Capítulo 12.

27 3 0

Asique... Rudy era el chico rubio de la ventana. Algo en el interior de Ina comenzó a temblar, haciendo que su corazón palpitase con fuerza. Se sentía estúpida, no le gustaba Rudy, sólo esque no se sentía cómoda rodeada de chicos. Pero entonces...¿porqué lo había llamado? Él sólo se estaba asomando a la ventana, y tú gritaste-aclaró su subconsciente. Si ya, pero... ¿porqué?-preguntó ella. Recuerda que soy tú, Ina, yo tampoco lo sé- le recordó aquella voz. Ina volvió a cojer el libro, para distraerse mientras el chico de ojos azules venía. Leyó, no más de dos páginas, hasta que una voz entre aguda y grave la sacó de su sueño despierta.

-Hola- sonrió él, sentándose en una roca que había junto al sauce.

-Hoo...ola...-respondió Ina, tímida.

En menudo lio nos has metido, idiota-le gritó su subconsciente. Calla calla, ya pensamos algo-dijo ella, calmándose a si misma.

-Bueno... ¿hacemos deberes o algo?- le sonrió Rudy, parecía casi nervioso.

-Si... em... claro, voy a hacer el trabajo de literatura...

Sacó la carpeta de su mochila gris y empezó a escribir en una hoja apollada en ella. Rudy cojió una libreta y comenzó a resolver ecuaciones sobre ella. Pasaban los minutos y no se dirigían la palabra. Sólo se oían los bolígrafos recorrer el papel y los pájaros cantar. Ina paró un segundo de escribir, y levantó la vista para mirar a Rudy. Lo analizó minuciosamente. Tenía pecas casi transparentes repartidas por la nariz, los ojos azules cómo el cielo, rodeados de unas largas pestañas que hacían sombra en sus pómulos. Su pelo dorado y lacio le caía por la frente, y los músculos de su espalda se tensaban cuándo se encogía para escribir. Ina se relamió y después se mordió el labio.

-¿Me mirabas?- dijo el chico de ojos azules, sacándola de sus pensamientos.

Mi Pequeña Desconocida.¡Lee esta historia GRATIS!