CAPITULO VI

586 103 25

★ "OCURRENCIAS" ☆  

POV SUNGGYU

Después de aquella cena, me había sentido avergonzado. Mi madre le estaba contando toda mi vida a un completo desconocido, bueno no tan desconocido, pero no éramos completamente nada. Había sentido mis mejillas sonrojadas cuando él se había dedicado a abrazarme por la cintura, y aquel beso accidental que había provocado estragos en mí, me había provocado que mi corazón se agitara, que me pusiera nervioso cuando se me acercaba.

Deje las llaves en la pequeña mesa que se encontraba junto a la puerta una vez que llegue a mi hogar, me desabotone los tres primeros botones y me deje caer en el mueble, pensando en todo lo que había pasado, aquellas palabras que mi madre me había susurrado una vez que me despedí.

"— él es el indicado, no lo dejes ir Gyu —"

Negué de repente, ¿Por qué pensaba en aquello? No es como si lo iba a contratar de nuevo, después puedo decirle a mi madre que está ocupado, o no tiene tiempo si quiere verlo de nuevo, podría poner cualquier excusa.

Sonriendo cuando mi madre dejaría a un lado las estúpidas citas con ese chico que me iba a presentar, me incorpore para darme una ducha relajante, no quería pensar en nada de lo que había ocurrido, cuando aquel casi beso llego a mí, haciendo que abriera con rapidez mis ojos.

Había olvidado aquel pequeño detalle, casi besaba a WooHyun, deje salir un suspiro para terminar de bañarme y disponerme a salir, tenía que olvidarme del día de hoy, olvidarme de lo sucedido y sobre todo olvidarme de WooHyun.

Hoy sería el último día que vería al menor, pero me había equivocado, al día siguiente me encontraba en camino para la casa de WooHyun, mi madre me había insistido en que llevare de nuevo al menor a comer, muchas veces le dije que no era posible aquello, ya que él estaría ocupado. Y lo único que pude inventar era que estaría ocupado con su pequeña hija, mi madre no dudo en que invitara a los dos. Me negaba hacerlo pero aquello me hizo que ahora mismo estuviera marcándole al menor para ver si estaba en su casa.

"— si no viene para la comida, me das entender que es un simple farsa Kim Sung Kyu—"

No entendía a mi madre por qué tanta insistencia en que encontrara pareja, podía buscarla cuando quisiera, por el momento aún era joven y quería vivir mi vida sin emociones fuertes, pero todos mis amigos decían que al estar todo el día en el trabajo me hacía algo viejo y enojón.

Deje salir un suspiro para tomar mi teléfono y llamar al menor de nuevo, iba hablar cuando una pequeña voz contesto, ¿sería su hija?

— Hola papa está afuera ¿Quién habla? — pregunto con curiosidad —

— Soy un amigo de tu papa — susurre bajito, escuchando un pequeño gritito —

— Papa nunca lleva amigos, estará encantado de recibirte —

Sin más termino la llamada, reír por aquello para estacionar el auto enfrente de la casa de WooHyun y adentrarme, esperando que mi presencia no le molestara, pero fue todo lo contrario me dejo entrar, conociendo por primera vez a su pequeña, cuando aquel apodo llego a mis oídos.

"Hámster"

Aquel apodo que mi hermana se encargaba de recordarme a diario, pero en ella se miraba adorable, eran tan parecido a WooHyun, sus ojos cafés eran con los de él, sacándome de mis pensamientos cuando él pregunto sobre mi visita. Terminando por contarle todo lo que estaba pasando, mire su rostro serio, pensando cual forma más amable en rechazar y la iba a respetar.

Hombre de compañía¡Lee esta historia GRATIS!