For every story tagged #WattPride this month, Wattpad will donate $1 to the ILGA
Pen Your Pride

Capítulo 1.

36 4 1

*Flashback*

-Emma, por favor, vete.- me decía mi hermano, estaba muy mal, se veía herido, tenía mucha sangre a su alrededor formando un charco.

-Travis, no quiero irme, quiero quedarme aquí contigo y cuidarme.- Solté un sollozo. Le abracé como nunca. Nunca me quería separar de él, el siempre estaba a mi lado, me lo prometió.- Trav, quiero que te pongas bien, por favor, quiero tenerte conmigo siempre.

-Em, tranquila, no me voy a ir, estere siempre a tu talo, te quiero.- Susurró mi hermano.

-Trav…- Una voz me interrumpió. Se estaban llevando a mi hermano, no sabía dónde, era lo único que me hacia fuerte.

-Tiene que salir.- El hombre me cogió de la muñeca fuertemente y me llevo fuera de la casa. Mientras, estaba viendo a mi hermano como se lo llevaban en una camilla y lo metían en un ambulancia. Ese fue mi último recuerdo de él.

*Fin de flashback*

-Vamos Em, siempre tardas una eternidad.- se quejaba Kate.

Kate es mi amiga desde que llegue a Sydney, cuando paso lo de mi hermano, mis padres decidieron mudarse, ya que nos recordaba a mi hermano. Desde que se lo llevo la ambulancia no supimos nada de él. Cuando mis padres llegaron de trabajar, no sabía cómo contarles lo que había pasado.

Cuando se lo conté, su reacción fue como me lo había imaginado. Toda la familia destrozada. Me tuvieron que llevar al psicólogo debido,  a que  mi rutina diaria era estar en mi habitación encerrada escuchando música. Gracias a la ayuda de mi psicóloga, ahora me encuentro bien, estoy alegre con mi vida, me ayudo bastante.

Actualmente me encuentro bien, todavía recuerdo a mi hermano, y me duele mucho, pero lo superé.

Baje rápidamente las escaleras para encontrarme con Kate en la entrada, sinceramente, había tardado más de lo normal en arreglarme, íbamos a ir a una carrera en la que competía su famoso novio, Calum y su pandilla.

-Ya era hora ¿no?- Dijo Kate.

-Lo siento, sabes que tardo mucho y esas cosas, hoy no se qué te pasa, pero estas muy impaciente.- Gruñí.

-Hace dos semanas que no veo a Calum, ¿Sabías?

-Sí, si sabía, llevas hablando de él toda la semana.- Rodé lo ojos.- Venga vamos, que si no, no ves a tu querido novio.- Cambie de tema.

Kate sonrió y salió de la puerta. Me dirigí hacia el salón, para escribir una nota a mis padres.

“Estoy en casa de Kate, me quedare a dormir, si pasa algo, llamarme. Os quiero xx”

Cogí la chaqueta de cuero negra que me había dejado Kate, según ella, allí se vestía de esa manera, la verdad nunca había ido a un sitio como esos. No me daban buena pinta.

Entré en el coche de mi amiga y me puse cómodamente. Conducía más rápido de lo normal, pero tampoco íbamos tan rapido. Al fin llegamos y el ambiente no es que fuera muy bueno.

Andamos durante unos minutos y cada vez el mal ambiente se acercaba más, había chicas, bueno chicas o mejor dicho putas, todas llevaban unos pantalones cortos, que parecían bragas y un top.

Kate salió corriendo hacia donde se encontraba Calum, se subió encima de él poniendo las piernas alrededor de las caderas de Claum. Me iba acercando lentamente, para que tuvieran su tiempo para darse mimos.

-Hola.-Saludé. Se separaron y me miraron.

-Hola Em- Dijo Calum, la verdad me llevaba bastante bien con él, era un chico bastante divertido.- Kate, ven, corre conmigo en la carrera, se mi pareja, por fa.- Suplicó Claum a Kate. Vale, a ver, si Kate se iba, ¿Yo que haría? Pues ni yo misma lo sé. Kate asintió.

-Kate, ¿Con quién me quedo?.- Pregunté. Justamente cuando Kate iba a abrir la boca, Claum empezó ha hablar.

-Em, te puedes quedar con mi amigo Mike, o puedes ser su pareja de moto.- Dijo Claum. Espera, espera, espera, quería que me pusiera de pareja con un tio que ni siquiera conocía y encima en una carrera. Esto es una locura. Sin decir nada, Kate me llevo donde había un chico, parecía ser Mike.

-Mike, te dejamos con Emma, que no la pase nada, ¿Vale tio?- Dijo Calum mientras cogía a Kate de la mano.

-Está bien.- respondió y Claum y Kate se fueron donde estaban las motos.- Hola preciosa.- Fijo su mirada en mi.

-Hola.- Murmuré.

Too lateRead this story for FREE!