Capitulo 71

2.6K 114 1

- No soy un objeto para que digas que soy tuya – aclare en la misma posición, estaba claro que no quería separarme.

- Claro que no eres un objeto pero eso no quiere decir que no seas mía.

- ¿Qué rayos insinúas? – pregunte harta de esta situación.

- Que aunque tú me hayas terminado – me tomo de la cintura y me miro fijo a los ojos luego miro mis labios y lamió los suyos – Yo te amo como a nadie más – esas palabras me estremecieron como nunca hicieron que mis piernas temblaran y mi corazón se acelerara a tal velocidad que era impresionante, una vez mas había caído bajo el hechizo de su mirada forzosamente llegaron imágenes, de nuevo Justin engañándome, no lo podía evitar mucho menos soportar, me separe de él con tanta fuerza que hasta yo me sorprendí, tenía que irme rápidamente antes de que cometiera una locura como besarlo o peor aún, perdonarlo, solo me fui pasándole por un lado, luego de unos segundos sentí su voz de nuevo.

- ¿Por qué huyes? – Me gire a verlo – ¡Maldición! Es lo único que sabes hacer – dijo, no se en que momento camino los pasos que sobraban pero sin duda esto me asusto, su tono y su mirada habían cambiado, trate de alejarme de él dando unos pasos hacia atrás pero él fue más rápido y me tomo de la cintura.

- Huyo porque te odio Justin Bieber, no quiero estar cerca de ti, me haces daño – dije mostrándome tan indefensa como lo estaba en ese momento – Porque no te quiero volver a ver ¡Eres un maldito bastardo! – Grite mirándolo a los ojos – ¡Te odio! – dije mirando a otro lado.

- ¡No! ¡Tú no me odias! – Grito mientras acortaba tanto la distancia que podía detallar cada facción de su rostro.

- ¿Cómo lo sabes? ¿Ah? – grite mientras lágrimas caían por mi mejilla.

- Tu mirada lo dice – mire a otro lado.

- Claro que si te odio – dije mirando al suelo con la voz quebrada.

- ¿Eso dices? – repentinamente me tomo por los hombros – ¡Pues mírame a los ojos y dime que me odias! ¡Vamos! ¡Dímelo! ¡Dime que no me amas! – Gritó – Solo hazlo y te dejare en paz – hizo una pausa mientras se secaba bruscamente las lágrimas – lo juro – dijo con su voz en un hilo quebrada totalmente, al oírlo me gire a ver su rostro, sus ojos estaban tan hinchados y rojos como los míos.

- No puedo hacerlo – confesé.

- Porque sabes que no es cierto – dijo mientras y se acercaba, aún con lágrimas cayendo de sus ojos.


El termino de acercarse y me beso con desenfreno, mantenía mi boca cerrada impidiendo su actuar pero mordió salvajemente mi labio inferior haciendo que abriera mi boca e introdujo su lengua explorando toda mi boca, trataba de separarme de él golpeando su pecho pero lo único que lograba era pegarme más a él pensé en levantar mi rodilla para herirlo pero el ya se sabía ese truco tanto que con su pierna separaba las mías para que no intentara nada, en ese momento el tenía el control del beso totalmente, aun seguía besándome, sabiendo que no podía hacer nada para evitar esto me resigne siguiéndole el beso, coloque mis brazos sobre su cuello mientras con una mano revolvía su cabello dorado y sedoso, él, nervioso, colocó su mano en mi cintura para acercarme más a él, como si eso en verdad fuera posible luego fue tomando mas confianza, con la otra mano subió a mi mejilla acariciándola levemente, lágrimas empezaron a caer sobre nuestros labios, me dolía no podía evitarlo pero estaba como una masoquista buscando el dolor en él, finalizo el beso separándose lentamente juntando nuestras frentes él tenía sus ojos cerrados al igual que yo suspiro y los abrió, dude en hacerlo lo mismo pero lo hice, aun lloviendo veía sus ojos hinchados.

-Eres perfecta – susurro mientras con su mirada recorría cada facción de mi rostro, yo solté una lágrima y él suavemente la limpio con su pulgar, empezó a acariciarme la mejilla luego paso a mis labios estaba acercándose con la intención de besarme pero lo aleje mirando a otro lado.

- ¿Qué pasa? – pregunto confundido.

- ¿Crees que con un beso solucionarás todo? ¿Crees que un beso quitaras todas las malditas imágenes de mi cabeza revolcándote con otra?

- ______... - pronunció mi nombre pero lo interrumpí.

- _____ nada – escondí mi rostro en mis manos, unos segundos después siento unos brazos rodearme por completo – Aléjate – dije apenas entendiéndose lo que decía a causa de las lágrimas, no me hizo caso y siguió abrazándome, levante mi rostro – Tu tienes la culpa de todo lo malo que me ha pasado, tu eres el único culpable que este así de mal, tú Justin Bieber, eres el único culpable de mis desgracias – dije mientras golpeaba su pecho descargando toda mi rabia los puños se hacían cada vez más débiles al igual que mis fuerzas, al final me deje abrazar por él. Todo es tan irónico él es el que me hace daño tengo que alejarme pero no quiero hacerlo, lloré aún más fuerte en su pecho mientras sus sollozos eran tan fuertes y seguidos que el sonido retumbaba en mi cabeza, me calme al menos un poco y me aleje de él mirando al suelo.

- Es mejor que dejemos esto así – dije con mi voz ronca y áspera.

- Pero ______...

- Enserio Justin, no estamos haciendo daño mejor dejemos esto así cada quien por su lado – dije acariciando su mejilla, me gire y empecé a caminar.

- Te amo ______ nunca lo olvides – grito a mis espaldas – Siempre te amare – termino de decir, ‘También te amo Justin’ dije en mi foro interior mientras seguía caminando no voltearía para verlo si lo hacía correría el riesgo de ir y abrazarlo con todas mis fuerzas y no soltarlo jamás, pero ya esa decisión estaba tomada, aunque lo amo CON TODA MI ALMA, era mejor dejarlo así.

-También te amo Justin – susurre mientras tomaba un taxi, para alejarme de él, del amor de mi vida.

Go Away-Justin Bieber y tu.¡Lee esta historia GRATIS!