XLII

1.4K 83 5

Desconocido POV

— Todo va bien por lo que me dices —dijo sonriendo.

— Sí, pero ahora debo acercarme más a ella —dije pensando en como lo haría poco a poco.

— Debes intentar que confíe en ti —dijo recostándose en su silla —. Además de hacer que se fije en ti.

— ¿Qué pasa si solo me ve como una amiga? Te recuerdo que está con Camila —dije un poco insegura.

— Siempre ha estado con muchas chicas, no debería ser difícil —dijo tranquilo.

— Lo sé, pero es la primera vez que sale con alguien —dije haciendo que frunciera el ceño.

— Haremos que la deje. Ya sea voluntariamente u obligada —dijo sacando un cigarro de la cajetilla que tenía en la mesa —. De todas formas no es ella la que me interesa, sino Mike Jauregui.

— ¿Estás seguro de lo que quieres hacer? —dije lo que pensaba.

— Desde el principio supe que no sería fácil estafarlo y quedarme con toda su empresa, pero no era la primera vez que lo hacía así que me confié de eso y al final todo salió mal —dijo con un tono amargo —. Por culpa de eso me quitaron todo y estuve seis años en la cárcel. Descubrieron cada una de las estafas que hice y no pude defenderme por la cantidad de pruebas que se presentaron de todas las empresas a la que había engañado. Estoy seguro de querer acabar con el.

— Está bien, Jack. Lo único que espero es que no te descubran porque eso significaría que yo también tendría problemas —dije con un suspiro.

— Tranquila, esperemos que no sea así. Haré lo que sea para conseguir lo que quiero y darte tu parte del dinero por ayudarme —dijo juntando sus manos encima de la mesa.

POV Lauren

Llegué al gimnasio y Alexa ya estaba ahí esperándome. Ya eran tres semanas desde que veníamos sin falta a hacer ejercicio juntas. Se había convertido en una rutina.

— Hey, ¿qué tal? —saludé y ella sonrió al verme.

— Pensaba que no ibas a venir hoy —dijo dándome un beso en la mejilla y me sorprendió que lo hiciera, pero no le di importancia.

— Me quedé dormida, aunque no he tardado mucho —dije mientras caminábamos a las cintas de correr.

Estuvimos dos horas haciendo ejercicio como siempre y después salimos del lugar. Adam estaba esperando, esta vez había preferido no estar con nosotras.

— Nos vemos esta tarde, ¿no? —dijo Alexa.

— Si, te escribiré para decidir donde vamos —dije bebiendo un poco de mi botella de agua.

Nos despedimos y nos subimos en nuestros respectivos coches.

Me dí una ducha larga con agua fría cuando llegué a casa. Tenía mucho calor y más después de haber estado haciendo ejercicio.

Después de ponerme ropa cómoda me tumbé en la cama para enviarle un mensaje a mi novia.

Lauren: Ya estoy en casa. Hoy estuve haciendo más ejercicio.

Camz: Descansa, bebé. Podríamos vernos en la tarde si quieres.

Lauren: Quiero verte, pero había quedado esta tarde con Alexa.

Esperé impaciente su respuesta porque no sabía como se tomaría aquello. No quería que se pusiera celosa.

Camz: Está bien. Ya nos vemos otro día.

Lauren: ¿Te parece bien?

Camz: No tengo ningún problema en que salgas con ella. Es tu amiga.

Lauren: Pero no quiero que estés celosa y pienses mal, Camz.

Camz: Confío en ti, Lern.

Lauren: Podríamos ir a cenar porque solo estaré un rato en la tarde con Alexa.

Camz: Me parece bien.

Seguimos hablando de que habíamos hecho estos días. También lo hacíamos por el grupo en el que estábamos todas, pero ahí de temas graciosos. Vero y Dinah acostumbraban a decir tonterías que nos hacían reír a todas.

***

Alexa me hablaba de una serie que le gustaba mucho mientras caminábamos por la ciudad.

— Quizás la vea y si me gusta podemos hablar de ella —dije haciendo que sonriera.

— Ya me dirás que te parece —dijo antes de que entráramos a una tienda.

Seguimos paseando una hora más hasta que decidimos sentarnos en un banco de una plaza.

— ¿Cómo van las cosas con Camila? —preguntó de repente.

— Muy bien —respondí con una sonrisa al pensar en mi novia.

— ¿Te gusta mucho? —preguntó curiosa.

— No sólo me gusta. Va más allá de eso. Es la primera vez que salgo con alguien y me lo estoy tomando en serio —dije sincera, haciendo que ella asintiera sin ninguna expresión.

No volvió a sacar el tema el resto de la tarde. Volvimos a pasear por la ciudad, pero esta vez cerca de donde habíamos dejado aparcado los coche para no tener que caminar mucho a la hora de irnos.

— Ya es casi de noche. Si no tienes nada que hacer, podríamos ir a cenar —propuso con una pequeña sonrisa.

— Lo siento, pero he quedado para ir a cenar con Camila. Será en otra ocasión —dije mirando la hora para asegurarme de que iría a recogerla justo a tiempo.

Alexa no dijo nada al respecto. Incluso estuvimos en silencio hasta que llegamos al lugar donde estaban los coches.

— ¿Pasa algo? —pregunté con el ceño fruncido porque no había dicho nada desde que le dije que no podía ir a cenar con ella.

— No, nada —dijo desviando la mirada y moviendo nerviosa las llaves del coche entre sus dedos.

— Es obvio que si —dije apoyándome en mi coche.

Me miró fijamente durante unos segundos y de pronto se acercó a mi tomando mi cara entre sus manos y besándome sin previo aviso. No tuve tiempo para reaccionar porque se apartó rápido de mi.

— Me gustas, Lauren, y me da igual que tengas novia —dijo antes de irse casi corriendo a su coche que estaba a unos metros del mío.

Me quedé estática en el mismo lugar, viendo como subía rápidamente a su coche y se iba.

No sabía que pensar al respecto, ni como tomarme lo que me había dicho. Además de haberse ido así sin más como si esto fuera una película o algo por estilo.

Subí a mi coche y me quedé unos minutos pensando. Tendría que hablar con ella y dejarle en claro que solo la veo como una amiga.

Me puse el cinturón de seguridad y conduje en dirección a la casa de Camila.

Loving You Despite The Obstacles | CAMREN¡Lee esta historia GRATIS!