Capítulo 10: Pre-boda

2.2K 221 195

SUMMER P.O.V.

- ¿Y si le doy un anillo de caramelo?

- Eres un imbécil. - le respondí riendo a Mangel.

Estábamos en la joyería esperando que le entregarán a Mangel los anillos para el matrimonio religioso. Ya había visto los de la ceremonia civil y eran preciosos.

Mangel estaba demasiado emocionado con las bodas. Sin duda, estaba actuando como la mujer, buscando más opciones y fijándose que todo estuviera bien.

Cuando por fin entregaron las argollas salimos del lugar y fuimos al centro comercial. A Mangel solo le faltaba un bañador, se irían de luna de miel a Punta Cana. Que envidia.

Paseamos al rededor de cuarenta minutos donde Mangel no podía decidirse en cual elegir. Al final terminó escogiendo uno con bananas. Bastante masculino, si.

- Ay, necesito ir al baño. - dijo Mangel haciendo un baile raro.

- ¿Qué? ¿Vas a ir a retocar tu maquillaje? - dije riéndome.

- Cállate maldita Summer. - dijo entregándome su móvil y billetera y corriendo en dirección a los baños.

Me senté en una esquina a esperar a Mangel y tomé mi móvil para pasar el rato.

Martina me había etiquetado en una foto en Instagram dónde salíamos bebiendo champagne en su despedida de soltera el pasado viernes. De tan solo recordarlo siento resaca otra vez. Fue una completa locura. Bebimos hasta que se acabó todo y la policía llegó a pedirnos que bajaramos el volumen de la música. Un chico disfrazado de bombero le hizo a Martina un baile muy sexy y todas ocupamos unos gorros con forma de penes. Una completa locura.

Por el lado de los chicos fue todo mejor de lo que esperaba. La chica que iría a hacer un baile que había contratado Max les canceló así que lo único que hicieron fue beber y hablar cosas de hombres.

Nicolás se unió al final y no pude hacer nada para impedirlo. Al final, el también sería padrino de la boda así que tenía que participar en las actividades. Según lo que él me dijo, no cruzó muchas palabras con Rubén y fue todo ordenado. Me alegré.

El móvil de Mangel comenzó a sonar mientras yo estaba viendo mi Time líne de Twitter y contesté sin pensar.

- Móvil de Mangel. - dije.

- Martina puedes preguntarle al Mangel si puedo ir con zapatillas a la boda civil. - dijo la voz de Rubén que reconocí de inmediato.

- No soy Martina, soy Summer. - dije. - Y definitivamente no puedes ir con zapatillas a una boda.

- ¿Dónde está Mangel? - preguntó ignorando mi comentario. - ¿Puedes darme con él por favor?

- Está en el baño. - respondí. - Pero en serio no puedes ir con zapatillas.

- Vale, lo llamo más tarde. - dijo ignorandome otra vez.

- Eres un imbécil. - dije.

- ¿Qué te pasa? - preguntó confundido. - No pedí tu opinión, sino la de Mangel.

- Eres un imbécil. - repetí.

- Bien, dile a Mangel que me llame. - fue lo último que dijo antes de finalizar la llamada.

¿Qué le pasa a este chico?

No lo he visto ni hemos cruzado palabra en 10 meses y ahora se comporta como un completo capullo. Terrible.

Mangel salió del baño y tocó una de mis mejillas con sus manos mojadas.

- Aún no aprendo a hacer pis. - dijo bromeando y se ganó un golpe.

DESCONTINUADA // ¿Qué hacemos ahora? - 3a temporada / Elrubiusomg¡Lee esta historia GRATIS!