Capitulo II - El insomnio

8 0 0

No podía dormirme, Estaba pensando en un Porque, Porque habíamos terminada, ¿Qué era lo que había sucedido? Me levante de la cama y me decidí por llamarla

-         Diga

-         Lucy, Soy Ben

-         Ben, Estaba dormida. ¿Qué pasa?

-         Lucy, Lo siento…

-         Yo también lo siento Ben.

-         ¿Crees que podamos volver?

-         No lo creo Ben, Además estoy con Steven.

-         ¿Hicieron el amor?

-         Si

-         ¿Estuvo bueno? ...Es decir... ¿fue mejo…

-          Ben, no quiero hablar de eso Contigo. ya tengo que colgar, Lo siento

-         Lucy…

Que lento pasa el tiempo...

Después de que termine con Lucy, ya no pude dormir. Cuanto más trataba de dormir, Menos cansado me sentía. Me quedaba totalmente despierto, lo intente todo pero me había vuelto inmune al sueño.

De repente me di cuenta de que tenia 8 horas extra, mi vida se había alargado por un tercio.

Quería que el tiempo pasara rápido, pero en lugar de eso tenía que ver pasar cada segundo de cada hora.

Quería que el dolor que sentía se fuera, pero en una cruel vuelta de la vida ahora tenía más tiempo en mis manos, más tiempo para pensar en Lucy.

Cada tarde tomaba el autobús sin tener un lugar a donde ir, Veía como el paisaje se aferraba a su última gota de sol, antes de dejarme otra noche de insomnio.

Comencé a leer todos los libros que no había leído por falta de tiempo, con las horas extras incluso tenía tiempo para volver a leer mis favoritos. Pero ella nunca se apartaba de mi mente.

Era evidente que tenía que hacer algo con mi tiempo libre.

Una de mis tantas noches de insomnio, me dirigí al súper a comprar unos dulces, cuando vi que estaban solicitando empleados para la limpieza.

Podía sentir un gran cambio en algún lugar lejano, una corriente de consecuencias desconocidas que se dirigían hacia mí, como una oleada del destino imposible de detener.

Así fue que comencé a trabajar en un supermercado a unas cuadras de mi complejo.

En las horas que la gente normal suele dormir, Yo estaba capitalizando mí tiempo, Yo les daba mis 8 horas y ellos a cambio me daban dinero.

La vida de Ben Wallis¡Lee esta historia GRATIS!