Capítulo 33: Bocona

29.5K 2.2K 194

Desperté por las quejas de Chloe hacia Aarón por sus gases.

—Pero podrías levantarte e ir al baño, yo no me los quiero tragar—Dijo Chloe enfadada.

—Ellos tienen vida propia, no los controlo—Contesto Aarón adormilado.

Yo estaba en el medio de ambos, ya que son tres camas de un lado y dos del otro, yo estoy en el medio Aarón a mi derecha y Chloe a mi izquierda, frente a mi estaba Scott y Arianna.

—Déjenme dormir—Gruñí.

— ¡Aarón! —Le grito cuando el movió su manta para que saliera el olor.

Yo gruñí de nuevo y agarre mi almohada para irme a la cama de Scott.

Él seguía dormido al igual que Arianna.

Me acosté a su lado y me cubrí con su manta dejándolo a él sin manta.

— ¡La hiciste enojar! —Le gritó Aarón.

— ¿Yo? —Habló Chloe ofendida.

— ¿Por qué hay tanto ruido? —Murmuró Scott y abrió sus ojos para mirarme—No recuerdo haberme dormido contigo—Me susurró rodeando mi cintura.

—No me dejan dormir—Cerré mis ojos para dormirme.

Sentí sus caricias en mi mejilla.

— ¿Qué haces? —Susurré sin abrir los ojos

Él empezó a dar besos por alrededor de mi cara.

—No hagas eso—Murmuré y escuche su risa silenciosa.

Abrí mis ojos y estaba muy cerca de mí.

—Aléjate—Dije mirando sus ojos grises.

— ¿Qué? —Susurro sonriendo.

—Aléjate—Murmuré sintiendo como acariciaba mi nariz con la suya.

—No te escucho—Mintió.

—Si no te mueves romperé tu cara—Lo empuje levantándome.

Tocaron la puerta para después abrirla.

—Joven Dorsey, el señor Christian y la señora Katherine dicen que baje, ya que acaban de llegar los amigos diseñadores de Christian y quiere que usted y su amigo se prueben un traje—Dijo Oscar—Y para las señoritas también está la diseñadora de Katherine.

—Bajamos en un momento—Le respondió Scott. —Ya escucharon—Se levantó—Más vale que vayan o mamá se enojara—Fui al cuarto de baño de la habitación y lave mis dientes e hice mis necesidades.

Salí y Scott estaba en la puerta, mire atrás de él y no estaban los chicos.

—Fueron a los otros baños—Informó leyendo mi mente.

En un movimiento rápido me cargo enrollando mis piernas en sus caderas y cerró la puerta, Me senté sobre la mesa del lavado y me acerco a su rostro.

—Eres tan insistente—Rodé mis ojos.

—Pero te gusta—Metió sus manos por debajo de mi camisa acariciando mi espalda.

—Mientes—Me baje de la mesa y Salí del cuarto de baño, saque mi maleta y me puse un short de mezclilla con una camisa holgada negra.

Scott sale del baño con una toalla rodeando su cintura y con gotas de agua por sus perfectos abdominales tatuados.

—Lo haces apropósito—Murmuré.

El soltó una carcajada haciendo que sus pectorales se muevan.

Los chicos entran a la habitación y Scott se quita la toalla quedando en bóxer.

Luego de que se vistieran bajamos todos juntos.

—Hijo, mira Christian escogió unos trajes para ustedes y yo unos vestidos preciosos para tus amigas—Dijo sin demostrar ningún rasgo de felicidad.

Nos hizo pasar con su diseñadora que nos puso tres vestidos diferentes a cada una.

A Arianna uno de color turquesa que se le ajusta en el cuerpo y tiene pedrería, a Chloe uno morado largo con un escote de corazón en la espalda y a mí un vestido negro con corte sirena completamente liso y con un escote de corazón.

Me veía tan elegante y...Atractiva.

—Tengo una pregunta para usted, señora Dorsey—Necesitaba preguntarlo— ¿Por qué se ofreció a darnos vestidos de diseñador a nosotras? Se nota que no le caemos bien—Dije girándome para mirarla.

Ella miro como me quedaba.

—Porque no permitiré que mis invitados vean su asquerosa ropa de tienda en rebajas—Sonrió pero falsamente.

—Si tanto le molesta nuestra asquerosa ropa de tienda en rebajas porque nos deja quedarnos—Arquee una ceja retándola.

—No veía a mi hijo desde hace mucho tiempo y ustedes eran su condición, pero ahora me arrepiento de permitirlo, eres una bocona y no creo poder aguantarte—Hizo una mueca.

— ¿Quiere ver como esta bocona le parte la cara llena de Botox? —Me acerque amenazante.

—Tranquila, nena...Es la madre de Scott—Mire a Chloe—Luego.

—Quiero que sepa que a mí me da muy igual si es vieja o la madre de mi amigo...Si te metes conmigo te arrepentirás...Señora—Finalicé.

Ella rodó los ojos.

—Me gusta, Anna... Quítenselos y envuélvelos —Ordeno a la diseñadora.

Katherine salió de la habitación donde nos encontrábamos y yo gruñí.

—Yo quería ver como golpeaba a esa señora—Se quejó Arianna.

—Yo quería golpearla—Me puse de su lado.

—Todavía no, es el primer día y los vestidos son lindos—Dijo Chloe.

—Gracias—Le agradeció la diseñadora mientras sus asistentes. —Tu serias una muy buena modelo en mis desfiles ¿Eres modelo? —Me preguntó.

Los desfiles de moda me recuerdan a la zorra de Bianca.

— ¿Acaso tengo cara de que soy modelo? —Arquee una ceja y ella aparto la mirada.

Nos dieron los vestidos y nos vestimos.

Fui a desayunar con las chicas... Sería un largo día.

Internada Con El Diablo¡Lee esta historia GRATIS!