Prefacio

5.5K 306 22

| Jazmine |

Despierto, me levanto, tomo una ducha y me visto. Oigo el grito de mi madre mientras me peino y le grito de vuelta que estoy bajando. Como todos los días desde hace más tiempo del que puedo contar, tomo un pequeño papel de uno de mis cuadernos de la escuela y en él escribo: Buenos días :)

Lo doblo cuidadosamente y lo guardo en mi bolsillo. Bajo a desayunar, luego cepillo mis dientes y continúo con la rutina diaria hasta que llego al cuarto de mis padres.

Procurando no ser vista, retiro el papel de mi bolsillo y comienzo a pisar poniendo todo mi peso en una esquina del cuarto. Cuando oigo el chirrido de la madera, sé que encontré lo que buscaba.

Tanteo el suelo con las manos hasta que levanto la tabla que siempre ha estado suelta y deposito en ese pequeño espacio el papel que escribí a penas desperté.

Vuelvo a colocar la tabla en su lugar, preocupándome de que no se vea absolutamente nada fuera de lo normal cuando mamá regrese y así no sospeche.

| Nate |

Despierto y me niego a abrir los ojos hasta que siento un peso aplastante sobre mi estómago. Me demoro unos segundos en lograr separar mis párpados adormecidos para toparme con la intensa mirada de mi pequeño hermanito, Diego. Un niño de ojos azules y cabello castaño constantementa cubriendo sus ojos. A mi parecer, el pequeño más adorable y a la vez detestable de la tierra. Luego de una sesión de patadas, empujones, y quejidos de dolor por parte de ambos, logro quitármelo de encima.

En mi camino hacia la puerta de mi habitación, siento la madera crujir bajo mis pies en el mismo lugar de siempre. Parecía un desafío, esa estúpida tabla pedía -literalmente- a gritos ser levantada al igual que cada día.

Con un resoplido, me pongo de rodillas y levanto, con cierta dificultad, la misma tabla desde siempre.

«Buenos días :)»

Arrugo a más no poder el papel entre mis dedos mientras miro al horizonte. Cada día el mismo mensaje, la misma caligrafía, cuando me despierto encuentro la nota.

Lo odio, odio a esa estúpida persona que me desea los buenos días, la odio con toda mi alma.

"Buenos días :)" ¿Cómo pueden ser buenos cuando un ser inexistente es quien me los está deseando a través de una nota bajo la madera de mi habitación?

Los Mensajes de Ninguna Parte¡Lee esta historia GRATIS!