Me quejé cuando le eché un vistazo a mi celular luego de salir de mi última clase de geografía. El hecho de que odiara esa materia y tuviera seis llamadas perdidas de Mason no ayudaba a mi mal humor.

Lo llamé antes de que pudiera cambiar de opinión.

-  ¡Alisson! –me contestó Mason aliviado- ¿Por qué no me respondiste ninguna de mis llamadas?

- Perdona, he estado un poco ocupada..

- No hace falta que me mientas.

Hice una mueca, tenía que decirle a Kian que sus lecciones de mentira no me habían ayudado en nada al final.

- Siento que tenemos que alejarnos un poco –le contesté luego de unos segundos-

- ¿Es por el beso que nos dimos?

- No, no tiene que ver con eso –mentí, en realidad el beso era uno de los puntos de la lista por la que no tenía que seguir viendo a Mason-

- ¿Es por Kian entonces? –me preguntó él secamente-

Sentí un cosquilleo al escuchar su nombre. Vacilé y él tomó el silencio como un si.

- ¿Son una pareja ahora? –me volvió a preguntar-

- No, no lo somos.

Todavía no había descifrado lo que éramos con Kian. Ninguno de los dos le preguntó al otro sobre nuestra situación, pero sabía que ninguno de los dos nos considerábamos solo amigos.

- Escucha –le dije yendo al grano- Kian me contó todo sobre ustedes, lo de su hermana y por que se odian tanto..

- Y ahora él te metió en la cabeza que soy un hijo de puta y quieres dejar de verme –concluyó-

- No es por eso, no quiero dejar de verte por lo que ha pasado contigo y con Kian, no me quiero meter en sus problemas del pasado. Solamente que creo que este no es un buen momento para que nosotros estemos saliendo.

- ¿Por qué?

- Porque creo que las cosas se tienen que calmar, no quiero que se estén matando cada vez que se ven. No les hace bien a ninguno de los dos.

Mason suspiró.

- Alisson solo quiero que me contestes una cosa, y quiero que me contestes con la verdad ¿Puedes hacerlo?

- Si.

- ¿Te arrepientes de haberme besado? Y no empieces con que estaba borracho porque borracho o no, yo no me arrepiento de haberte besado.

Tomé una bocanada de aire. La verdad era que no. No me arrepentía del beso, pero la razón no era porque me había gustado besar a Mason, si no porque me hizo darme cuenta de que por la única persona por la que tengo sentimientos es por Kian, y que no quería estar o besar a otro chico que no fuera él.

- Mason no se como decirte esto sin sentirme horrible conmigo misma, pero me has dicho que te sea sincera y lo seré para que las cosas queden clara entre los dos.. él beso no significo nada para mi.

- ¿El beso? –preguntó la voz de Kian detrás de mi-

Cerré los ojos con fuerza. No hacía falta que viera su cara para darme cuenta que estaba a punto de perder el control. En ese momento quise que la tierra me tragara por miles de razones distintas pero a su vez todas esas razones tenían que ver con Kian y con la discusión que estaba por tener.

No sabía como cortarle a Mason así que le dije que me tenía que ir y finalicé la llamada antes de que me pudiera contestar algo. Sentía que el corazón me iba a salir del pecho cuando me di la vuelta y vi el rostro de Kian. Su expresión era entre decepcionado, enojado y sorprendido.

¡Esto es guerra! [Sin editar]¡Lee esta historia GRATIS!