Cap.-3

86 6 0

Después de la gran charla con mi madre sobre mi inaceptable comportamiento, a la que no preste atención ni por un momento, camine a mi habitación, una vez dentro, empece a hacer lo que mejor sabía hacer, tomar fotografías, desde la cosa más sencilla hasta la más interesante, después de una buena hora de tomar fotografías, me fui a dormir, no sin antes echarle un vistazo a la fotografía de Trixie.

Desperté y abrí lentamente mis ojos, aún estaba oscuro, voltee a ver mi teléfono, 5:49, no le di importancia y me estire como un gato, camine hasta mi armario y busque algo que ponerme, después de cinco minutos me decidí por un pantalón ajustado negro, una blusa que deja al descubierto mi hombro derecho de color roja y unos zapatos de color negro, deje la ropa sobre mi cama y entre al baño, el agua golpeaba mi cara y el aroma a coco y vainilla de mi cabello me encantaba, una vez termine de bañarme, me envolví en una toalla, salí del baño, y me vestí, mi cabello seguía húmedo así que me lo deje suelto, después de arreglarme con un poco de maquillaje, baje a la cocina donde se encontraban mis padres, mama cocinando y papá mirando su ordenador.

-¡Hola familia!-grite con entusiasmo, mi padre gruño y mi mama se limitó a asentir en forma de saludo, lo se, estaban molestos y cansados, que mejor forma de empezar el día que con un grito de tu única hija que siempre te da problemas.

-¿Qué quieres desayunar?-pregunto mi madre con la vista en su taza de café.

-Dos tostadas y no olvides la mermelada-dije nuestras me ponía de pie y me acercaba al refrigerador para sacar la leche y la mermelada.

-Ten, tu untalas.

-Ok, papá ¿puedes dejar aunque sea por un minuto ese maldito ordenador y desayunar como se debe?-pregunte un poco molesta, si hay algo que me gusta es comer en familia sin ninguna distracción, mi padre bufo pero aparto el ordenador y se puso a desayunar con nosotras-Así esta mejor.

-¿Quieres que te lleve al instituto o alguien vendrá por ti?-pregunto mi padre.

-Jenny vendrá por mi-dije después de haber dado un gran sorbo a mi baso de leche, me puse de pie y fui a lavarme los dientes.

-¡Terry, Jenny esta aquí!-grito mi madre.

-¡Ya voy!

Baje rápidamente las escaleras, me despedí de mis padres y subí al auto de Jenny.

-Hola.

-Hola, muestrame la fotografía-dijo ella con una gran sonrisa, ella es alta, pelirroja, de ojos verdes y tez blanca, sin dudarlo, saque la carpeta donde ponía todas las fotografías que he tomado con mi adorada cámara y tome la fotografía de Trixie junto a su séquito de descerebradas- ¡No puede ser, tienes que darme una copia de esta fotografía!

-Tranquila, tengo de sobra-dije con malicia, ahora si Trixie, pagaras por haberte metido con mi amada y querida cámara.

Después de un trayecto en auto lleno de risas, tonterías, canciones y chismes, llegamos al instituto, Jenny aparco el auto, lo apago y bajamos de este, amado, amado instituto, notese el sarcasmo.

-Hoy será un gran día, debería poner esta foto en el periódico escolar-dije mientras caminábamos hacia la entrada del instituto.

-Si, además de ponerla en internet, en el instituto, en playeras, en broches y demás, con esto, hundirías a Trixie más rápido que cualquier otro-dijo ella con voz soñadora, ella odiaba a Trixie desde antes de que fuéramos amigas, no sabía la razón, ella jas hablaba de ello, pero, si ella no quería hablar de eso, no la forzaría.

-Si, tien....¡ouch!-dije, de un segundo a otro, me encontraba en el suelo mientras sobaba mi frente con delicadeza-Lo sien...¿Peter?

-Hola preciosa-sonrió.

Fotografias¡Lee esta historia GRATIS!