Capítulo 4

2.7K 144 7

V's pov.

Estúpido Jungkook, ¿qué hace con Ari?. Eso, eso, vete. Ví como se alejaba y pensé en acercarme y aprovechar la oportunidad de llevarmela por ahí. 

-Hola, preciosa.-Esta se estremeció.

-V.. me asustaste.-Dijo girando la cara.

Estaba tan cerca de mí. Miré sus labios y noté como ella se ponía nerviosa. Está es la mía, pensé.

-Que labios más bonitos tienes.-Dije acercándola más a mí.

-Ya, me lo dicen mucho.-Rió nerviosamente.

-¿Sí?.-Fruncí el ceño.

-Claro que no, tonto.-Volvió a reír nerviosamente.

-¿Me dejarías besarte, preciosa?.-Me acerqué más a ella.

-Ari, toma esto.-Dijo una voz masculina.

Mierda, mierda y mierda, maldito Jungkook. Me separé bruscamente, lo miré de reojo y volví a mirar a Ari que estaba algo nerviosa.

-Después del colegio me esperas.-Dije secamente.

Estúpido que soy, pensé. Volví hacia mi grupo y me senté sin apartar la mirada de Jungkook y de Ari. Él le hacia reír mientras yo estaba aquí, lo volví a maldecir. Ari notó como la miraba pero yo intentaba ''disimular'', no lo hacia muy bien que digamos. Suspiré, odio esto, ¿qué me está pasando? Soy Taehyung, tío. Necesito despejarme de todo esto. Busqué a Hyuna, ella sabría como despejarme, claro que sí. 

-¿Hyuna? Esta tarde quedamos tú y yo, solos.-Dije seco.

-Claro.-Me abrazó.

Le correspondí el abrazo pero noté como Ari nos miraba así que la pegué más a mí y inspiré su olor. Tosí al hacerlo, agh, a qué huele esta.. El olor de Ari es mucho mejor, Ari, Ari, Ari y más Ari. ¿Quieres parar Taehyung? Así no consigues nada.

Ari's pov.

¿Celos? ¿Tengo celos de la chica que está abrazando a V? Tal vez, no sé. Desvié mi mirada hacia Jungkook que estaba sonriéndome como siempre. Que mono, pensé. Tal vez debería empezar a conocerlo más. 

-¿Nos vamos?.-Dijo sonriente.

-Claro.-Me levanté y le sonreí.

Mientras salía sentí como una mirada se clavaba en mi espalda, miré de reojo y era él, V. Le sonreí falsamente y miré de nuevo al frente. Cogí de la mano a Jungkook y caminé, noté como estaba sonriendo, esto me hizo sonreír. Eran tan mono, tan achuchable, tan.. él. Definitivamente iba a empezar a conocerlo más. 

Escuché varios comentarios absurdos mientras caminaba de la mano con Jungkook pero la verdad no me importaba, era increíble este chico. El resto de mañana se pasó volada, Jungkook me invitó a salir después de clase con él y yo acepté por supuesto. Como dije antes, iba a empezar a conocerlo más y así iba a ser. 

-¡Te llevaré a un sitio precioso!.-Dijo entusiasmado.

-Pero que mono eres, Jungkook.-Sonreí, este se sonrojo y agachó la cabeza.

-Gra..gracias.-Dijo tímido.

-Bueno, tú dirás mi capitán.-Reí.

V's pov.

No vi a Ari en lo que quedó de mañana y al salir de clase aun menos, supuse que estaba afuera esperándome así que me dirigí hacia afuera a toda prisa. Jin me miró algo confuso cuando me vió medio corriendo hacia afuera, susurró algo pero no conseguí oirlo. Ya afuera, observé que no estaba Ari. ¿Dónde estaría? Lo mismo en el baño, pensé.

Miré el reloj, habían pasado más de 15 minutos y no aparecía. Alguien me tocó el hombro y me dí la vuelta.

-Tío, ¿a quién esperas?.-Dijo Jin.

