"Largas semanas"


- Porque no quiero, es mi vida… puedo hacer lo que quiera – dijo mirándome. 
- Hay si porque es mi vida – dije burlándolo – Yo no quiero…
- No me importa lo que quieras – dijo interrumpiéndome. Estaba apunto de decirle algo, cuando la profesora interrumpió -
- Lo que consiste este trabajo es una serie de preguntas… veinte preguntas sobre su compañero de banco – agrego – por eso, tienen que pasar más tiempo con sus compañeros, para conocerlos mejor y contestar las veinte preguntas.
- Uno… ¿Cómo describirías en tres palabras a tu compañero? – leí en voz alta. Y suspire – Mala, egocéntrico y…. – pensé – 
- ¿Cómo sabes que soy todo eso? – dijo mirando mi hoja –
- Porque es lo que eres… ¿Tu que pondrás de mi? – lo mire –
- ¿Qué crees que pondría de ti? – dijo fríamente –
- No lo se… - sonreí – que soy perfecta, soy linda.. oh y que tengo un lindo pelo, una linda mirada… con tres palabras no me puedes describir – reí –
- Estas loca… - dijo extrañado, miro su hoja – Eso, es una loca, creída y tonta – escribió –
- Eres un idiota… yo no soy nada de eso – me queje –
- No claro, no lo eres – dijo sarcásticamente –
- Tienen una semana para entregar el trabajo, si no lo entregan… tendrán un uno – dijo por ultimo la profesora. Suspire, simplemente, seria la semana más larga de toda mi vida. Pero no iba a reprobar por un idiota, tenia que dejar mi orgullo y hacer el trabajo por más que odie a Justin Bieber.


Toco la campana, al fin la hora de mi almuerzo. 

- Vamos pequeña – dijo Niall acercándose a mi –
- Ve, después te alcanzo… hablare con la profesora – dije mirándolo, el asintió y se fue. Realmente, no iba hablar con la profesora, iba hablar con Bieber, y estaba vez, no era para peleas – Oye – voltee a mirarlo, pero él ya estaba saliendo del salón, tome todas mis cosas como pude y salí detrás de él. Era increíble, nunca había corrido detrás de un chico, y realmente, que todas las personas del pasillo giren a ver como corria a Bieber, era extraño – Tu – dije y lo tome de su campera de cuero para que deje de caminar- Necesito hablar contigo…
- ¿Tu? ¿conmigo? – dijo extrañado- Oh, ¿Desde cuando la reina quiere hablar conmigo?
- Hablo en serio Bieber, por más que no quiera en toda mi vida entera, hablar contigo y formar equipo contigo… -suspire – debo hacerlo…. Créeme que lo que menos quiero es en las vacaciones venir a la escuela –
- Pero yo no are el trabajo – dijo seguro. Lo mire extrañada, dios ¿ahora que aria?, estaba por hablar cuando escucho que me llaman, voltee y era Niall, volví a mirar a Bieber, y él ya se estaba yendo –
- Selena… - dijo y me tomo del brazo - ¿Qué hacías hablando con ese?
- Nada… ya vámonos – dije tomando su brazo y yendo hacia la cafetería. Sabia que esto no podía quedar así, de alguna manera tenia que tratar que Bieber haga ese estúpido trabajo, no quería reprobar esa estúpida materia, y pasar todo mi verano en la escuela cuando podría estar en cualquier otro lugar.

Entramos a la cafetería, me compre una gaseosa y con Niall nos sentamos en nuestros lugares. No podía prestarle atención a lo que él me decía, estaba pensando en donde y como podría convencer a Bieber que haga el trabajo, claro, fácil no iba hacer, el tenia el aspecto de chico malo, y era obvio que no aceptaría fácilmente… Algo debía haber para convencerlo. Claro, ahora teníamos Química, el y yo, sin Niall, podría ahí decirle, o si no, a la salida, pero debería inventar algo para que Niall se vaya por otro lado así me deja hablar sola con Bieber.

- Oye... ¿me escuchaste? – dijo Niall. Salte del susto, estaba tan concentrada que no lo había escuchado – Selena… 
- No, lo siento… estoy en otra – tome un poco de gaseosa –
- ¿Pensando en Bieber? – dijo un poco enojado –
- ¿Qué? Claro que no… - dije un poco nerviosa, ya que si, estaba pensando en el, pero solo pensando sobre el trabajo
- ¿Me dirás que le dijiste a el allá? –
- ¿Por qué tengo que decirte? Yo no te pregunto lo que le dices a Demi…
- Es diferente… ella es mi novia, o acaso ¿Él es tu novio? – dijo y levanto una ceja –
- Dije que quería un chico diferente… no a un idiota a mi lado ¿ok?- dije un poco enojada. Me levante de mi lugar y salí de allí. Algo se me tenia que ocurrir, y Bieber nunca estaba en la cafetería para que pueda hablar con el, siempre se iba, y quien sabe a donde, y volvía para las clases. Era misterioso, pero a la vez extraño. Ese chico lo era.

Te odio...pero te amo-Jelena (Adaptación)¡Lee esta historia GRATIS!