Capítulo 38: Sorpresas

18 0 0

—¡¿E-E-Eres... un chico?! —inquirí completamente shockeada.

—Jeje, sí —contestó In Ha riendo.

—N-No me di cuenta para nada... —murmuró Geun Suk recuperándose de tal descubrimiento— Pero, ¿por qué te vestiste de chica? —preguntó confundido.

—Pues, es una historia muy graciosa, en realidad... —empezó a contar el ex-prometido de Geun Suk— Resulta que mi madre esperaba una niña, estaba tan entusiasmada que antes de que tuviera al menos siete meses de embarazo ya había comprado montones de ropa, hasta la decoración de mi cuarto era de niña, los juguetes, etc. Sin embargo, nací yo y sus deseos se vieron destruidos, pero ella quería tanto una niña que decidió que yo sería una. Así que por eso desde pequeño fui vestido con ropas de niña y rodeado de ese tipo de cosas. A papá no le importó puesto que mi mamá es la mujer de su vida y está dispuesto a hacer lo que sea por ella, por lo que no puso objeción a sus deseos. —Explicó calmadamente.

Todos los presentes en la habitación nos quedamos pasmados por lo que nos contó.

—Sus padres están locos... —soltó Kima con los ojos entrecerrados.

Le pegué un codazo.

—¡Oye! ¡No seas irrespetuoso! —le reñí en voz baja.

—Vaya... Debió de ser duro... —dijo Geun Suk— ¿Nunca le dijiste a tus papás que te disgustaba hacerlo?

In Ha cambió su expresión a una de sorpresa y siguiente a esto comenzó a reirse a carcajadas.

—¿Q-Qué con esa reacción? —replicó el modelo.

—Es que no me molesta vestir de mujer —respondió In Ha con naturalidad—. De hecho, ¡me encanta hacerlo! ¡Amo ser el centro de atención de tantos hombres! ¡Y además me veo muy mona vestida así! —sonrió como si nada.

Mi boca formó una redonda "o".

—¡¿Osea que planeabas casarte conmigo mintiéndome de tu verdadero sexo?!

—¡Claro que no! Tampoco soy tan malvada, ¿sabes? —protestó In Ha— Pero quería primero conocer a mi prometido para ver cómo era en persona. —Exclamó al tiempo en que se levantó del sofá y caminó en línea recta acercándose hasta Geun Suk.

No sé si sería por instinto o sexto sentido o cómo lo llamen, pero Soo Hyun-san inmediatamente se hizo delante de su pareja, como si lo estuviera protegiendo. In Ha no pasó desapercibido esto, se detuvo a escasos centímetros de ellos y empezó a reírse a borbotones.

—¿Qué es esto? ¿Tratas de proteger a Geun Suk de mí? Jajajaja No puedo... —No podía parar de reír.

—¿Y qué si lo hago? —espetó Soo Hyun-san manteniendo su postura.

—Nada en particular, pero... no tienes que preocuparte por mí. No me van los chicos que son afeminados —replicó haciendo un ademán con la mano como diciendo "no, por favor. Paso".

—¿Qué? ¡No quiero oír eso del chico que se viste con ropas de chica...! —bramó irritado Geun Suk. 

«Tal parece que hirieron su orgullo... »pensé aún abrumada por la situación.

—Además —añadió In Ha—, ya me he flechado de alguien. —Replicó al tiempo en que agarraba a Kima de la corbata del uniforme y posaba sus labios en los de él.

Mis ojos se abrieron de par en par al igual que mi boca. Lo mismo con Geun Suk, hasta Soo Hyun-san se sorprendió ante tal acto. Y el mas sorprendido entre nosotros fue, por supuesto, Kima quién no se lo vio venir y lo agarraron con la guardia baja. In Ha se separó de Kima y posó un dedo indice en sus labios.

¡¿Comprometidos?!¡Lee esta historia GRATIS!