Capitulo 2

55 5 0

~AL DÍA SIGUIENTE~

-¿De verdad? Porque yo te ví charlando con un chico.

-Sí, un poco pesado. –Dije resoplando. –Me hiciste ir para nada, haciéndome perder el tiempo.

-Anda, no seas exagerada.

-¿Qué no sea exagerada? –La miré intensamente a los ojos haciendo que su cuerpo se fuera petrificado poco a poco. –No vuelvas a llamarme exagerada.

-Lo-Lory

¡Ay! Esta imagen no sigue nuestras pautas de contenido. Para continuar la publicación, intente quitarla o subir otra.

-Lo-Lory... –Cerré los ojos unos segundos para sonreír.

-No iba a dejar que te pasara nada, tonta. Solo quería castigarte. –Nina me miró horrorizada mientras se llevaba la mano a la garganta. –Nunca olvides quién te enseñó a ser como eres.

-Aquí están mis dos brujillas favoritas.

-¿Brujillas? –Pregunté alzando una ceja. –¿Dónde estabas ayer?

-Por ahí. –Se sentó a mi lado dejando un beso en mi mejilla.

-¿Por ahí? ¿En serio, Arthur? ¿Tú estás por ahí mientras que yo me tengo que comer estos muermos de clases?

-Vamos, Lory. ¿Vas a enfadarte por eso?

-Claro que si. –Me puse de pie recogiendo mi mochila para salir de la cafetería.

-Oye...

-Déjame en paz.

-¿Estás segura de ello? –Sin pensarlo, extendí la mano hacia él provocando que este saliera disparado hacia las taquillas que habían a su espalda.

-No me sigas, Arthur. Te lo advierto.

-Guau... –Oímos decir a alguien desde el fondo del pasillo. –Que pasada... ¿Me enseñas a hacer eso?

Arthur rió como si de un chiste se tratara para acercarse al chico en menos de un segundo y tocarlo.

-No has visto nada. Ni siquiera sabes lo que estás haciendo aquí. –Lo soltó para volver a mi lado antes de que el chico parpadeara varias veces como si no supiera a dónde ir. –Arregla esas taquillas al menos.

-¿Quiéres dejarme en paz?

-Vamos, nena. Sabes cuánto me gusta que te pongas bruta conmigo.

-¿Ah? –En un chasquido de dedos, las taquillas volvieron a su estado original. –¿Contento?

-Estaría contento si estuviéramos ahora mismo haciéndolo en algún sitio indecente. –Sonreí traviesamente dándole el pase para que me llevara a algún lugar escondido.

FIRE¡Lee esta historia GRATIS!