Capitulo 3

45 5 0

-¿Es que no hay un día en el que entre a esta casa y no estés bebiendo? –Caminé hacia él para quitarle el vaso de las manos para bebermelo de un trago.

-¿Qué quieres?

-¿Así es como me tratas? –Se llenó de nuevo el vaso para llevárselo a la boca.

-¿Perdona? Eso tendría que decírtelo yo ¿no crees? ¿O debo recordarte lo de esta mañana?

-Por favor, Arthur. ¿A qué crees que vine?

-¿Después de lo que me hiciste? Ja...

-¿Ah, si? –Me senté sobre la mesa a su lado abriéndo las piernas intencionadamente. –Te estoy esperando, Ar...

-Vas a volverme loco, nena.

-Eso es lo que quiero... –Me agarró fuertemente de las caderas pegándome a su pelvis bruscamente.

-¿La sientes?

-Mmm... –Acerqué la boca a su oído. –Estás tardando mucho...

Literalmente, su boca chocó con la mía metiendo su lengua rápidamente sin desenfreno.

-Me encanta que seas así conmigo.

-¿Si? Y yo que pensaba que a los vampiros les gustaba llevar el control...

-Por favor, solo hago eso con las demás. Tú eres diferente.

-Vaya, me alegro. –Sonreí cuando comenzó a bajar por mi cuello dejando rápidos y húmedos besos antes de olfatearlo.

-Cualquiera querría morder este lindo cuello ¿sabes?

-Cállate y sigue con tu cometido. –Alzó la vista buscando mis ojos para sonreír antes de romper mi camiseta para seguir bajando por mi estómago.

Yo misma desabroché mi pantalón bajando las braguitas para llevar su cabeza a mi zona central.

-¿Arthur, sabes dónde está... ¡Ay, madre! –Un grito hizo que abriera los ojos para encontrarme con la espalda de Kashya a unos metros. –¡Lo siento! No hubiera entrado de saber que estaban aquí...

-Dios, solo ignorala. –Murmuró desde lo bajo aún sin levantar la cabeza.

-Solo quiero saber dónde está Lizzie. No la encuentro por ningún lado.

-Para, para un momento, Arthur.

-¿En serio, Lorraine? ¿Otra vez?

-Tú hermana sigue ahí.
–Murmuré subiéndome la ropa para bajarme de la mesa. –Si quieres te ayudo, Kassy. Pero debes dejarme una camiseta...

-¡Claro! Me agarró de la mano para conducirme hacia su cuarto donde me dejó una camiseta de tiras.

-¿Dónde fue la última vez que viste a Lizzie?

FIRE¡Lee esta historia GRATIS!