Parte XXVI

888 48 16

Sospecha

- ¿Qué Emilia qué?- exclamó Alex mientras terminaba los detalles de un nuevo diseño-

- Aquí no se puede trabajar- gruñó Amanda y sus tacones resonaron cuando dejó la oficina-

- Bruja- murmuró Alex con desprecio-

- así como escuchas… Emilia me habla… no mucho, a veces sigue siendo la pequeña que asiente o niega solo moviendo su cabecita, pero no te imaginas, me dice te quiero Alex, mi niña me dice mamá te quiero- la voz de Luce estaba cargada de emoción mientras hablaba con su compañero.

-y… linda, ¿él sospecha algo?- puso cara de tragedia y Lu se encogió de hombros-

-no lo sé Alex… pero, siendo honesta, a veces creo que sería buena idea preparar a Emi y quizás… contarle a Jared…- Alex tragó con dificultad. ¿iba Lucianna a ser capaz de contarle a Jared?

Amanda entró a la oficina con una sonrisa de oreja a oreja, llamando en seguida la atención de Alex y Luce. La rubia les contó que nuevamente Jared y Shannon estaban en el edificio, al parecer a arreglar los últimos detalles de ese “cambio de imagen” que Shannon había propuesto en un principio.

Luce se inquietó, Jared sabía que ella trabajaba allí. ¿Iba él a saludarla? “tonta” se insultó, era una estupidez estar pensando en eso…

- ¿Lucianna? – Grace, la secretaria pelirroja entró a la oficina de los diseñadores-

- ¡SI!- contestó alterada, Grace la había sacado de sus pensamientos-

- Te buscan…- Grace sonrió y Amanda frunció el ceño-

-¿Y quién sería?- Amanda preguntó fingiendo estar desinteresada-

- No es de tu incumbencia bruja entrometida- señaló Alex- ¿Quién busca a Lu?- preguntó susurrando cerca de Grace-

- Jared Leto- respondió la secretaria susurrando también, a lo que Luce reaccionó sonrojándose al máximo. ¿Qué quería Jared?-

- eh… voy – tragó con dificultad- enseguida- unas carpetas cayeron a sus pies cuando se puso de pie, se había vuelto un atado de nervios a lo que Alex sonrió levantando las cejas- no digas nada- amenazó Lu y salió junto a Grace-

Ahí estaba él, camisa a cuadros azul claro, jeans oscuros desgastados y una chaqueta de cuero abierta, unos bototos mal abrochados y el cabello largo atado de forma despreocupada. Su look desgarbado hizo que a Luce le temblaran las piernas y se regañara otra vez por estar dándole vueltas a algo que no iba a pasar jamás… ella y Jared juntos.

- Hola- dijo en voz baja y Jared volteó para saludarla-

- ¿cómo estás?- saludo de forma  cordial, estaba nervioso, lo que iba a hacer probablemente cambiaría su vida para siempre-

-bien… ¿y tú?-

-bien… bien… este, hay algo que quería hablar contigo-

- Jared, estoy trabajando ahora, no quiero tener problemas, lo que sea puede esperar- miró a los ojos de Jared y vio un  destello de desesperación en ellos, ¿qué estaba pasando?

- Luce… es importante, y no puedo esperar mas- su tono controlador hizo que Lucianna se molestara. ¿cómo podía pasar de ser encantador a un señor “yo hago lo que se me pega la gana”?-

- Mira Jared, sea lo que sea…-él interrumpió-

- ¿Emilia es mi hija? – murmuró para que sólo ella y él pudieran escuchar. Luce quería que la tierra la tragara en ese momento, no solo por la bomba que había lanzado Jared, sino por el escándalo que estaba haciendo en su trabajo. Los ojos de Grace y otros trabajadores estaban puestos sobre ellos. La actitud de Jared le iba a traer problemas, muchos problemas…

¡¿PERO QUE DEMONIOS ESTABA PENSANDO?! El escándalo no era un problema, tampoco perder su trabajo… Jared sospechaba que Emilia era su hija… ¿qué se supone que debía hacer ahora?

A little piece of heaven, a little piece of you¡Lee esta historia GRATIS!