CAPÍTULO 7

89 25 6
                                                  

Regla #14 siempre rodeate de personas positivas

VIELKA

Una maldita semana ha pasado desde que hable con Emmanuel y aceptó mis términos para que pudiéramos regresar, claro que eso no va a pasar, simplemente lo estoy usando para lograr mi objetivo de ayudar a Smythe. Pero lo que me tiene realmente molesta es que no he visto a Smythe por ningún lado y aún no he podido decirle mi brillante idea.

Salgo de la universidad y a lo lejos veo a Smythe hablando con un sujeto igual de atractivo que él, de hecho es la primera vez que lo veo en compañía de algún amigo. Corro hasta donde están ellos y mi estúpido y torpe pie tiene que tropezar en último momento y caigo sobre mis rodillas frente a ellos.

— Es la primera vez que una chica cae ante mis pies tan literalmente – levanto mi rostro y me topo con una mirada pícara y un sujeto irremediablemente sexy, por lo tragó en seco.

— Cállate Edric – dice molesto Smythe.

El otro sujeto me extiende su mano para ayudarme a levantarme y yo la tomo – gracias.

— De nada hermosura.

— Con ella no – dice Smythe frunciendo demasiado el ceño.

— Smythe, ¿Dónde demonios te habías metido? – decido ignorar al otro sujeto que fácilmente podría ser modelo.

— En la Paz – dice el otro chico sexy.

— ¿Te fuiste de vacaciones?
El otro chico se ríe – No hermosura, yo estaba en la Paz.

— Y ¿Por qué me interesa? – digo realmente extrañada.

— Tú preguntaste – dice con una gran sonrisa.

— No, yo pregunté dónde estaba Smythe.

El chico sonríe aún más y Smythe niega con la cabeza – Niña, te presento a mi hermano Edric.

— Ahora entiendo porque se parecen tanto – es obvio que en esa familia dentro de sus genes está el ser dioses griegos, es en ese momento que me doy cuenta de algo – ¿Tu nombre no es Smythe?

El niega con su cabeza – ese es mi apellido, mi nombre es Dorek.

— Dorek ya me tengo que ir, dime si vas a venir para el puente, mamá realmente quiere verte – dice su hermano dando fin a mi nuevo descubrimiento.

Observo el rostro molesto de Dorek, mientras que su hermano comienza a sonreír – tal vez tu nueva amiga quiera ir a la Paz.

— ¿Vamos a ir a la Paz? – me sobresalto al escuchar la voz de Nadia.

— ¿Ustedes que hacen aquí? – digo realmente intrigada de cómo se aparece así tan fácil.

Nadia se encoge de hombros – ¿Cuándo nos vamos bombón? – se acerca a Edric y le da su sonrisa conquistadora.

— Para la próxima semana hermosa.

— Esto te va a costar Edric – le da un fuerte golpe en la nuca – nos veremos la próxima semana, ahora lárgate antes de que tu vuelo se vaya sin ti.

Edric se soba la nuca – tan amoroso mi hermano – de pronto Edric toma el rostro de Dorek y le da un beso en los labios.

— Sabes que odio que hagas eso – lo aleja de una patada, mientras que Edric toma su mochila y se marcha riéndose a carcajadas. Dorek saca su celular – dame tu número de teléfono para ponernos de acuerdo para el viaje.

— ¿Piensas llevarnos? – cuestiono realmente asombrada de que nos este contemplando en su viaje.

Él me sonríe – Edric los invito y conociéndolo le dirá a mi madre, ella no me perdonará si no llego con los invitados del puto de mi hermano.

Corazón Vertiginoso (Saga #1) Donde viven las historias. Descúbrelo ahora