chistaba entre dientes y lo dejaba solo, huyendo hacia el salón.

Aun tosiendo por el humo, sintió a Kaminari acercarse a él para brindarle ayuda, susurrándole algo al oído, asintiendo con pesar y después negando con la cabeza sabiendo que su amigo iba a ignorar el sentimiento que cargaba ya en su pecho.

La terquedad de Bakugou, era una de sus grandes virtudes. A pesar de que pudiera ser esquivo con sus sentimientos, y rechazara a cada persona que pudiera alejarlo de la meta en ser el número uno, no podía evitar la incomodidad que sentía cuando Todoroki estaba cerca de él. Porque Kirishima se sorprendió cuando se dio cuenta. Bakugou no era el mismo desde hace un tiempo, caminando a paso veloz junto a él cuando sentía la presencia de Todoroki cerca de ellos, o la molestia de su voz cuando este se daba cuenta que Shoto iba a casa junto a Midoriya.

Oportunidades¡Lee esta historia GRATIS!