-Pues a Ari, habíamos quedado en ir a casa juntos.-Dije serio.

-Vi a Ari marchar con Jungkook hace rato.

-¿Cómo? Espera, espera, ¿con Jungkook?.-Apreté mi mandíbula.

-Sí tío, nos vemos.-Dijo chocando mi hombro con su mano.

Me cagué en todo lo cagable. Estúpido Jungkook, estúpida Ari. ¡Agh! Pero por qué no me dijo nada, se cree que soy. Esto no va a quedar así, claro que no, no sabe quien soy yo. Que rabia tengo, necesito desahogarme, pensé. 

Me dirigí hacia mi casa, exactamente al garaje. Abrí la puerta y la cerré de un portazo, me quité la sudadera que llevaba y caminé hasta el saco de boxeo. Comencé a pegarle puñetazos descontroladamente. ''Maldito Jungkook'', grité. 

Ari's pov.

-Anda Jungkook, para.-Hice pucheros.-Me matarás con tanta cosquilla.

-¡Pero si no hago nada!.-Se justificó.

-En serio, para.-Le miré seria.

-Perdón.-Cambió de rostro.

-¡Idiota!.-Reí a carcajadas.

Este se hizo el molesto y no me dirigió la palabra por ¿un minuto? creo que no llegaba a el minuto. ¡Ay! Pero que mono eres Jungkook. Miré mi reloj y me fije en que era tarde, recordé que tenia que haber esperado a V en la puerta del instituto, mierda, maldije para mis adentros. Será mejor que me vaya para casa y rezo por que V no esté enfadado..

-Jungkook, mira que hora es, será mejor que me lleves a casa.-Dije levantándome.

-Claro, como quieras.-Sonrió.

Apenas me dejó en casa ví una luz procediente del garaje, caminé hacia allí sin darme cuenta, simple curiosidad supongo. Abrí la puerta y ví a V sin camiseta y dándole a un saco de boxeo. No se dió cuenta de mi presencia así que decidí entrar en silencio pero para mi ''buena'' suerte me tropecé con una lata de aceite y acabé entre los brazos sudados de V. Tenia un rostro inexpresivo, seguro que estaba enfadado, que tonta soy. 

-V.. yo, lo siento mucho.-Le miré fijamente.

-No importa.-Apretó la mandíbula.

-Oh vamos, si importa. Se te nota mucho que estás enfadado.-Dije sin apartar mi mirada de la suya.

-Será mejor que te vayas para adentro, Ari.

-Está bien.-Suspiré.

Caminé hacia la puerta pero alguien me cogió del brazo y estiro de mi. Quedamos pegados, aspiré su olor, era un olor muy macho, no me pareció asqueroso. Observé su pecho, subia y bajaba muy rápido, el mío estaba igual. Iba hablar pero él se adelantó.

-¿Por qué me haces esto?.

-¿El qué?.-Dije confusa.

-No lo sé, no lo sé ni yo mismo. Haces que me confunda.-Dirigió su mirada hacia mis ojos.

-Yo no hago nada.

-Si haces, preciosa.-Dijo acercando su rostro.

-Yo no hago nada.-Repetí.

-Deja de decir eso.-Dijo acortando la distancia que quedaba.-Tengo tanta rabia, dolor y ganas de besarte.

-Lo siento, de verdad.-Dirigí mi mirada a sus labios.

No sé que pasó pero sólo llegué a escuchar un ''no digas nada'' y ya estaban sus labios pegados a los míos. Me besaba lentamente, con dulzura. Pero algo hizo que se apartara de mi bruscamente, lo miré atontada mientras él miraba hacia otra parte. ¿Qué pasaba? Sin dirigirme la palabra, cogió su camiseta, abrió la puerta y pegó un portazo. Me dejó allí, atontada perdida por ese beso. Quería llorar pero no sabia de qué, supuse que de dolor o tal vez de felicidad. 

No more dream. {BTS-V}¡Lee esta historia GRATIS!