Capitulo 75

2.5K 111 0

- Es un cretino ¿Cómo pudo? – le pregunte a Sam mientras bajaba las bolsas de las compras con rabia, entre y cerré la puerta con fuerza haciendo que mamá entrara a la sala dándose cuenta.

- ______ llevas hablando de eso en todo el camino.

- ¿Qué pasa? – preguntó mama extrañada

- El estúpido de Bieber es el cretino, el imbécil, el patán…

- El chico que te trae loca, el chico que amas, el chico que quieres a tu lado – dijo Sam yo solo la fulmine con la mirada mientras mama reía.

- No te rías – dije como niña chiquita, mientras me tiraba al sofá y por un momento cerraba los ojos, como estaba acostada boca abajo sentí un peso en mi espalda.

- ¡______! – me gritaron, me asuste y aún con el peso en mi espalda me caí, me gire a ver quién me torturaba era Sebastián.

- Sebas ¿Cómo estás? ¿Cómo te fue en casa de tu amiguito? – pregunte mientras lo cargaba y lo sentaba en mis piernas.

- Bien jugamos mucho y corrimos por toda la casa – dijo riendo – Conocí a su hermana – al decir eso sus mejillas se pusieron coloradas.

- Te gusta su hermana, te gusta su hermana – dijo cantando algo fuerte.

- Shhh – me callo – No le digas a nadie – dijo y yo me reí, luego me siguió contando que hizo la semana que no estaba en casa.

- ______ son las 7 la fiesta comienza a las 9 – dijo Sam desde mi habitación.

- Ya voy – grite para que Sam me escuchara – Cenas, ves un rato televisión y te acuestas a dormir temprano – le dije a Sebastián lo baje de mis piernas y le bese la frente, subí a mi habitación y entré – ¿Qué es todo este desastre? – pregunte viendo horrorizada la habitación estaba hecha un desastre, ni siquiera podía caminar la ropa cubría el suelo totalmente.

- Lo siento – dijo Sam entrando al baño con una toalla.

- Sam te matare – grite y sólo se escucho su risa mientras se bañaba, aproveche y recogí un poco las montañas de ropa.

|||| Mientras Justin, Narrador ||||

- ¡Ryan, ya no quiere verme! – exclamó Justin un tanto furioso.

- Pero sabes perfectamente como es ______ - grito enojado Ryan, a pesar de estar en la casa de Justin eso no impedía gritarle diciéndole las verdades en su cara, como los verdaderos amigos.

- ¿Cómo hago Ryan? He intentado hasta lo imposible con ella, ella ya no me ama.

- ¡Por Dios, Justin! Pareces ingenuo, sabes muy bien que eso es mentira ¿Crees que te va a dejar de amar tan rápido? – pregunto y al segundo solo se escuchaba el silencio en esa habitación, Justin era tan bipolar que a veces podría tener la autoestima mas allá de los cielos como otras veces ni siquiera llegaba a tener. Ryan se dio cuenta que había sido un poco duro con su amigo y siguió hablando – No des por terminado esto solo porque crees que no se arreglará – continuó Ryan ahora en un tono apacible.

- No Ryan, me rindo – dijo Justin sentándose en la cama apoyando su cabeza entre sus manos, sintió como Ryan se levantó apresuradamente y abrió la puerta dio vuelta para mirar a Justin.

- No digas tonterías, para rendirte tendrías que haber empezado a luchar y tú nunca lo hiciste – espetó Ryan serio, atravesó la puerta y la cerró en seco, haciendo que el eco retumbara en la habitación. Era cierto, no podía dejar que la chica que lo traía loco con solo sonreír se fuera sin antes haber hecho el último intento, él estaba dudoso en ir o no a la fiesta de Tyler, exacto él estaba invitado a la fiesta de Tyler sabiendo perfectamente que ______ estaría allí con la diferencia que ahora si la veía hablando, viendo o simplemente sonriendo con otro solo tenía que morderse la lengua, quería estar allí solo para verla a ella, pero necesitaba un pequeño empujón, y por fin se dio cuenta que era un verdadero tonto.

- Levántate – dijo Ryan entrando de repente, luego fue a su armario y le lanzo el empaque que hace unas horas había comprado en el centro comercial – No te soporte 3 horas comprándote el maldito traje para que ahora me vengas a decir que no irás – Justin sonrió – No soy tu mejor amigo gratis, he tenido que soportar tus berrinches como niño orgulloso y malcriado que eres pero para eso estoy ¿No? – dijo Ryan en una sonrisa, ahora Justin tenía que reconquistar si o si a su chica de nuevo así se le fuera el verano en ello.

Go Away-Justin Bieber y tu.¡Lee esta historia GRATIS!