Capitulo 11

75 3 0

Narra ______

Seguía tan metida en mi libro que no me di cuenta de la hora que era. Mis amigas aun no habían llegado, le mande un mensaje a Jude.

Mensaje para Jude:

_____: Hey Jude ¿donde estais?

Espere unos minutos a que me respondiera.

Mensaje para _____:

Jude: Lo siento _____, pero llegaremos un poco tarde porque hemos tenido unos problemas con el coche de Ariadna.

Me quede un poco sorprendida, llegarían mas tarde y yo estaría muy aburrida.

Mensaje para Jude:

_____: no pasa nada, jajajaja esperare lo que haga falta, adiós.

Mensaje para _____:

Jude: Ok, entonces tranquila estaremos allí para la diez de la noche.

Estaría casi toda la tarde aburrida hasta las diez y no sabía que hacer. Escuche unos golpes en mi puerta.

- Adelante - dije volviendo a mi libro, era mi padre.

- Princesa vas a querer venir al partido de los “Canadian Knights", estas a tiempo.

- No papa, no quiero estar durante todo el partido viendo como le gritas al equipo contrario.

- Ey! Eso me ha dolido, hija que vas a hacer toda la tarde ¿leer y estar aburrida?

- Si papa, a mi me gusta.

- Vamos _____, ven, necesito el apoyo de mi hija durante el partido - dijo poniendo cara de cachorro triste.

Comenze a reirme a carcajadas, me miro con una cara burlona y se lanzó para hacerme cosquillas, no podía respirar y parar de reír.

- Po-por...fa-favor... para...pa-pa.

No podía parar de reír me estaba muriendo, cuando paro me dio un fuerte abrazo.

- Por favor princesa, necesito el apoyo de mi hija - lo mire y di un fuerte suspiro.

- Esta bien - me levante para vestirme.

- Bien! Te espero abajo, cariño - me dio un beso en la mejilla y se fue.

Me puse unos legins azules con una sudadera negra y unas zapatillas de deporte, me cogí el pelo en una cola de caballo y en fui con mi padre.

Durante el viaje no podía parar de reir, mi padre y yo habíamos vuelto a ser padre e hija. Llegamos al instituto y fuimos hacia la pista de hockey.

Mi padre se fue con el equipo y yo me fui a sentarme en las gradas. Después de unos minutos el partido había comenzado. El equipo de mi padre iba ganando, todo gracias a Justin.

Algunas veces nuestras miradas coincidían y yo me ponia nerviosa. Estábamos en la final, Justin fue corriendo y marco.

Todo el mundo gritaba “Canadian Knights!" , yo solo estaba seria y a veces miraba mi móvil. La mirada de Justin se poso en mi, lo mire y medio una gran sonrisa seguida de un guiño.

Memories crazys (Justin Bieber y tú)  CANCELADA¡Lee esta historia GRATIS!