For every story tagged #WattPride this month, Wattpad will donate $1 to the ILGA
Pen Your Pride

Capitulo 7.

43 1 0

Pasaron semanas y Dylan no paró de hablar de lo mismo. Me trataba bien pero ¿eso era lo único que quería de mi?,¿despues que haria?,¿me dejaría?.

El me decía cosas bonitas como que jamás le había pasado con otras lo que tiene conmigo.

Llegó el primer partido de las clasificaciones,Mike y Dylan jugarían. Noa y Dylan vinieron a la casa. Me puse el uniforme de animadora y una cola alta. Fuimos directos al patio del instituto contrario con el que jugarían. Había mucha gente,estaba todo muy animado.

Empezó el partido y los chicos iban perdiendo. Las piruetas en las que me lanzaban al aire y a las que tanto temía al final salieron bien. Mike tuvó un accidente con otro jugador del equipo contrario y lo tuvieron que llevar al hospital urgentemente. Noa estaba preocupada pero no se marchó para acompañarle.

Los chicos remontarón y al final ganamos. Dylan estaba contentísimo,fué corriendo hacia mi y me cogío en brazos y luego me besó. Ese tipo de cosas que hacía me encantaba. Me sentía única y afortunada.

-Voy a las duchas,ahora nos vemos.-Me dijo mientras se marchaba.

-Vale,yo voy a lo vestuarios a cambiarme.

Me entretení hablando con las demás chicas del equipo y buscando a Noa que no sabía donde estaba. Seguro que se había ido corriendo al hospital tras acabar el partido.

Era tarde y ya casi todos se habian ido y yo aún no me habia cambiado. Fui lo mas deprisa que pude a los vestuarios,pero allí escuche ruidos. Fui andando paso por paso para descubrir que pasaba. Me asomé por una de las columnas y no pude creer lo que mis ojos veían. Noa estaba contra las taquillas encima de Rush,un jugador del otro equipo y que sí,era muy guapo pero,¿que hacía resfregandose con el?,debería estar con Mike en el hospital. No perdí tiempo en cambiarme y directamente salí afuera donde me esperaba Dylan.

-¿No te ibas a cambiar?.-Me preguntó.

-No,no...

-Bueno,nos vamos a celebrarlo con los demás a una botellona en la playa.

-¿No deberíamos de ir a ver a Mike?.-Dije mirando al suelo.

-Estará bien.

-No Dylan,llevame al hospital,si quieres tú te vas.

No respondió me llevó directa al hospital,estaba enfadado y justo cuando paró en los aparcamientos me gritó.

-No entiendo porque prefieres estar con el antes de estar conmigo.

-¡Esta en el hospital!,¡abre los ojos!,es tu amigo.

-¿Amigo?,lo único que le gusta es dar pena. Tu vete con el y cuidado con lo que haces.

-¿Como que cuidado?,¿no confias en mi?-Le pregunté.

-Ah claro,se me olvidaba,tu eres virgen y aún eres una niñita de mamá.-Dijo despreciandome.

Me limité al salir del coche e ir a la habitación dónde se encontraba Mike. Iba llorando,las palabras de Dylan se me clavaban como puñaladas en el pecho.Jamás nadie me había mirado de esa forma tan cruel.

Cuando llegué estaba Mike en la camilla con la pierna escayolada en alto.

-¡Hola que haces aqui!,que sorpresa,ya me empezaba a aburrir solo.-Dice.

-Hola,bueno quería ver como estabas.-Digo mientras me siento en la silla que esta al lado.

-Ei,¿que te pasa?,¿a que viene esa cara?.

-Nada,Dylan y yo hemos discutido. Creo que no le ha gustado nada que viniera a visitarte.

-Vaya...,el es así. Sophie,lo que te voy a decir es muy importante.Escúchame atentamente. Dylan es el chico que toda adolescente quiere. Tiene coche,casa,es guapo..,pero el problema es ese,todas babean por su culo. No quiero que te conviertas en una de ellas. Vales mucho más que para estar detrás de un tío y si te hace llorar menos todavía.

-Losé Mike,losé...

-Se lo de la noche que pasaste con el...,el no te puede obligar a nada.

-¿Que?,¿De que hablas?,¿como lo sabes?.

-Bueno,Noa me lo contó pero sin querer,se le escapó.

-No Mike,eso no es así. Se lo conté en confianza. Porfavor,no vayas a decirle nada a nadie ...

-Tranquila. Ser virgen no es malo,es más,creo que te hace diferenciar de las demás chicas. El chico será afortunado cuando ocurra.

Le sonreí. Pasaron los minutos y me preguntó por Noa,yo le mentí y le dije que no sabía donde estaba.

Memorias de una adolescente.¡Lee esta historia GRATIS!