Capitulo VII

1.2K 123 20
                                    




Capitulo VII "Resentimiento"

Por aquella puerta había entrado aquel horrible hombre junto al muchacho al que tanto deseaban ver. Pero ninguno de ellos aún sabiendo que si este volvia vivo se encontraría herido se esperaba verlo de esa forma.

Banchisa había aventado al castaño al suelo como si fuera cualquier basura. Se encontraba de pésimo humor y solamente había traído al otro de regreso a ese sitio por que la pruebas de ese día habían acabado.

Todos se  quedaron mudos ante la vista del menor  frente a ellos. Parecía que el tiempo se había detenido en ese lugar.

El muchacho que hace unas pocas horas atrás discutía con Reborn ahora se encontraba en un estado muy lamentable. La bata blanca que anteriormente le habían obligado a llevar ahora se encontraba teñida de rojo. Sus manos se encontraban muy heridas. Las palmas de sus manos tenían cortadas hechas por si mismo al cerrar los puños demasiado fuerte. Los anteriormente rosados labios se encontraban ensangrentados por los gritos que se contuvo mordiéndose los labios para no seder ante aquel hombre. Su piel blanca tenía numerosas cortadas, unas ya habían parado de sangrar y de otras aún brotaba aquel líquido rojo que todos los presentes ya conocían demasiado bien para su gusto.

Pero lo que dejo a todos en ese estado no fue solamente el estado físico en el que se encontraba en castaño. Era la expresión que tenía en esos momentos, el les sonreía cálidamente aún después de todo lo que le habían hecho en ese laboratorio.

El hombre de bata gruño al ver la mirada que le dirigía a los demás y se acerco al otro y lo pateo en su costado izquierdo.

-"¡Maldito!, te estas burlando de mi" - la patada había hecho que Tsuna se hiciera bolita y que los demás reaccionaran totalmente furiosos.

Todos trataban de romper los barrotes con los tenían presos y les impedía poder ayudar a Tsuna. Ese hombre era una escoria y todos los presentes tenían unas inmensas ganas de matarlo y hacerlo pagar por el sufrimiento que le causaba al muchacho y a las demás personas que se encontraban encerradas.

Hibari comenzo a patear la barras haciendo mucho ruido por el estruendo. Había perdido la cordura al ver el estado de su mejor amigo. Pero no lograba salir a causa del estado en el que se encontraba, antes de la llegada de Tsuna el había sido el último al que le habían practicado un castigo para "reformarlo" pero no había cedido ante el.

El científico vio burlon a los demás y puso las manos en los bolsillos de su bata mientras alzaba la cara viendolos prepotente - "Así que se preocupan por este mocoso" - se agacho y jalo los cabellos de Tsuna para que este viera las reacciones de sus compañeros.

Reborn se acerco a las barras y grito mostrando lo enojado y frustrado que se encontraba - "¡Quitale tus asquerosas manos!

-"jajaja son sobreprotectores con el mocoso"-  hizo que Tsuna le viese a los ojos - "¿qué tal si le contamos lo ocurrido en el juego de hoy?" - Tsuna abrio los ojos y contesto un silencioso No. - "¿Si?, esta bien, no te preocupes yo les digo por ti"-  giro la cabeza de Tsuna para que vea a los chicos.

-"ya conocen como son las "secciones" de un Cielo , ¿no es así?" - vio las miradas de odio que le dirigían. Byakuran veía sumamente enojado al otro porque sabia a que se refería, después de todo el lo vivió no hace mucho tiempo atrás; Pero el científico vio en especial la mirada de Reborn, este lo mataba con la mirada y aun que temblo ante esta volvio a sonreír para continuar- "al parecer dos de ustedes si y los otros se hacen una idea"

-"bueno, este mocoso aun que se ve muy débil resulto ser una pieza magnifica, el aguanto lo de 7 secciones en una"

Tsuna solto unas cuantas lágrimas y evadio la mirada de los demas, el no quería ver las reacciones de los otros. A el nunca le gustó preocupar a los demás.

LibertàDonde viven las historias. Descúbrelo ahora