Capítulo 2: ¿Izquierda o derecha?

22.1K 1.1K 24

Título completo: ¿Izquierda o derecha?; dedicado a IamTroya.

Al fin era viernes por la noche. Había quedado con Ally a las nueve y eran las ocho y media. Ya me había duchado y puesto un vestido negro de palabra de honor, me llegaba un poco por encima de las rodillas, cogí unos tacones también negros y un pequeño bolso, ondulé un poco mi pelo y me maquillé.

Miré el reloj y tan solo faltaban diez minutos, iríamos a una nueva discoteca. Ally decía que era genial y como yo había pasado mucho tiempo fuera accedí a su propuesta, ya me apetecía salir a divertirme. Durante esa tarde en el instituto pude reconocer ya a mis anteriores compañeros, algunos habían cambiado también pero era fácil identificar a la mayoría.

Justo cuando salía del baño sonó el telefonillo, lo cogí y abrí al ver que era Ally. Poco después ella estaba ya en el departamento.

—Hola —me saludó con dos besos en la mejilla.

—¿Comenzamos el tour? —pregunté divertida. Ella asintió emocionada ya echando un vistazo al hall. Le había prometido enseñarle el piso antes de marcharnos. La guié a la derecha, donde estaba la cocina, justo enfrente se encontraba el salón y delante de la puerta principal había un pasillo por el cual se extendían dos habitaciones  y un baño.

—Wow... —dijo al terminar. Dejé que curioseara hasta que dieron las nueve y media.

—Vámonos ya, Ally, si quieres cualquier otro día puedes quedarte a dormir —dije ya arrastrándola a la salida por lo que ella asintió emocionada.

Llevaba puesto un vestido rojo con unos tacones negros y bolso del mismo color, la verdad es que ninguna iba nada mal, sexy e incluso provocativas pero sin llegar al extremo de chicas fáciles; no enseñábamos demasiado.

Subimos a mi coche y seguí las indicaciones que Ally me daba sin problemas. Llegamos en un cuarto de hora ya que la discoteca no quedaba muy lejos de mi apartamento.

Al entrar pude sentir el aire cargado en mi cara y la música alta sonando. Antes no podía soportarlo, ahora era la señal de que era la hora de divertirse. Arrastré a Ally directamente hacia la barra pero después de coger su bebida se marchó con un chico al cual conocía. Me mordí el labio divertida al verla, no perdía el tiempo.

Yo me quedé un rato en la barra bebiendo mi cubata cuando se acercó el camarero secando una copa.

—Hey, preciosa, ¿eres nueva por aquí? —preguntó. Lo miré de arriba abajo, era bastante atractivo. Sonreí antes de contestar.

—Pues en realidad, no exactamente... —le conté que yo era de aquí pero me había mudado y cuatro años después aquí estaba de nuevo. Me entretuve un rato hablando con él hasta que terminé mi cubata y me dirigí a la pista de baile ya con la vista puesta en algún que otro chico.

Comencé a bailar sola pero poco después se me unió un joven moreno, lo miré sonriendo y bailamos bastante pegados durante un buen rato hasta que sentí unas manos en mi cintura atrayéndome al cuerpo del misterioso individuo. El chico moreno que estaba bailando conmigo se fue y yo junté mi espalda al pecho de su sustituto, la verdad es que podía sentir que tenía un buen cuerpo, joder si lo tenía... 

Cerré los ojos y subiendo las manos a mi cabeza me deslicé hacia abajo en un baile sensual, provocando al chico. Lo hice lentamente antes de volver de la misma forma hacia mi posición inicial y fue entonces cuando pude sentir sus labios en mi oído.

—¿Izquierda o derecha? —susurró moviendo ambas manos en mi cintura.

Izquierda o derecha ©¡Lee esta historia GRATIS!