Never Let Me Go

28 3 4

A veces me pongo a pensar por qué el odio ciega a las personas, por qué no permiten que su mente esté abierta a nuevas ideas. Diferentes.

Por qué el afán de aferrarse a la comodidad de la monotonía.

Por qué no simplemente pueden aceptar una forma de vida que no es aberrante, que no es algo que cause un apocalipsis dentro de sus vidas.

Mientras no los dañe, supongo que no hay razón por la cuál enojarse.

Todo estos pensamientos han permanecido en mi mente por aproximadamente 5 años, dando vueltas dentro de mi mente, como ropa centrifugando en una lavadora.

Sin poder salir o dejarme dormir como solía hacer.

Claro, que nada es como solía ser, aunque no me hubiera sucedido esto.

La vida está en un constante cambio, absolutamente todo sigue su curso y no se detiene por nada ni por nadie.

Nunca nada deja de pasar.

Creo que eso es algo de lo que algunas personas deberían reflexionar.

Sólo somos seres humanos.

Seres humanos que está en su naturaleza propia el sentir atracción hacia otros mismos, no veo el por qué de tanto revuelo.

Y todo esto se resume en términos sociales a una sola palabra:

Gay.

Homosexual.

Muchos emplean tanto tiempo en escupir insultos y ofensas hacia ellos, envenenando sus sentimientos de ellos mismos, tanto como los de los "gays".

Es una palabra un poco rara para algunos, algunos la emplean como un insulto, a algunos les da miedo; consciente o inconscientemente, porque es, tal vez, algo que ellos piensan que son, o pueden llegar a ser, o están en medio de ese cambio (lo que muchos llaman coloquialmente, decidir  "salir del clóset").

O algunos lo son pero lo esconden, dentro de capas y máscaras, por temor.

¿Temor?

Hay temores muy diversos. Desde temor hacia las arañas, hasta las ballenas o incluso el temor hacia los pies. Pero ¿cómo alguien puede tenerle temor a declarar su homosexualidad?

Fácil.

Sociedad.

Algo que solía ser, en términos de definición:

1. Conjunto organizado de personas, familias, pueblos o naciones.

2. Agrupación de individuos que cooperan con un fin determinado.

Ahora, la sociedad básicamente consiste en prejuicios, críticas, juicios y  estándares irracionalmente elevados para la aceptación de uno dentro de ella.

Un reino de tiranía.

El mundo y "la sociedad" empeora y se vuelve gris y las personas cada vez se preocupan más por cosas sin sentido, cuando a los pequeños (pero muy importantes) momentos, los hacen a un lado.

Claro, nunca ha sido "de color rosa", nunca ha sido, es, ni será perfecta; Pero la situación agrava con cada año que pasa.

La contaminación de un planeta del que ni siquiera somos dueños.

El asesinato de seres vivos, individuos, animales, incluso seres humanos.

Tomando la vida de otros como si fuera de nuestra propiedad.

Pero ese no es el tema.

Retomando lo iniciado, escribiré la historia de dos seres humanos, amando.

Así de simple.

No hay necesidad de poner etiquetas.

No hay necesidad de escándalo.

No hay necesidad de sentir odio, de tener una mentalidad morbosa.

No hay necesidad de la homofobia.

Mi historia.

No es precisamente una historia de amor, la mayor parte trata sobre eso, pero no es sobre todo lo que trata.

Entonces, si están de acuerdo, les narraré mi historia con un chico.

Y espero que puedan comprender, entender, o al menos que lo primero que hagan no sea juzgarla.

Gracias, esta es mi historia.

Never Let  Me Go¡Lee esta historia GRATIS!