CAPITULO 2

263 8 0

24 De Junio De 2020

Hoy ha llovido. En algunas partes del colegio hay charcos y en otras lodo. Los muchachos del colegio. Los muchachos del colegio han tirado mis libros a una zanja llena de lodo; al tratar de levantarlos, ellos me lanzaron y caí. Quede avergonzado frente a toda la escuela, muchos me decían que me veía como lo que era: "un cerdo en su propio lodo".

No los culpo, tienen toda la razón al decirme eso.

Llegue a casa, mis padres comenzaron a insultarme y regañarme.

No sé cómo es que nunca me prestan atención, aunque fuera un poquito pero comprendo que no me quieran. En serio deseo tener unos padres cariñosos, de aquellos que te preguntan como te fue en tu día; o que si tuviste un día mal ellos estén allí para decirte que no te preocupes que tal vez el día de mañana será mejor.

Quiero una vida perfecta.

25 De Junio De 2020

Fui a parar al hospital me tome medio frasco de unas pastillas que encontré.

Por suerte o casualidad Mike iba hacia mi casa y como yo no le abría la puerta; el entro por la puerta trasera y dice que subió a mi habitación y me vio tirado en m i habitación y me trajo aquí.

Le pregunte si habían venido mis padres a verme. Y él respondió que les llamo y que no les importo nada de lo que había sucedido.

26 De Junio De 2020

Desperté para irme al colegio, mis padres andaban de un lado a otro y ni siquiera me voltearon a ver.

Esta vez el autobús de la escuela no vio que le hice la parada y pues tuve que irme caminando, llegue tarde a clase.

Al entrar al salón de clase, todos comenzaron a abuchearme y lanzarme bolas de papel. Hoy fue un día como todos los demás.


El diario de un suicidaWhere stories live. Discover now