Capitulo 63

2.7K 113 0

Detuve un taxi para montarme, le di la dirección y se dirigió allá, en el taxi comencé a llorar silenciosamente para que el taxista no se diera cuenta, mis sollozos se escuchaban pero como era época de invierno se confundía con el síntoma de la gripa.

Justin era sólo un disfraz, primero me sentí aliviada porque al fin había arreglado las cosas con él pero no paso un día cuando ya mi mundo se había destrozado es como si se cayera a pedazos y cada fragmento va cayendo en el vacío incrustándose en el dolor para hacerlo más profundo, solo se burlo de mí me vio la cara de tonta durante todo este tiempo no puedo creer que aún con todo esto lo sigo amando como la primera vez que se lo demostré, pero no todo es para siempre algún día se acabaría era obvio que el se buscaría otra pero jamás pensé que terminaríamos de esta manera, todavía tenía el descaro de explicarme cuando yo lo escuche de él mismo ¿Qué me iba a explicar? ¿Cómo fue? ¿Si le gustó o no? No, él no podía ser tan descarado y vil mentiroso ¿Por qué me ilusiono? ¿Iba a ganar algo con eso? Tal vez era otra de sus malditas apuestas donde el objetivo principal no es enamorar a la chica sino ilusionarla hasta morir, si bien es así, lo logró, lo felicito fue mejor actuando que yo para ocultar el dolor, definitivamente me ganó.

Un sonido fue el responsable de que saliera de mis pensamientos era el taxista diciéndome que ya habíamos llegado, le pague y baje del taxi toque el timbre, había olvidado mis llaves, me abrieron y salí corriendo a mi habitación pero me tropecé con un cuerpo que inmediatamente me abrazo, sin saber quien era trate de reprimir las lágrimas pero el estado de ánimo no ayudaba mucho a hacerlo, termine llorando un abrazo era lo que necesitaba y más si no era esperado como en este caso me separe de esa persona y era Dylan.

- ¿______ porque lloras? – me pregunto mi mama cuando me vio en ese estado.

- Es porque extrañaba a mis hermanos – dije y oculte mi rostro en el pecho de Dylan.

- ¡Que lindo! – dijo mi madre para luego dirigirse a la cocina, típico una madre normal diría ‘no te creo’ pero ella no. Dylan me miro y limpio mis lágrimas.

- Espero que esas lágrimas no sea por culpa de Bieber porque juro que lo termino de matar, ya se que esta en el hospital y lo has visitado toda la semana – solo baje la mirada al instante el interpreto esa mirada como un ‘Si es por él’ – Espero que tenga seguro de vida – y suspiro mientras me abrazaba y subíamos las escaleras, era obvio el quería una explicación.

- ¿Cómo te fue? – pregunte mientras sacaba toda mi ropa y la doblaba, debía distraerme en algo.

- No me cambies de tema sabes porque estoy aquí, normalmente no estoy en tu cuarto si no es por algo importante – dijo para aligerar el ambiente.

- Es que Justin aún no despierta y por eso lloraba – mentí.

- No es cierto, no me mientas – dijo serio.

- No te estoy mintiendo – dije lo más creíble que pude pero no funcionó.

- ¿Segura? – Yo asentí levemente - ¿Y esto? – me mostro un mensaje de Caitlin diciendo que Justin despertó, solo baje la cabeza por la vergüenza, una de las cosas que más odia Dylan es que le mientan, como en este caso – Sabes que odio que me mientan y más si lo haces tú.

- Pero es que… - le iba a explicar pero a era demasiado tarde se había enojado.

- Pero es que nada – me grito antes de salir de la habitación azotando la puerta, lo seguí hasta su habitación pero lo único que logre fue que me tirara la puerta en la cara luego escuche que puso música, estaba claro que no me quería escuchar. Volví a mi habitación, unas cuantas lágrimas se asomaron, nada me salía bien ni siquiera con mi familia, todo estaba cambiando hasta mi estado de ánimo. Me lancé a la cama cansada de todo esto, no podía más y como si fuera poco luego me llego un mensaje de quien menos esperaba, lo leí y la sangre me comenzó a hervir de la rabia, era de Logan.

‘Supe que terminaste con Justin, ya era hora, al fin tengo la oportunidad de que seas mi novia’ – Tonto - susurre mientras volvía a mi cama como una eterna magdalena aún llorando, por lo que paso, decidí dormir mientras las imágenes de Justin acostándose con otra aparecían de nuevo, esto de seguro me pasaría cada vez que lo recuerde, es decir todo el tiempo, pero no me iba a dejar pisotear por él, nunca más.

Go Away-Justin Bieber y tu.¡Lee esta historia GRATIS!