Prologo.

12.3K 780 1K

-Kai visita a Nee en el hospital-

—Gracias por permitirme verlo, Señor Payne.

El alto hombre castaño le sonrió con dulzura—. Dime Liam, Kai, no soy tan viejo. —abrió la puerta de la habitación y le hizo un gesto—. Puedes venir a ver a Nee cuando lo desees, estoy seguro de que ya esta aburrido de ver siempre los mismos rostros y charlar con alguien que no sea de la familia, le vendrá bien ahora.

Mordisqueandose el labio, Nee asintió—. ¿Puedo preguntarle algo?

—Seguro, ¿de que se trata?

—¿Que fue lo que sucedió con Nee? Nicky me lo explicó por telefono, pero él suele exagerar las cosas a veces y... —se encogió suavemente de hombros—. ¿En realidad le dispararon?

Liam asintió suavemente—. Lo hicieron. Es una historia... complicada, tal vez, él pueda explicartelo luego.

Quería preguntar quién lo había hecho, pero recordando lo poco que había logrado captar de la conversación con Nick, decidió que no era su asunto. Con un movimiento de cabeza, arrastró los pies hacia la habitación, dando un par de pasos dentro antes de que la puerta se cerrara detrás de él.

Nee estaba recostado en la camilla, lucía un tanto pálido y su cabello era un desastre de ondulados mechones en todas direcciones. La parte superior de su cuerpo estaba descubierta, un gran bendaje blanco rodeaba su brazo y parte de su pecho, dandole un aspecto vulnerable que Kai no había conocido en él aún.

Las pesadas pestañas se movieron, parpadeando, antes de que los oscuros ojos ámbar le devolvieran la mirada—. ¿Kai?

Una pequeña sonrisa se hizo paso en su rostro ante la ronca voz—. Hey, revoltoso —se acercó más—. Me dijeron que te metiste en un lío.

—Soy un chico malo, deberás acostumbrarte a esto, Kai, no puedo evitar los problemas, ellos vienen a mi.

—No me digas —bufó.

—No te preocupes, también soy como Superman —le dedicó un guiño—. He sobrevivido a una bala, soy invencible.

Kai miró el vendaje nuevamente y se estremeció—. No comprobemos esa hipotesis, ¿si?

—Eres un aburrido.

—Que salgas herido no es mi definición de diversión —con un pequeño salto, se sentó en el borde de la camilla y lo miró—. ¿Que fue lo que sucedió contigo? ¿Y porque tienes un moreton en la mejilla?

—Oh, eso —tocó el lugar donde la piel se había tornado morada—. Eso no tiene nada que ver con lo que me sucedió en el brazo.

—¿Entonces?

—¿Entonces qué?

Kai rodó los ojos—. ¿Que te sucedió en el rostro?

—Ah, golpeé a un idiota, el idiota tenía amigos, ellos me golpearon a mi y yo tuve que devolverles el favor.

—En resumen: te metiste en una pelea.

—Ellos empezaron.

—Tu no tenías porque seguirlo, entonces. —solucionó.

Nee le frunció el ceño—. Solo quería ayudar —se defendió—. Pensé que podía sacarles la idiotez a golpes, pero no funcionó.

—Me alegra que puedas ser así de bondadoso. —murmuró sarcasticamente.

—Lo sé, soy demasiado bueno para este mundo.

Apretando los labios, se negó a sonreir e incentivar al joven a seguir ese camino—. Si puedes adularte a ti mismo, entonces creo que estas mejor de lo que pensaba. Por lo que Nick me dijo cuando hablé con él, pensé que estabas al borde de la muerte.

Desde que te vi |Kai/Nee|¡Lee esta historia GRATIS!