Capítulo sesenta y tres «independiente»

23.5K 3.7K 3.6K



«♪»

Se asoma a la sala con discreción, SeokJin no había dejado de hablar desde la mañana, cuando el mayor lo notó rápidamente su ceño se tranquilizó y colgó el celular.

¿No... ha... marcado? —Preguntó tímido jalando las mangas de su suéter hasta cubrir sus dedos.

No, lo siento. Debe estar ocupado. —Sonrió haciendo de sus labios una línea.

JiMin miró el reloj en la pared, los números en rojo fosforescente marcaban las dos de la tarde con dieciséis minutos. YoonGi jamás había tardado tanto en llamar, mucho menos para decir si se verían, había preparado todo, se había arreglado con delicadeza cada cabello y esperaba ansioso, pues ese fin de semana no se habían podido ver debido al trabajo del mayor, así que esperaba de todo corazón que se vieran el lunes, cosa que parecía no haber sucedido. YoonGi no marcó en la noche y esa mañana no había mandado ni siquiera un mensaje. JiMin se extrañó demasiado, recordaba con toda seguridad haberse prometido un "mañana" el sábado en la noche, sin embargo parecía que al pálido se le había olvidado, no... no... eso sería imposible, él jamás le había mentido en alguna cosa, siempre era honesto, siempre cumplía lo que decía por más loco que fuera.

Se sentó en su sillón bajando la mirada con tristeza pensando que quizás YoonGi lo había olvidado.

¿Hizo algo mal?

JiMinnie, no estés triste... seguro está ocupado. —SeokJin acarició su cabello sentándose a su lado.

Umh... —JiMin asintió sin decir más.

Ya hablará. —Sonrió.

¿Puedo... hablar... yo? —Preguntó tímido levantando la mirada.

Umh... sí, espera... —SeokJin se acomodó en el sillón y comenzó a teclear rápidamente en él, JiMin lo veía con atención, sus ojos parecían estar un poco asustados así como su semblante tenía un toque de seriedad total. Poco después de seguir con el tecleo constante notó unos movimientos que no eran propios de la escritura, sino que estaba buscando algo, miró como él le entregó el aparato para inmediatamente notar como estaba la pantalla en verde indicando que estaba marcando.

JiMin tomó el celular colocándolo a su lado, prestando atención al sonido que se reproducía, sabía que a los tres o cuatro pitidos él contestaba, sin embargo parecía estar tardando demasiado. El primero sonó haciendo que el menor apresara entre sus dedos el plástico con la necesidad de escucharlo hablar, en el segundo su corazón se aceleró con tal fuerza que sus dedos podían sentirse —sólo un poco— más húmedos debido a los nervios, cuando el tercer sonido arribó su semblante se volvió sereno sabiendo que allí contestaría, que escucharía su ronca voz y sonreiría mientras pregunta por qué no ha llamado, sin embargo cuando el cuarto hizo aparición sus cejas se juntaron en el centro, sus labios se abultaron un poco, sólo un poco mientras bajaba la mirada decepcionado, así llegó el quinto tono rompiendo un poco el corazón del menor que seguía aferrándose al aparato como si quisiera que por cualquier cosa YoonGi contestara. Cuando la voz de la operadora mencionando que después del tono podría dejar un mensaje él parpadeó varias veces; "dejar un mensaje" repasó en su mente varias veces hasta que escuchó un corto pitido indicando que podría hablar. Así inhaló nervioso y comenzó a hablar sabiendo que quizás YoonGi estaría escuchándolo —o quizás si estaba tan ocupado, entonces podría escucharlo después—.

Yoonie... —sus ojos aletearon varias veces sintiendo el picor de sus ojos ir en concordancia con los dolorosos latidos de su corazón, no quería pensar en que él pudo haberlo olvidado, no. YoonGi no podía olvidarlo— llámame... por favor... —bajó la mirada aún más triste y subió su mano aferrándose más al aparato— te... te extraño...

guardian angel ›› ym¡Lee esta historia GRATIS!