Capítulo 13: Guerra de comida

32.1K 2.4K 86

— ¿No crees que ya es mucho? —Me preguntó Chloe mientras le echaba colorante rojo a la gaseosa de Scotty.

—Listo—Le dije y guardé el colorante. —Cuando llegues le dices que buscarás su comida y le das esta botella—Ella asintió y guardó la botella en su mochila.

—Hola ¿Ya prepararon sus cosas para el campamento de mañana? —Dijo Aarón sentándose a mi lado y Scott sentándose junto a Chloe. Disfruta esos dientes bonitos unos minutos más.

—Todavía no—Respondí a Aarón.

—Buscaré el almuerzo—Cuando Scott habló Chloe se levantó enseguida.

—Yo los busco—Dijo Chloe sonriendo, él asintió sin darse cuenta de mi nuevo plan y Chloe me guiñó un ojo volviéndose mi cómplice.

— ¿Estás entusiasmada por el campamento? —Bromeó Scott observándome.

— ¿Tu qué crees? —Ironicé haciéndolos reír.

Chloe llego con las bandejas y le dio a Scott la de él, él le agradeció sin saber lo que se avecinaba.

Lo que te espera, dientes bonitos.

El siempre presume de su hermosa sonrisa, es cierto, su sonrisa es perfecta, pero es irritante que hable tanto de ella.

Empezó a comer y abrió la botella, le dio un sorbo y solo eso bastó para que sus dientes se pintaran de un fuerte rojo, Aarón empezó a reír mirándolo y él frunció el entrecejo confundido.

— ¿De qué te ríes? —Preguntó como si Aarón se hubiera vuelto loco.

—Tus dientes—Habló entre risas y él sacó su teléfono para verse en la pantalla, su cara de espanto me hizo romper en carcajadas al igual que a Chloe.

—Estás loca—Estaba enojado e intentó limpiar sus dientes. Pero no logró remover mucho del intenso color rojo.

Reí con fuerza pero fui interrumpida porque él me lanzó su plato de espaguetis, no hizo eso...

Yo le vacié mi jugo en la cabeza.

— ¡Guerra de comida! —Gritó Aarón y todos empezaron a lanzarse comida entre ellos en la cafetería.

Agarre el puré de papa de Chloe y se lo embarré en la camisa sonriendo. Levanté mi mirada para verlo y tenía una roja sonrisa.

Me tiro líquido de su gaseosa en mi jersey blanco manchándolo de rojo. Eso costará removerlo.

Agarré toda la comida que pasaba por mi lado y se la lancé al igual que él a mí. Él era mi único objetivo y yo el de él.

— ¡Deténganse! —Gritó el director por los megáfonos creando un silencio en la cafetería. Todos se habían detenido de golpe.—Elizabeth Murphy, Scott Dorsey, Aarón Collins y Chloe Aspen, solicitados en dirección—Gruñí mirando a Scott.

Nos dirigimos a dirección los cuatro y entramos en ella después de ser recibidos por la secretaria la cual le preguntó a Chloe si no había vuelto a desmayarse.

Entramos y él estaba sentando en la enorme silla de su escritorio observando algo en su computadora.

—Hola, Balt—Saludó Aarón sonriendo.

—Tomen asiento—Dijo y nos sentamos— ¿A qué se debe la guerra de comida? —Preguntó soltando el bolígrafo que tenía en su mano.

—A esto—Esta vez habló Scott mostrando sus dientes rojos.

El director golpeo su frente frustrado de la misma situación.

—Adivino... ¿Murphy? —Me preguntó y yo sonreí asintiendo. — ¿Será que debo llamar a tu padre y hablarle de tu mal comportamiento?

¿A eso le llama amenaza?

—Si quiere le doy el numero—Le facilité sacando mi móvil, aunque se que ya lo tiene, especialmente porque son amigos.

—Tu padre me habló de tu situación—Se apoyó en el respaldar de su silla. —Chicos, no quiero más problemas—Nos miró. —Prepárense para el campamento, espero no verlos por aquí de nuevo.

Salí enojada de dirección y siento como Scott me carga en su hombro.

— ¡Maldita sea! ¡Suéltame, estoy furiosa! —Le grité— ¡No estoy para juegos, Dorsey!

—A la piscina—Ordenó Aarón riendo.

— ¡No! —Grité cuando nos dirigíamos al área de natación. Scott me lanzó en la piscina sin siquiera pensarlo.

Me empecé a ahogar ya que no sé nadar y me aterricé en la parte onda de la piscina.

—No se... Nadar...Hijo de perra—Hablé tosiendo y los chicos también se lanzaron, Scott tomó mi cintura levantándome.

Empecé a toser abrazándome a su cuello buscando el aire que me hizo perder.

— ¡Casi me matas! —Le grité golpeando su pecho.

—Casi—Sonrió cerca de mi rostro, no me lo puedo tomar en serio con los dientes rojos. Yo reí.—No te rías, tú me ayudarás a quitarme esto—Reí de nuevo y negué con la cabeza, él soltó mi cintura haciendo que volviera a ahogarme mientras intentaba volver a abrazarlo.

— ¡Te ayudaré! ¡Te ayudaré! —Me rendí y él me volvió a agarrar. Los chicos reían.

—Eres un tonto—Le murmuré recuperando el aire.

Él pasó su mano por mi muslo para que enrollara mis piernas en su cadera.

—No vuelvas a hacer eso—Gruñí.

—Tienes salsa en la cara—Pasó su lengua por mi mejilla y yo puse cara de asco.

—No me baño desde hace días—Fruncí mi nariz bromeando.

—Qué raro, porque sabes bien—Hice una mueca.

—Eso sonó asqueroso—Él mordió su labio aguantando la risa.

—Te dejé la mejilla roja—Empezó a reír sin poder controlarlo.

— ¡Aarón, ven a ayudarme! —Le grité y Aarón me cargó separándome del asqueroso de Scott.

— ¡Oigan! ¡Ustedes no pueden estar aquí! —Escuchamos al profesor de natación acercarse.

— ¿Escucharon eso? ¡Es hora de correr! —Gritó Chloe, todos salimos de la piscina y empezamos a correr a nuestras habitaciones dejando un rastro de agua atrás de nosotros.

Internada Con El Diablo¡Lee esta historia GRATIS!