Capítulo 79

395 18 0

*Narra Julia*

No estoy segura de que quiera quedarme más tiempo aquí, así que simplemente cojo el desvio hacia la autopista. Estoy muy cansada para conducir ahora, pero no quiero quedarme aquí más tiempo. 

El tema de la casa, me da pena, pero no estoy segura de querer invertir dinero en una casa que está en una ciudad en la que no me siento cómoda. Simplemente me dedicaré a pensarlo, aunque no creo que demasiado, la decisión está más que tomada. 

Me dan pena mis amigas, me he ido sin despedirme de ellas, pero ya nada es como lo era antes. Antes nos contábamos todo, eramos unas verdaderas amigas, pero ya no lo siento así. Ashley tiene una relacción con mi ex-novio, ¿quien puede asegurarme que puedo fiarme de ellas? Me siento mal por desconfiar así de las que han sido personas tan importantes para mí, pero no puedo arriesgarme. No puedo arriesgarme si quiera a contar mis cosas íntimas a ellas, cosa que antes, como cualquier grupo de amigas, se contaba al grupo. Pero eso era antes, antes no ahora. 

Son las siete y media de la mañana y decido parar en una estación de servicio, me queda poco más de una hora hasta Londres, pero estoy cansada y tengo hambre. 

Al bajar del coche, siento un hormigueo en mis pies y comienzo a pisar con fuerza en suelo para hacerlo desaparecer. Cuando parece que el hormigueo desaparece cojo mi bolso y camino dentro del bar. 

Es un típico bar de carretera supongo, había bares y restaurantes a la salida de Bristol, podría haber parado allí a comer. El tema es que no he visto ningún otro bar en una hora y media de trayecto así que he parado aquí porque, básicamente, no podía aguantar más la presión en mi vejiga ni los rugidos de mi estómago. 

No he comido prácticamente nada en un día, al menos tengo un móvil nuevo, aunque aún tengo que desempaquetarlo de la caja. 

Al entrar en el bar, una chica de mi edad con unas ridículas trenzas y una camisa de vaquera a cueadros que deja ver su ombligo reluciente con un piercing me saluda. Miro a mi alrededor, 'american bar' genial, ahora tengo que comer entre unas camareras ligeritas de ropa, camioneros y moteros. 

Me acerco a la barra con una de las sonrisas más falsas que he podido dibujar en mi rostro en toda mi existencia. 

- Bienvenida a American Rocks - dice la camarera limpiando un trozo de la barra con una balleta. 

La chica me acompaña a una mesa. El sitio no es muy grande, y digamos que para nada luminoso, pero una hamburguesa con patatas y una bebida por ocho libras y unos baños hacen que me quede aquí. 

Mientras espero a mi comida desempaqueto el teléfono movil. ''Vaya mierda de pantallas las de los iPhones'' pienso. Bueno, en realidad, no creo que se hubiese roto si no lo hubiese estampado contra la calzada.

Configuro el teléfono y cinco minutos más tarde veo que tengo múltiples y múltiples llamadas de Harry. Suspiro al ver 20 llamadas perdidas suyas y solo suyas. 

Marco su número, no me importa que hora sea allí, tengo que llamarle y pedirle perdón. Sin duda todo eso fue un arrebato de rabia, rabia de no poder estar con él como querría y de todo el tema de Ashley suongo, un mix de mierda, sin duda alguna. 

El teléfono sigue comunicando y él no coge el teléfono. Miro la hora y deduzco que es por la noche allí, dejo de intentar llamarlo y le mando un mensaje, pero no se envia. Cojonudo. 

Me inclino en la mesa, esperando impaciente a que mi comida llegue a la mesa, estoy tan hambrienta que podría comerme incluso la asquerosa comida del colegio de primaria, aún recuerdo esos guisantes, se podía jugar al criket con ellos. Y no exagero, bueno tal vez solo un poco. Pero duros eran un rato, un rato largo. 

No mucho más tarde mi comidallega a la mesa, y me abalanzo sobre ella, el queso quema mi boca, pero sigo comiendo. 

Sigo pensando en todo esto, yo no quiero que Harry deje algo que ama, pero yo quiero tener una relación con el, una normal. Se que nunca será una relación normal, pero al menos podríamos intentar estar en el mismo continente. Se que me contradigo, pero estar juntos me refiero a tener algo, sin necesidad de estar el uno pegado al otro como una lapa, eso no me gusta. Hay que ser maduro para saber llevar una relación, aunque tampoco es que nos considere muy maduros a ninguno de los dos, y tenemos edad para serlo. 

 Cuando estoy sujetando la engrasada hamburguesa en mis manos, alguien me toca los hombros. Me vuelvo y no puedo creerlo.

- ¿Qué haces aquí? - pregunto

- Eso no importa. - responde él cortante. Se extiende un momento de silencio entre os dos y al ver que él no responde, le doy la espalda y sigo comiendo. Lo escucho reírse trás de mí. 

- Julia era tu nombre, ¿cierto? - pregunta, yo simplemente asiento. ¿Qué narices hace este tio aquí? Esto es el colmo, lo último que me faltaba era encontrarme al borde y desustanciado de mi vecino aquí. 

- Colton, Colton Haynes. - dice extendiéndome una mano. Miro su mano y después lo miro a los ojos. Este hombre es muy extraño, realmente creo que es bipolar o sufre algún tipo de enfermedad transitoria de personalidad, esto es incomprensible.

- Ya sé como te llamas. - digo omitiendo su mano. Él ríe y se sienta en la silla libre al lado mío. Por una extraña razón creo que le gusta que sea así con él, y eso me enerva. - ¿Qué haces? 

- Elegir algo para comer. - dice mirando la carta. Sacudo mi cabeza y el nerviosismo recorre mi cuerpo. 

- Tienes muchas mesas libres para comer. - digo mirando alrededor del comedor vacío. 

- Lo sé, pero es mucho mejor comer acompañado, ¿no? - contesta sin apartar la vista de la carta de pedidos. 

- Yo siempre he sido de las que piensan que mejor solo que mal acompañado. - digo. Él sonríe maliciosamente aún con la vista en la carta. La camarera se acerca al ver como él levanta la mano. 

- Tomaré una jarra y un número siete. - mis ojos se ponen en blanco incontroladamente. 

                        --------------------------------------

De verdad que siento haber tardado tanto, la verdad es que tengo algunos problemillas para terminar esto porque no se muy bien como reaccionareis ante los diferentes finales que tengo pensados. Os planteo una pregunta, ¿cómo creeis que va a acabar esta historia?. Me haría mucha ilusión que comentaseis con vuestras opiniones y bueno, ya sabeis, darle votos :) 

Make Up Love II¡Lee esta historia GRATIS!