Un nuevo comienso

67 2 2

Sigo parada en la entrada y ya llevo dos minutos, no se a donde ir o a quien buscar exactamente. Respiré profundo y empecé a caminar, dado que no podré quedarme parada todo el día.

Empecé a notar las personas a mi alrededor, definitivamente podía sentir la cantidad de energía que se encontraba en todas partes, era impresionante, la energia más fuerte que sentía conmigo era la de los animales en mi dimensión y la de Ambar, pero aquí está en todas la personas.

de verdad era extraño, veía personas con ropas tan normales como las de la mi dimensión y otras con ropas como las que usaban en la época medieval.

De repente tropecé con algo y escuché que alguien me hablaba.

-Oye niña ¿qué no ves a por donde vas?, pudiste haberme lastimado!-

-ehh...este....yo...yo...- El ere una persona bajita como de medio metro o asta menos, con berrugas, una gran nariz y con una expresión para nada agradable. No pude decir nada estaba apenada y confundida.

-¿Qué te pasa niña, nunca as visto un nomo antes? sabes que, no importa, no tengo tiempo, solo mira por donde vas para la próximo.- Se levantó, tomó unos libros del suelo y siguió caminando.

Esperen un momento ¿el dijo nomo? sólo había escuchando sobre ellos en los cuentos o cuando mi hermana los mencionaba. Realmente es muy raro.

-Hola, tu debes de ser Lady Neko verdad?.- dijo alguien a mis espaldas, definitivamente tenía que ser la persona de la que me hablo Ambar.

-si soy yo, que bueno que ....-me volteo y lo que veo es una clase de persona pero era ¿transparente?, literalmente podía ver lo que estaba atrás de este chico. El tenia una especie de capa como de color rojo y usaba unas ropas un poco extraña como de la que usaban los reyes de la época medieval.

-Bueno es un placer conocerla- Parecía amable y engreido al mismo tiempo -Déjame presentarme, yo soy el príncipe Carlos, o mejor dicho: el fantasma del príncipe Carlos. - Esperen el dijo ¿fantasma? y para ser un príncipe no es tan apuesto como los de los cuentos, no es que fuera feo, pero esperaría más de un príncipe.

- mmm es un placer ...- primero vi un nomo y ahora un fantasma, ¿que tantas criaturas me voy a encontrar en este lugar?

- oh! pero fíjate, esas ropas y además mojadas, no lo siento, pero no puedo permitir que sepan que ando con una chica tan dezaliñadá- si, definitivamente era un creído.

luego el dejó de flotar y estiro su mano, luego cerró los ojos y iso una especie de figura con su dedo, parecía un garabato rodeado de un círculo y unas extrañas letras como las del letrero de la entrada del pueblo, volvió a abrir la mano y el círculo se acercó a mi, vi una luz blanca y de repente me vi con una ropa muy elegante era una camisa muy linda como de color rosa claro, panatalones azul oscuros, unas zapatillas de color negro y además vi que tenía un lazo en mi cola y uno al lado de mi oreja izquierda ambos de color rojo.

-¿!QUE!? pero....pero ¿como hicistes esto?.- dije muy confundida, no entendía como es que paso.

-Por favor es magia sencilla. Ahora vamos que quede en verme con una fantasma hoy.- ahora el ya no era transparente, asta parecía que hubiera resucitado, pero su piel era muy blanca. Me tomo del brazo y empezó a flotar de nuevo, me cargo y nos fuimos volando.

-E...esto de verdad es casi imposible de creer, nada de esto se ve de do...donde yo vengo.-dije un poco nerviosa por la altura y el me miro extrañado.

-Y que clase de magia usan en tu...o ya recuerdo. La madre Helen me dijo que tu te criaste en la dimensión 3. ¿y ese lugar como es?

-Bueno no es el mejor lugar para alguien como yo, pero no está tan mal, aunque ....

Lady Neko¡Lee esta historia GRATIS!