Capitulo 74

2.7K 113 0

Se acerco lo suficiente tanto que su aliento golpeaba mis mejillas y su mirada me hacía temblar, esto me recuerda la primera vez que nos besamos cuando fue en la playa estaba así de nerviosa, el se iba acercando más, estaba tan cerca que pensé que llegaría a hacerlo desvió su camino y me beso lentamente la mejilla se separo levemente y me miro a los ojos, fue vergonzoso él se había dado cuenta que anhelaba tanto el beso como él, mis ojos se humedecieron y él me miro confundido solo aproveche el momento que estaba distraído y me escapé de entre sus brazos, ha quedado totalmente claro que tenerlo cerca me hace daño pero tenerlo lejos me hace aún más daño, el me llamo unas cuantas veces pero ya me había alejado, busque a Sam y la convencí de irnos a casa total era el último día de clases.

- ¿Irás a la fiesta de Tyler? – pregunto Sam mientras yo manejaba el auto para ir a casa.

- No tengo ganas – dije en una mueca.

- ______ se que te sientes mal por lo que paso con Justin – Y vamos a lo mismo ¿Pueden dejar de tratarme con lástima? – Pero tienes que reponerte.

- Sam…. – la llame pero siguió hablando.

- Se que es difícil – siguió.

- Sam… - de nuevo la llame.

- Pero lo superaras.

- ¡Sam! – grite, ella se asustó – ¡Detente, deja de decir eso si no quiero no quiero ir y ya! – seguí gritando ella se asusto y durante el camino no dijo nada más.

Llegamos y ella fue a su habitación mientras yo solo me fui al jardín necesitaba pensar pero sola, solo recosté mi cabeza en el pasto y 5 minutos después me quede dormida. Luego de dormir unas cuantas horas siento unas manos que acarician mi cabello, levante mi vista y era mamá.

- Al fin despiertas cariño – dijo regalándome una sonrisa.

- ¿Qué pasa? – pregunte extrañada mientras reposaba mi cabeza en su regazo.

- Sam esta molesta.

- Lo se.

- ¿Qué pasa? – pregunto ella.

- Es que pienso que todos me tienen lástima por lo que paso con Justin.

- Cariño solo tratan de cuidarte para que no recaigas solo te están amando ¿Entiendes? – pregunto, yo asentí.

- Mas tarde hablo con ella – luego de un rato una duda surgió – Mama – La llame.

- Dime.

- ¿Cómo……. – me daba vergüenza preguntarle esto a mi madre – Cómo se conocieron tú y papá? – ella rió un poco al notar lo colorada que estaban mis mejillas.

- Cariño fue algo… extraño – volvió a reír – Estaba caminando con tu tía Margaret y tu tío Ernesto y me dieron ganas de ir al baño lo único que quedaba cerca era una discoteca, le pedí al guardia de seguridad que me dejara pasar y lo hizo fui al baño hice lo que tenía que hacer y cuando salí había un chico esperando en la puerta, por supuesto que no era nada bueno, intento acercarse pero yo grite y se acerco un chico, y me saco de allí.

- ¿Ese chico era papá? – pregunte con un brillo en mis ojos.

- Si, me había confesado que estaba allí para perder su virginidad por una apuesta. Estuvimos 1 año conociéndonos, me pidió ser su novia y ocho meses después nos casamos y tuvimos cuatro criaturas hermosas, pero Dios se llevo un ángel que tal vez lo necesitaba allá arriba – dijo ella mientras sus ojos se humedecieron – Y dime ¿Qué tal con Justin? – Dijo cambiando de tema, solo obtuvo como respuesta un suspiro de mi parte – ¿Tan mal esta?

- Mama no puedo verlo a los ojos, siento que tengo que abrazarlo con todas mis fuerzas y no soltarlo pero recuerdo que me engaño y no puedo hacerlo – dije mientras una lágrima se escapaba silenciosamente.

- Cariño – dijo mientas tomaba mi mentón para levantar la mirada y limpiaba con su pulgar mi lágrima – Escúchame muy bien, tu lo amas, te conozco lo suficiente como para saber que a pesar de todo lo amas pero desecha esos malos recuerdos no ganas con ellos mas que dañarte perdónalo, si quieres no vuelvas con él pero solo libérate de ese dolor que solo esta hundiéndote más.

- ¿Y si todo acaba y sigue la tristeza? – pregunte.

- Todo tiene un final feliz, si la tristeza aún abunda es porque el final no ha llegado – termino de decir para darme un beso en la frente, levantarse y ayudarme a levantarme también para entrar. Entre y estaba Sam en el comedor.

- Sam – la llamé y ella me miro – ¿Te parece si compramos los vestidos mañana? – pregunte haciéndole saber que si iría a la fiesta de Tyler ella sonrió inmediatamente y asintió.

|||| Al día siguiente ||||

- ¿Te gusta este? – pregunto Sam mostrándome un vestido color marfil tallado en la cintura y sin hombros, era hermoso pero no me emocionaba.

- Es muy lindo Sam pero no es el indicado – dije en una mueca.

- ______ hemos visto más de 20 vestidos y ninguno te gusta, no quiero imaginarme cuando te vayas a casar – dijo en broma, inmediatamente a mi mente vino Justin, era tonto pero me imagine caminando por el pasillo de la iglesia y que al final de éste estaba Justin con una gran sonrisa, moví mi cabeza a los lados eliminando toda imagen que tenga que ver con él, me di vuelta para seguir buscando vestidos, pero me tropecé con alguien, cerré mis ojos al escuchar algunas cosas cayéndose, ésta persona me tomo por la cintura para que no cayera y yo me agarre de sus brazos, cuando abrí los ojos mi sorpresa fue tanta que si no estuviera agarrada de él caería al suelo.

- Ese vestido – dijo mirando el que hace unos momentos observamos nosotras – Te quedaría hermoso – susurro él, Justin.

- Que te importa – dije soltándome bruscamente de él.

- Mucho, te verás hermosa en él pero si estuvieras conmigo te vieras mucho más hermosa – dijo con su típica sonrisa de cretino amorfo sacándome de quicios, él sabía perfectamente cómo hacerlo y se estaba aprovechando de eso.

- Eres un cretino – dije harta de su manera de comportarse.

- ¿Así me amas, no? - dijo el con un tono propio de un imbécil engreído parecen que los idiotas de multiplican ¿No? He aquí el ejemplo, sonrió cínicamente, recogió la bolsa el cual se había caído por el choque y tenía ¿Un traje? Si, pude divisar un traje, el empaque era transparente y tenía una marca de trajes reconocida, él se alejo, y yo me quede pensando por 10 segundos, mire de nuevo el vestido, y suspire ¿Cambiar mi decisión por lo que él dijo? Sí.

Go Away-Justin Bieber y tu.¡Lee esta historia GRATIS!