PENÚLTIMO CAPITULO, ESTAIS PREPARADAS PARA EL FINAL? VOTAD, VOTAD, VOTAD Y COMENTAD!

porque aquí estamos... aquí estamos

Aunque fuiste tendenciosa

adoro tus consejos

tus retornos son rápidos

y probablemente tengan que ver  con tus inseguridades

No es vergonzoso estar loco

dependiendo de cómo te tomes estas palabras…

estoy parafraseando esta relación que estamos organizando

Por primera vez en varias horas, empecé a respirar de verdad. Dentro, fuera. Tomé tanto aire como pude. Entretanto, la gente pasaba por delante de mi asiento. Parejas, solteros, niños. Todos iban a algún sitio, haciendo su vida y viviendo lo mejor que podían.

Sí, viviendo.

Con un súbito destello de claridad, comprendí que yo no lo había estado haciendo. En realidad no. Sólo había vuelto a la vida con Harry. De hecho, antes de él había vivido a cámara lenta, día a día, pero sin forjarme un futuro real.

Igual que mi miedo a volar, mi miedo a las relaciones me había aplastado y mantenido fija en un lugar. Siempre ese miedo de estrellarme y arder, en un avión o fuera de él. Había tenido miedo. Había, dejado que el miedo me dominara.

Era una cobarde. No una Tigresa. Ni siquiera era una mujer completa.

¿Quería vivir así el resto de mi vida?

No. Dios, no. Diablos, no.

Si muriese en ese momento, me iría a la tumba con mucho que lamentar. Eso era lo que conseguían miedo, preocupación y ansiedad. Hacían que una persona se estancara. Y yo no quería seguir estancada.

Richard no me había roto.

De repente comprendí que era la verdad. Sonreí lentamente al darme cuenta que no le había deseado a mi ex que ardiera en el infierno, como cada vez que pensaba en él. No me había roto. En cierto modo, él era la razón de que hubiera conocido a Harry. Si Richard y yo no nos hubiéramos separado no habría iniciado mi propio negocio. Y no habría conocido a Harry.

Harry… Dulce, tierno y cariñoso Harry. Era honorable. Me deseaba. Me amaba. No se parecía en nada a Richard, ¿por qué había permitido que los miedos que Richard había provocado en mi afectaran a nuestra relación?

«Cobarde, ****a, boba».

—Pero ya no —dije con firmeza, sin importarme quien lo oyera.

No podía predecir lo que traería el futuro, pero sabía que siempre querría a Harry. Y amarlo no tenía que ser algo malo, como había temido. Hasta el momento había sido salvaje, maravilloso, puro júbilo.

Sufrir era parte de la vida. No podía evitarlo, hiciera lo que hiciera. Sin la voz del miedo golpeteando en mi cabeza, supe que era la verdad. Permitirme experimentar cosas buenas, como el amor, me ayudaría a soportar las malas cuando llegaran.

—Voy a estar bien —le dije a la señora que pasaba ante mi asiento—. De veras que voy a estar bien.

Ella me lanzó una mirada rara y siguió su camino.

Pasé toda la noche en el aeropuerto, esperando el primer vuelo de vuelta a casa. No dormí, preparé una lista para Harry. Con cada cosa que añadía, me sentía más fuerte, más segura de que estaba haciendo lo correcto.

De hecho, sólo me quedaba decirle lo que había decidido, si quería hablar conmigo. Pero no iba a tener miedo. Lo obligaría a escucharme si hacía falta.

No más miedos para Miranda Jones. Por fin era un Tigresa. Me enfrentaría a la vida como llegara. Amaría y sería amada.

El vuelo de regreso se retrasó por la lluvia y cuando por fin despegamos, la turbulencia casi me mató de un infarto, y yo casi maté a la mujer que tenía al lado a fuerza de apretarla. Pero lo conseguí. Sobreviví al vuelo.

Me eché la bolsa al hombro y corrí por la terminal hacia la salida. Paré un taxi y me metí dentro.

—¡A toda máquina! —le dije al conductor.

Por suerte, el piso de Harry no estaba demasiado lejos. Pagué al taxista y corrí al edificio. Pero…

Harry no estaba. Y no contestaba al móvil.

Piensa, Miranda, piensa. ¿Dónde puede estar?

Llamé a su madre, no contestó. Llamé a Clara y a Lucre, no contestaron. Llamé a Louis y tampoco contestó. Sin saber qué otra cosa hacer, subí a otro taxi y fui hacia la iglesia que había reservado para nuestra boda. Una boda que se habría celebrado unas horas antes si no me hubiera acobardado.

Bueno en cierta manera duele cuando

el tipo de palabras que dices

de algún modo se conviertenen cuchillas...

Beautiful mess (Harry Styles)¡Lee esta historia GRATIS!