Capítulo 35- ¿Vienes conmigo o te suelto?

10.5K 411 8

23 de mayo.

*Narrador en tercera persona* 

Elena baja las escaleras de la puerta principal del instituto con calma. Hoy Dani no ha ido a última hora. Lo raro que Jesús si que estaba allí. ¿A qué viene que Dani falte a una clase y su hermano no? Al igual se ha encontrado mal. Hoy no han hablado en todo el día y en su cabeza no deja de resonar la conversación que tuvo con él el día anterior. 

-¿Pero me sigues queriendo? 

-Eh...

-Solo dime sí o no. -Le insiste Dani, que está muy cerca de ella. 

-Dani, yo... -Duda Elena, mientras se pasa una mano nerviosamente por el pelo, recolocandolo- Yo...

-Eso no es un sí o un no. 

Elena mira hacia arriba un instante, resoplando. Y sonríe.

-Sí.

-Era lo único que necesitaba saber- Dice el chico que tiene delante. -¿Seguro?

Elena asiente una vez con la cabeza y Dani le dedica una sonrisa. Entonces, se inclina un poco y le da un beso en los labios, apartandose rápidamente. Elena abre mucho los ojos. 

-Te veo mañana.

-Pero...

Pero Dani ya se ha marchado. Elena suspira. Lleva un mes un poco complicado. ¿Por qué le cuesta tanto volver a estar bien con Dani? A Lorena no ha parecido llevarle tanto trabajo  con Jesús, pero claro... Al estar tan lejos...Seguro que su amiga lo ve de un modo muy distinto... Se lleva una mano a la boca y sonríe. Dani la ha besado. Y vuelve a sonreír. 

Tiene un lío en la cabeza que no puede con él. ¿A qué vino el beso de ayer si hoy no se han hablad...? Y entonces, le agarran del brazo, atrayendola hacia la parte de atrás del instituto. Y le pasan un pañuelo por los ojos. Lo reconoce, es de flores. Es el que se dejó en el parque el día que cortó con Dani, pero no volvió a por él. 

-Eh, me suena el pañuelo. -Bromea ella, mientras se lo coloca mejor sobre los ojos. 

-No tenía otro a mano- Responde él, agarrandola del brazo. -Bueno, ¿Vienes conmigo o te suelto? El pañuelo puedes quedartelo. 

-¡Claro que voy! ¡Imbécil! -Ríe Elena.

"Muy estúpida tendría que ser para no ir" Piensa con ironía. 

-Que manía con insultarme ¿Eh? 

Los dos sueltan una carcajada y caminan un ratito en silencio. Elena sonríe. 

-¿Ni una pista me vas a dar? -Pregunta la chica finalmente, mientras el chico la ayuda

-Que eres igualita a Lorena, por lo que me ha contado mi hermano- Bromea Dani, mientras sigue guiandola- Ella también prefiere saberlo todo y no llevarse sorpresas... ¿No te habrá contado a dónde la llevó Jesús en navidades? ¿No?

Elena niega con la cabeza.

-¿Por qué?

-Por nada- Sonríe Dani, mientras le da un beso en la mejilla- Quedate quieta un momento. 

 Y entonces Elena siente como sus pies se separan del suelo durante unos instantes. 

-¡Buah, que susto! ¡Podías haber avisado de que ibas a cogerme! 

-No te ibas a dejar- Contesta el chico que la acompaña. -Además, había una tabla suelta y seguro que te matabas.

-Gracias por la confianza- Comenta Elena, mientras intenta avanzar un paso. 

-Repite eso- Jesús y Daniel (Gemelier)¡Lee esta historia GRATIS!