Feliz cumpleaños

3.1K 393 31
                                          

                           Derek

Ha pasado una semana y media desde que Stiles y yo nos besamos y desde ese día he estado evitándolo, no he cruzado palabra alguna con él, porque siento y hasta pro seis asegurar que me besó porque se sentía obligado a hacerlo para que no me sintiera mal.

—¿Entonces si vas a ir?—Pregunta Scott sentándose junto a mí.

—No he hablado con él en una semana y...—antes de que pueda terminar, Scott me interrumpe chasqueando la lengua.

—Es su cumpleaños, no puedes hacerle eso—recrimina mientras roba comida de mi plato. Oh, genial. Tenemos a un ladrón de comida. Cuiden sus alacenas, que Scott McCall podría llegar en cualquier momento.

—No toques mi comida—aparto la bandeja de su lado.—, y lo pensaré.

—Hoy es la fiesta.—me recuerda intentando agarrar más de mi preciada comida.

—¿En serio?—él asiente. Vaya, sí que he estado desconectado de todo. Ni siquiera me acordaba—. Bueno, lo pensare en estas horas.

—No le falles—se para, toma mi bandeja y se va.

Genial, ahora ya no comeré nada.

Me levanto y comienzo a caminar hacia el campo de Lacrosse, pero paró abruptamente al ver a Stiles ahí sentado, giró sobre mis talones dispuesto a irme, pero una mano en mi pecho me lo impide.

—¿A dónde vas?—Lydia me ve con sus cejas levantadas.

—Ah... ya sabes, voy a... la biblioteca.

—¿La biblioteca?—inquiere incrédula y con un toque de burla en su voz.

—Si, ya sabes que mi lugar favorito es ahí.

—Creí que tú lugar favorito eran los labios de Stiles.—comenta pensativa, o por lo menos eso quiere aparentar, porque puedo ver que está luchando por no sonreír.

—Se me hace tarde—rodeo a Lydia y me voy de ahí con rapidez. Ahora solo quiero estar solo.

Soy un cobarde, lo sé, pero si enfrento a Stiles volveré a decirle cosas que prefiero guardármelas, porque no quiero ni necesito humillarme más de lo que ya lo he hecho.

Al final de las clases me dirijo directamente a mi casa, al llegar voy a mi habitación para dormir todo el día o quizá todo el fin de semana.

[...]

Me miro por última vez en el espejo de cuerpo completo y salgo para poder ir a la fiesta de Stiles. Hace media hora que decidí ir a la fiesta de Stiles, Scott tenía razón, no podía fallarle. Aunque ahora las cosas no estuvieran muy bien entre nosotros, seguía siendo mi amigo y yo le había prometido estar siempre con él y yo no rompo promesas, o intento cumplirlas la mayoría del tiempo.

Aparco mi auto afuera de la casa de Stiles y voy hacia la puerta, me paro enfrente de ésta y la miró con recelo. Ya es tarde, la fiesta comenzó desde hace tres horas, quizá no note que no estuve aquí. Hay demasiada gente y realmente dudo que extrañe mi presencia. Él tiene a Emma.

Retrocedo para poder irme, pero unas manos en mi espalda me detienen.

—¿Vas llegando o ya te vas?—Allison se para a mi lado y sonríe.

Me gustas... Stiles [Sterek] Donde viven las historias. Descúbrelo ahora