Capitulo 22: He vuelto.

224 5 0

Jack's POV.

No sabía cómo sentirme al respecto de lo que estaba pasando. ______ era mi ex - novia y claramente aún me importaba, sólo que sigo en shock. La había superado, pero eso no sacaba que habían veces que me confundía y más cuando me beso. He estado pensando en qué decir durante éstos 15 días sin ella. 

Paré frente a la casa de mi mejor amiga y toqué timbre. Al instante salió ella con una remera negra y unos jeans del mismo color. Me sonrió y me abrazó, invitandome a pasar. Subimos las escaleras hasta su habitación, y, una vez allí, cerramos la puerta y dejé mi skate sobre el piso para sentarme sobre él.

-¿Cómo has estado?

-Yo bien, ¿tú?

-Bien. ¿Sabes algo sobre _____?

-Pues todavía nada, sigue en coma. Fui un estúpido al llevar ese maldito porro.

-No te eches toda la culpa, las cosas pasan porque pasan. 

-Sí, lo sé, lo sé. Cambiemos de tema, ¿irás a los quince de Emma?

-No estoy segura, todavía ni invitación me llegó. 

-A mí sí.

-A mí no, ahora cállate.

-Está bien. 

Pasamos horas hablando de estupideces y riendo, aunque ella merodeaba en mi cabeza cada dos segundos. No me podía sacudir el pensamiento de qué le diría cuando despierte. ''Sí, hola, mira, he descubierto tu jueguito con Emma, no seremos más amigos''. No, definitivamente no, yo quería ser amigo de ella, porque era divertida y bla, bla, bla, pero, ¿por qué querría hacer mi vida un desastre? Habíamos aclarado todo y así quedó.

-Son las cuatro y media, retomaré el tema de que necesitamos ir a visitarla.

-No, Jack, déjalo ir, sólo quería hacerte daño.

-Yo le he hecho daño a ella, ¿y qué? Está ahí mitad muerta mitad viva.

-Me rindo, ¿quieres hacerlo? Lo haremos.

-Bien, yo iré en skate, ¿tú? 

-Vamos en auto, no hay nadie en casa.

Subimos al auto de su padre y nos encaminamos al hospital. Al llegar, nos sentamos a esperar que salga quien la estaba visitando; justamente, Emma y Harry. Traté de tapar mi cara pero no funcionó así que ante sus miradas asesinas, tuve que esbozar una débil sonrisa. Pasamos y allí estaba, parecía muerta, qué palabras, Jack. 

-Dile algo. -Susurré, dándole un pequeño codazo a Vivian.-

-¡No, dile algo tú! -Dijo, entre susurro-grito.-

-Em, hola, somos nosotros, a quienes odias. -Aclaré mi voz, miré a la pelirroja, y seguí hablando.- Pues no sé si vives o algo pero aquí estamos. 

-Yo no estoy aquí, tú me trajiste.

-Tú dijiste que vendríamos en tu auto.

-El auto de mi padre.

-Ugh, en fin, _____, nosotros te queremos mucho, y eres una persona muy importante en nuestras vidas.

-¡YO NO LA QUIERO! -Gritó Vivian, y en ese momento, sus ojos marrones volvieron a vivir. Su cara parecía confundida, y sus ojos perdidos, pero allí estaba, despierta y tan ¿bella? como siempre.

-Vivian, cállate y mira.

-¿Qué demonios? Está viva.

-Claro que está viva, estaba viva, sólo dormida.

-Está bien, despertó, ahora, debemos irnos.

-¿Por qué?

-Es nuestra peor enemiga, si nos ve aquí, perderíamos nuestra reputación.

-Pero ella...

-YA. -Tomó mi mano y comenzó a correr. Al pasar por la recepción grité que había despertado, y una enfermera corrió hasta su sala. Salimos y volvimos a casa de Vivian, Me sentí feliz y aliviado al saber que ella estaba bien.

Harry's POV.

Llamaron a mi casa con muy buenas noticias. Salí corriendo al auto y me encaminé al hospital.

-Díganme que es cierto, por favor.

-Sí señor Styles, es cierto. Pase, pase. -Me dijo una enfermera.-

Pasé y allí estaba, junto a quien parecía su madre; una rubia de nariz pequeña y llena de pecas. No se parecían nada. Pasé y me paré junto a su cama. Me sonrió y le devolví la sonrisa. Miré a su otra visitante, quién también mostraba sus dientes en forma de felicidad. Abrí la boca para hablar pero ella me ganó de mano.

-Sé quién eres, lo sé hace 2 meses. 

-Oh, bueno, entonces, al fin nos conocemos.

-Claro que sí. No quiero despegarme pero los dejaré solos.

-No es necesario.

-Créeme, lo es. -Se paró y le tiró un beso a _____, quien se veía muy feliz de estar de regreso. Salió de la habitación y me senté en la silla.-

-Hola...

-Hola.

-Te extrañé.

-Gracias, no sé si yo a tí, porque no estaba consciente, pero gracias. 

-Te ves muy preciosa.

-No tengo maquillaje, ni base, ni nada, no digas eso, mientes.

-Eres perfecta sin todas esas cosas.

-No me interesa, yo las adoro.

-Está bien.

-¿Qué has estado hecho sin mí?

-Me fui de parranda todos estos días.

-No lo dices en serio. Vamos, dime.

-He estado hablando con Emma, y Niall. 

-Emma, sí, sí, ¿Dónde está Emma?

-En casa, con su novio. Todavía no saben que estás despierta.

-Quiero verla.

-La traeré lo más pronto posible, pero ahora estamos nosotros.

-Está bien.

-No quiero que te pase nada nunca más, ¿está bien?

-No fue mi intención...

-Lo sé, pero no quiero.

-Bueno. Te amo, Harry.

-Yo a ti.

-¿Me traes un helado?

-Un poco más tarde. -La besé suavemente en los labios y le sonreí. ¿Cuándo le diría lo de su ex? Confusión. 

Él es mayor¡Lee esta historia GRATIS!