Pasillos oscuros.

57 11 18

-Es un placer conocerla señorita -dijo Sebastian inclinandose de manera anticuada.

-Ya Sebas, déjala tranquila -le pidió Luis.

La chica me miro con una cara de sorpresa y confusión ante la actitud de mis primos, como si se estuvieran peleando por su mano... y en cierto caso, así era.

-Sebas, ¿que fue lo que pasó? -pregunto Albert señalandole de arriba a abajo.

-Claro, sera mejor que se pongan cómodos por que va a ser una historia larga... Todo comenzó cuándo escuche a varios guardias diciendo: "¡deténganse, alto ahí!" Y esas cosas, me asome para ver que pasaba y pude verlos a ustedes a lo lejos como eran secuestrados y a Bruno lo ponian a dormir, -solto una risa irritante, yo frunci el ceño y mire a otro lado. -como sea, Heidy se estreso, yo me altere, una locura, despues me puse a pensar... -yo aplaudi ironicamente burlandome de el. -Gracias Bruno, me puse a pensar en que es lo que haria en el juego de Hitman, "un disfraz" pense, busque al guardia que teniamos inconsciente en el baño, me cambie de ropa con el, tome su radio y ya estaba camuflado, ahora lo que tenia que hacer era encontrarlos, le dije a Heidy que se quedara en la tienda y se escondiera mientras yo los buscaba. Salí a buscarlos, pero no sabia donde estaban, entonces di vueltas por todo el estúpido centro comercial buscandolos, hasta que me conseguí con dos guardias hablando de unos prisioneros nuevos, me escondi tras una pared para escucharlos decir que un tal "Jorge" después bajaria al sótano y decidiria que hacer con ustedes, entonces vine corriendo al sótano para buscarlos, me tuve que esconder de algunos guardias patrullando para que no me vieran la cara, luego el radio sono: "Hernandez por favor dirijase a las bodegas para asignarle a un grupo de prisioneros nuevos", y luego el otro tipo dijo "¿por que tengo que cuidar a estos prisioneros? Las demas bodegas no tienen guardia", ahi me di cuenta de que la bodega en la que estaban encerrados era la unica con guardia. Luego los encontré, frei a este estúpido, -señalo al guardia caido- y los salve heroicamente. Ahora vamonos.

-Y... ¿todo eso lo hiciste basandote en el juego Hitman? -pregunte incrédulo.

-¿Quién dice que los juegos no sirven de nada? -dijo orgulloso.

Me asome al guardia que estaba tirado en el piso y pude notar que su placa del pecho tenia escrito su apellido "Hernandez", mire buscando su arma, me acerque para buscarla pero no la tenia.

-¿Buscas esto? -dijo Sebas, gire para verlo, traia un arma igual a la que yo tenia una px 380 en su mano. -tuviste la tuya, ahora esta es mia.

-Esta bien, quedatela, de todos modos tenemos que encontrar nuestros bolsos, ¿sabes donde los tienen? -pregunte.

-Hay un sitio al que llevan las cosas de los prisioneros para repartirselas entre los guardias. -dijo tsundere.

-¿Donde es? -pregunto Albert.

-No lo se, solamente escuche que tenian un sitio para eso. -respondio ella cortante.

-Tenemos que encontrar ese sitio y recuperarlas. -agrego Luis.

-Mas facil decirlo que hacerlo, hay guardias por todos lados. -informo Sebastian.

-Debe haber una forma de salir de aquí sin que sospechen. -comento Albert.

-¿Que tal si yo los llevo como si fueran mis rehenes? -añadio Sebas.

-¿Un guardia adolescente de 15 años llevando rehenes de 16 y 17 años? Avisenme cuando se les ocurra una mejor idea. - comento cortante la rubia.

-Eso es verdad -señalo Albert a la chica dándole la razón. -¿Que tal si yo tambien me disfrazo? Aprovechando que este sujeto sigue inconsciente.

Zombienezuela. ¡Lee esta historia GRATIS!