Capitulo 65

2.5K 110 3

- No te basto con mentir sino que ahora escuchas conversaciones ajenas pero ¿Adivina qué? – Dije en un tono hipócrita – No me da la gana de escucharte si te gusta bien y si no me da igual por mí te puedes morir.

- Di lo que quieras, de aquí no te moverás hasta que me escuches – dijo acorralándome a la pared colocando sus brazos a cada de mi cabeza.

- ¿Quién eres tu para decirme que hacer o no?

- Tu eres mi… - lo interrumpí.

- Ex novia, te recuerdo que terminamos.

- Yo no termine contigo – dijo sonriendo irónicamente.

- Pero yo si, no quería seguir con una persona tan falsa.

- ¿Me estas diciendo falso? – pregunto de nuevo con ironía.

- No a ti no a ese chico que esta pasando – señale a un lugar y Justin volteo aproveche ese momento para salir de sus brazos, salí un poco pero el volteo su rostro y vio mi actuar y nuevamente me acorralo.

- Te dije que no te irías de aquí – dijo sonriendo, odio su sonrisa es tan falsa y llena de sarcasmo.

- Y yo te dije – me iba acercando provocativamente a él mientras colocaba mis manos sobre su cuello y el muy tonto cayo en mi trampa – Que no me interesaba hablar contigo – enseguida alce mi rodilla tan duro que sentí su miembro ‘llorar’ literalmente del dolor y rápidamente cayo al suelo del dolor mirándome asesinamente, me agache a su altura y le tome el rostro – Eres tan iluso que te engañe con algo tan simple ¿De verdad pensaste que te besaría? – Él solo me seguía mirando – Pobre tonto – termine de decir para soltar su rostro con brusquedad y levantarme para irme con toda la victoria del mundo, sonriendo por eso.

Fui al cafetín, ahora no me preocuparía por llorar ya que lo hago todas las noches y por eso me tengo que poner maquillaje para cubrir todo rastro de lágrimas. Cuando llegue al cafetín estaban casi todas las mesas ocupadas estaban Chris, Chaz y Ryan en una mesa y Payton y Caitlin dos mesas mas allá, me moría de hambre y no podía comer parada la única mesa libre era la que estaba entre esas dos mesas prohibidas, ambos grupos me miraron preguntando que iba a hacer, ni loca me sentaría allí y no es por orgullo sino por dignidad, cuando di la vuelta para irme otra vez me encuentro con la misma sorpresa. Justin me agarro otra vez de la cintura pero esta vez sin intención de soltarme un temor se apodero de mí ¿Qué tenía pensado hacer? ¿Y si haría algo, lo haría en frente de todos? No tendría cara para volver.

- ¿Te gusto el que casi me dejaras sin tener hijos? – dijo serio agarrándome tan firme de la cintura que hasta me inspiro miedo pero no se lo iba a demostrar.

- No sabes cuanto lo disfrute.

- ¿Si? Pues ahora disfruta esto – al fin supe lo que iba a hacer ¡Me beso! Pero su beso no era como los de antes, no eran suaves y tiernos ahora solo eran salvajes y bruscos, me tomo de la nuca haciendo que se erizaran todos mis vellos y temblara como nunca me quería separar de él empujando su pecho con mis manos pero no lo aparte ni un centímetro, medio instituto estaba viendo esa escena, nos hacía falta el aire pero el muy imbécil aún no se separaba, hasta el último segundo de aliento se separo pero antes de hacerlo mordió fuertemente mi labio inferior haciendo que sangrara como una cascada.

- Maldito – susurre pero él alcanzo a escucharlo y me sonrió irónicamente.

- Yo también extrañe tus besos cariño – dijo y se lamió los labios haciéndome saber que le gusto y que aún quería más, bueno yo se lo voy a dar.

- ¿Quién te crees? – le pegue una bofetada que el sonido retumbo en todo el cafetín – ¿Crees que puedes besarme cuando te plazca? Te advierto que yo no soy Selena para andar de puta barata por ahí – Selena escucho y se acerco.

- ¿Cómo te atreves a decirme puta barata? – dijo a mi espaldas, me di vuelta quedando de frente a ella.

- ¿No te gusta que te digan puta barata? Entonces sube los precios cariño – dije y le guiñe el ojo, me di vuelta para quedar de frente a Justin para darle un ultimátum.

- Y tu – lo señale con mi dedo índice – Me vuelves a tocar y te aseguro que tu ‘amiguito’ no sale vivo de ahí – señale sus pantalones - ¿Entendido? – no deje que me respondiera solo me fui pasándole por un lado golpeándole el hombro y pisoteando su maldito ego.

Go Away-Justin Bieber y tu.¡Lee esta historia GRATIS!