CAPITULO III "Trabajo"

470 101 23

POV WOOHYUN

Mire a la chica que buscaba en su bolsa, me dedico una sonrisa para entregarme el dinero.

— Gracias por acompañarme WooHyun — hice una reverencia para el dinero y mirar la cantidad de dinero—

— Esto... es mucho — dije al verla sonreír—

— Es por que he sido envidiada por todas mis compañeras —

Me guiño un ojo para girarse y entrarse al edificio de su departamento, sonreí feliz, con esto podía comprar víveres para mi pequeña. Me apresure a llegar a un supermercado, y comprar leche, comida y algunas cosas para la casa.

Tenía que volver pronto, Key había prometido en cuidar a mi pequeña hasta que terminara con este trabajo, aborde a un taxi para indicarle mi dirección. Era un lugar pequeño, pero era perfecto para mi pequeña y para mí.

No necesitaba tener un lugar grande solo un techo para darle a mi hija, le pague al taxista y apresurarme a llegar, había escuchado el llanto de mi pequeña, mire a Key como trataba de tranquilizarla.

— Qué bueno que has llegado —

Me apresure a dejar las cosas en la pequeña mesa que tenía ahí para acercarme a él y tomar a mi bebe, escuchando como comenzaba a tranquilizarse.

— Muchas gracias — le mire sonreír y negar para tomar sus cosas —

— Para eso somos compañeros del mismo trabajo ¿no? —

Asentí feliz para mirarle salir de mi casa, me apresure a preparar un biberón, se estaba mordiendo sus manitas, espere que el agua hirviera y colocarlo en su biberón, reí al escuchar como comenzaba a tratar de hablar.

— ¿Key fue bueno contigo amor? — pregunte, mientras colocaba la leche en el biberón —

Escuche balbuceos por parte de Arin, cerré bien el biberón y comencé a batirlo mientras me encaminaba a la colchoneta donde dormía, espere que se enfriara un poco y comenzar a dárselo. Sonreí al ver sus lindos ojos encontrarse con los míos, una de sus manitas tomando mi dedo.

Era lo único que me animaba a volver a casa, en seguir luchando para salir adelante, llevaba dos días con este trabajo y aun dudaba sobre este trabajo, pero las pagas era buenas, había logrado pagar los meses atrasados al señor Lee, se había sorprendido pero me había dicho que no era necesario, sabia la clase de chico que era y la responsabilidad que ella me había dejado.

Mire a mi pequeña que comenzaba a cerrar sus ojos, comencé a cantarle para arrullarla, escuchando mi teléfono sonar, lo tome apresurado para contestar.

— Hombres de compañía, habla WooHyun — susurre bajito —

— ¿tendrás tiempo para mañana? — preguntaron, era voz de un chico —

Mire a mi pequeña, podría dejársela a Minzy, la chica me había ayudado varias ocasiones cuando iba a buscar trabajo.

— Claro — susurre —

— Te espero en la cafetería Paradise, ahí te diré lo que ocupo —

— De acuerdo —

— Bien, 10 en punto, no llegues tarde—

Sin más termino, deje salir un suspiro para dejar mi celular en la mesa, coloque a mi pequeña en mi hombro para sacarle el aire y colocarla en la cama. Tenía que mirar mi guardarropa, DongWoo me había dado dinero para que me comprara ropa, podría pagárselo con mis trabajos, tenía que ir presentable, mire aquel conjunto, sabia la clase de restaurante al que iba, y aquel traje era el indicado.

Para la mañana siguiente, mire a Minzy darle el biberón a Arin, diciendo que ella la cuidaría y me llamarían en cualquier emergencia.

— Suerte Namu —

Le dedique una sonrisa y aborde el taxi que me esperaba, indicándole que me llevara hasta el restaurante, iba a llegar a una buena hora, di mi nombre a uno de los meseros para dedicarme una sonrisa y decirme que alguien ya me estaba esperando, lo mire confundido para seguirlo.

Llevándome a una mesa apartada, viendo al chico de cabellera rubia, algo delgado, de lejos podría decir que era una ¿chica? Mire como despegaba sus ojos de aquel aparato para dedicarme una sonrisa.

— ¿WooHyun? — pregunto el chico con una gran sonrisa —

— Si — realice una reverencia—

— Eres perfecto, él se pondrá celoso — comento sonriente —

Me acomode en la mesa, para escuchar su plan, tenía que darle celos a un chico, que no se decidía en decirle sus sentimientos.

— ¿aceptas? — pregunto una vez que me comento de mi trabajo— no tendrás que besarme de verdad, solo finge —

— De acuerdo —

Susurre, mirando sus rostro desviarse y acomodarse a mi lado, tomo mi brazo para rodear su cuello, susurrándome que ahí venia, mi cuerpo se tensó cuando escuche llamarlo.

— SungJong — llamaron, mire a un chico alto—

— Hola Dae — sonrió feliz—

— ¿Qué haces aquí? Y — me dio una mirada rápida — ¿con otro chico? —

— Te dije que iría con mi novio —

Se aferró a mi cintura, mire al chico cruzarse de brazos y jalarlo hasta su pecho para mirar como lo besaba, me quede ido, ¿Qué debería de hacer? me incorpore para tomarlo de brazo y jalarlo a mi pecho, viendo el rostro confundido de SungJong.

— ¿Qué haces? — pregunto el chico— él es mi novio — comento de repente, mire a SungJong con una ceja enarcada, para mirarle sonreír—

— ¿novio? Jamás me lo has pedido, ¿no fuiste tú el que no sentía nada por mí? —

Lo mire separarse y cruzarse de brazos, imaginándome a mi amigo Key, una diva no cabe duda, mire al tal Dae morder su labio y mirarle hincarse.

— Solo dame una oportunidad, no voy a ocultarte de nuevo — comento, mire a SungJong sonreír—

Lo mire buscar algo en su pantalón y entregarme el dinero, susurrándome gracias, deje salir un suspiro para mirar como lo tomaba del cuello y lo besaba, di media vuelta para salir de aquel restaurante.

Mire la hora para mirar que aún era temprano podría volver a casa y estar con mi pequeña, estaba por tomar un taxi cuando el teléfono comenzó a sonar, mire que se trataba de un número desconocido, ¿otro cliente?

— Hombres de compañía, llama WooHyun — dije sonriente, podría tener más dinero —

— Yo... — lo escuche algo nervioso — necesito de tu servicio, ¿podemos vernos en el café Destiny? —

— Claro ¿ahora? — pregunte sonriente, parando un taxi—

— Si, te veo ahí, solo debes preguntar por ... SungKyu —

Susurre un leve si, y aborde el taxi, entre más clientes obtuviera podría mudarme a un departamento decente, solo espero que aquel chico sea amable con SungJong.

Hombre de compañía¡Lee esta historia GRATIS!