Del Odio Al Amor... Hay Un Solo Paso

3.2K 168 9



(Lauren y tú)



Otro día, otra pesadilla... Todos los días era iguales, soportar a la idiota chica popular, ¿De quién hablo? Pues hablo de Lauren Michelle Jauregui Morgado, es hija del socio de mi padre y ella siempre me dice que me odia y no la culpo, el sentimiento es mutuo.
Nuestros padres sabían nuestras diferencias, mi madre junto con Clara dicen que terminaremos juntas pero yo no quiero tener esa idea, aparte de que Lauren tiene pareja, otro idiota igual que ella, su nombre es Brad NoRecuerdoSuApellido, no le tomó demasiado interés en su vida.
Ahora me encontraba en la clase de fotografía, era mi clase favorita, tomar fotos es mi pasión, diría que un Hobbie pero le empecé a tomar demasiada pasión, pocas veces cantaba, lo hacía cuando papá estaba en casa, juntos eramos geniales.

Guarde mis cosas y salí del salón para encontrarme con Shawn, él era mi mejor amigo o amiga, sí, es gay, me encariñé desde primer años de secundaria.

-Hola, Chon - lo saludé bromeando y en cambio me dio una mirada asesina

-Ja ja ja, que chistosa, ______ - me miró serio

-Lo siento, es inevitable - levante las manos en signo de rendición

-Como sea - bufó - No tenemos clases con el profesor Pitt, se reportó enfermo, así que tenemos dos horas libres, ya nos dejaron salir, y sabemos que significa eso - me miró cómplice

-Día de tocada - dijimos al uníso

El "Día de tocada" era el mejor día de todos, cuando salíamos antes de la escuela nos reuníamos junto con otro grupo de amigos e íbamos a un lugar para tocar todo el día, pocas veces nos presentábamos en un bar.
Salimos rápido de la escuela y vi a Lauren en la salida, ella veía con interés hacia donde iba, era algo extraño pero decidí no tomarle importancia, abrí el auto y metí mi mochila junto con la de Shawn, quien hablaba por teléfono para comunicarle a los chicos que nos veríamos en nuestro lugar.


***




Después de pasar toda la tarde junto con los chicos, regrese a mi casa y vi que había otro auto afuera, fruncí el ceño, no recordaba de quien era. Bajé mi mochila y me encamine a la entrada, no sin antes ponerle la alarma al auto, abrí sintiendo más de una mirada en mí.

-Buenas noches - saludé educadamente y vi a la familia Jauregui en la sala

-Hija, que bueno que llegas - mi padre caminó hasta mi - Estábamos esperándote, necesitamos hablar contigo - Ok, cuando dice eso es que algo estaba pasando

-Papá, ¿Puedo hablar a solas contigo? - sonreí falsamente

-Está bien, enseguida venimos - miramos a los demás y Lauren me miraba fijamente

Caminamos a la cocina, esta situación no sería de mi agrado, menos si tenia algo relacionado con los Jauregui

-Papá, me quieres explicar ¿Qué hacen los Jauregui aquí? - lo mire fijamente - Y ¿Qué tengo que ver en ésto?

-Digamos que para el bien de ambas familia, queremos que hagas las pases con Lauren - me miró nervioso

-Pero... - lo mire para que prosiguiera

-Pero tienen que ser más que amigas - lo volví a mirar incrédula

-¿En una relación? - asintió - ¿Estas loco? Saben que ella y yo no nos llevamos y no va a suceder el milagro de que nos veamos como mejores amigas o como una pareja - lo mire enojada

-Hazlo por nosotros, si no hay buena comunicación se termina todo - me miró suplicante

-De acuerdo - salí enojada pero trate de calmarme, ésto apenas empezaba y no sería de mi agrado, aparte de que nos odiamos a muerte

Toda la cena transcurrió tranquila, mis padres me sentaron a lado de Lauren, yo me negué pero insistieron, no peleamos, trataba de ser lo más amable posible porque ella en un segundo me saca de mis casillas.
A veces nos dábamos una que otra mirada cómplice, esta cena parece como si fuera una propuesta, trataré de llevar la calma, no quiero meterme en problemas con mis padres y menos con los Jauregui


***

Seis meses después

Todo ha sido una locura, con Lauren llevamos una relación falsa desde hace cuatro meses para que las empresas se relacionaran bien, ante todos tenemos que ser la pareja perfecta.
Jauregui tuvo que terminar con el idiota de Brad, fue gracioso ver como se hacía el hombre pero era humillado ante toda la escuela.
Estas últimas semanas he encontrado regalos en mi casillero, algunos tienen una carta, me daba intriga porque sólo con sencillos detalles lograban llamar mi atención.

Bajé del auto y vi a Shawn esperándome como todas las mañanas

-Hola - lo salude, dándole una media sonría

-¿Qué tienes? - me miró preocupado

-Sueño - Murmuré

Él simplemente asintió y caminamos hasta mi casillero

-Ya son muchos regalos, ¿no crees? - me miró burlón al ver otro regalo

-No es mi culpa - reí y vi que era una pequeña caja con un collar

-Hasta con tu nombre - lo tomó para poder verlo - Déjale algo para que te diga quien es

-Dudo pero haré el intento - tomé un pequeño sticker dejándolo pegado en una orilla

"Te espero en la cancha de LaCrosse en media hora "

Ojala y lo vea, acompañé a Shawn a su salón para después irme hacia la cancha, me tocaba entrenamiento en una hora así que no había problema.
Me senté en la gradas y observe el cielo, amaba tanta tranquilidad, cerré los ojos para poder sentir el viento en mi rostro, es tan pacífico, sentí la presencia de alguien a mi lado, abrí los ojos y vi a Lauren junto a mi

-Hola - sonrió

-Hey - imite su acción

-Creo que debemos hablar, ¿no? - asentí - Bien, dirás que he jugado contigo pero lo cierto es que no. Realmente me llegaste a interesar, ______, tu actitud es admirable, además de ver como defiendes a lo que te interesa, Ver esa sonrisa cuando estas satisfecha de algo, de a poco me enamore, no lo pude evitar y se que había un odio entre nosotras pero trate de quitarlo, por eso decidí mandarte esos regalos, las notas para que vieras que se te podía enamorar

-¿no es un juego? - negó - Es difícil saber esto, ¿sabes?

-Lo sé, y al igual para mi pero intenté negar lo pero no podía, te veía y sonreía o reía por cada locura que hacías con Shawn - rió mirándome

-Esto es extraño - reímos - Quien diga que del odio se llega al amor

-Aunque no lo creas todo puede suceder - se acercó y dejó un pequeño beso en mis labios

Éste era un día para recordar

One Shots | C.C/L.J & Tú Donde viven las historias. Descúbrelo ahora