For every story tagged #WattPride this month, Wattpad will donate $1 to the ILGA
Pen Your Pride

Capitulo 17: La primera Guerra (Editada)

13 1 0

Unas trompetas empezaron a sonar en el aire sobresaltando a Amets más de lo que ya estaba, giraron sus cabezas por donde provenía el sonido y vieron varias personas saliendo del castillo. Louis agarro su mano, que estaba algo fría, y comenzaron a correr; él estaba entre aliviado, porque Amets estaba con él y no permitiría que nada le pasara, y preocupado porque después tendrían que separarse de ella lo cual no estaba muy convencido de que pueda con eso. Pero Amets estaba preocupada al no saber el significado de las trompetas pero saber perfectamente bien que no era nada bueno aquel sonido.

Corrieron hasta llegar a la entrada principal donde corrían millones de chico con armas y, algunos, en busca de ellas. Amets noto que la mayoría salía al exterior y la otra parte se quedaba cerca de la muralla que separaba el castillo del pueblo, Louis la hizo avanzar hasta donde se encontraban las armas y tomo una espada para él, una que tenía mucho significado para el chico, y un arco para ella que instantáneamente se negó.

-Quiero la espada.

-¿Segura?

-Sí.-contesto firme sin saber de donde salió aquella seguridad cuando por dentro temblaba de miedo.

Louis le tiro la espada que había agarrado anteriormente y tomo otra para él, sabiendo que luego le contaría sobre el objeto.

-Ten, necesitas un chaleco sobre esa bata.

Amets no había notado que seguía con su pijama puesto, debajo de este tenía unas calzas así que decidió sacarse la bata y ponerse aquel chaleco pesado que Louis le estaba entregando. Sentía el viento en sus brazos desnudos pero no le interesaba mientras estuviera preparada para la pelea. Tomo unas botas que se encontraban al lado de los escudos y, así, ambos corrieron hasta donde se encontraba la puerta principal. Amets observo que había suficientes chicos en la puerta con las espadas en mano, en los dos lados de la muralla había arqueros y 15 chicos con armas tras ellos, todos parecían estar en posición para atacar pero se encontraban quietos... Serenos.

El castaño llamo su atención agarrando su mano para darle una caricia con el pulgar antes de mirarla por ultima vez, los dos asintieron comprendiendo que tenían que separase y cada uno se dirigió a la parte superior de la muralla, ella para el oeste y él para el este. Louis estaba totalmente preocupado por aquella chica, pero ella se sentía perdida entre tanto alboroto; el entrenamiento era fácil... Pero esto era una guerra, su primera guerra.

Cuando Amets por fin logro subir la muralla noto que Annabeth se encontraba con el arco en mano pero apuntando el suelo, Loham atrás de ella con la espada mirando un objeto que no existía. Se coloco al lado de ella sonriendole cuando se percato de su existencia.

-¿Lista?

-Sí...-dijo algo dudosa después de unos segundos.

La guerra había empezado, Amets la invoco y no había vuelta atrás. La primera señal de vida fue cuando lanzaron la primera roca gigante que choco contra una de las tantas torres del castillo. Eso hizo que todos sintieran el temblor bajo sus pies haciendo difícil el equilibrio por unos pocos segundos.

La castaña no sabía si temblaba por miedo o por el frió que hacía, las dos posibilidades eran bastante correctas y más aún la primera. Suspiro cuando escucho como los ladrillos caían peligrosamente obligando a algunos de los Landanienses a salir de sus puestos y colocarse en otros, desorientandolos un poco.

La segunda roca venía directamente hacía donde se encontrabas las chicas provocando que Annabeth, una de las líder junto a Louis, gritara que bajaran todos los presentes. Amets reacciono algo lento pero al fin movió sus pies, aunque más que nada la estaban arrastrando, empujando y golpeando para que avanzara. La piedra cayo rápidamente y fue cerca de la posición Amets, quien intentaba recomponerse de un golpe que le dio alguien en la desesperación de salir lo cual termino por tirarla al suelo. Cuando pudo levantarse el piso tembló bajo ella y de pronto el suelo cayo consiguiendo que Amets gritara, como pudo, se tomo del borde que estaba desalineado haciendo que sea más difícil el trabajo de mantenerse agarrada.

Dark Dreams¡Lee esta historia GRATIS!