Capitulo 46.

19.2K 725 206

Capitulo 46.

*POV Lauren*

Estaba esperando a Camila sobre mi moto y me quedé pensando.

Nuevamente estaba furiosa por culpa de esa tipa, nadie me había provocado tanto como ella. La odio.

Camila llegó a mi lado con una gran mochila, algo deprimida. Esta se mordía su labio inferior.

-¿Nos vamos?. -Camila solo asintió.- ¿Estás bien?, ¿Pasó algo?, ¿Te hizo algo?. -bajé de la moto y tomé su rostro con ambas manos.- ¿Qué pasó?

Camila: n.. no. -tartamudeó.- lo siento.

-¿Por qué?. -dije preocupada.- ¿Qué pasó?.

Camila: Me.. me besó y.. -guardó silencio.- lo correspondí.

Otra vez... excelente, debe sentirse orgullosa de hacerme daño.

Mis ojos se cristalizaron, miré hacia arriba y respiré profundo para que no lograran salir y arruinarme nuevamente. Reprimí todo lo que sentía y subí a mi moto mirando hacia la dirección en la cual me iba a dirigir.

-Súbete.

Acto que Camila lo siguió.

Camino a mi departamento las lagrimas que corrían por mi rostro no me dejaban ver del todo, razón por la cual frené y sequé mi ojos con mis manos, un pequeño sollozo se me arrancó.

Camila: Lauren..

-Estoy bien. -la interrumpí.- debo estar bien.

Continué el camino. A los minutos después hablé.

-Ya llegamos.

Tomé la mochila de Camila, bajé de la moto y me dirigí hacia la entrada del edificio.

Camila: Lauren.. -tomó mi mano.- Lo siento. Soy una estúpida.

-Estoy completamente enamorada de una estúpida. -la besé.- Ya no importa. -se me cayó una lagrima. Digo que no importa y estoy llorando, mierda.- No pienso discutir más contigo, no perderé tiempo si voy a estar a tu lado. -besé su frente y luego sus labios.- No te preocupes, ¿Sí?.

Camila asintió algo confusa por mis palabras. Yo decía la verdad, ya nada me importaba, solo quería tenerla a mi lado y estar para ella. Camila ya se había convertido en mi vida... si ella se aleja.. si se llegara a ir con Sandra.. mi vida y mi mundo se irán con ella. Quedaré a la deriva.

Camila: ¡Lauren!. -escuché su voz algo alejada.- ¡Lauren!.

-Lo siento, ¿Qué pasó?.

Camila: ¿En que piensas?, estás en las nubes por lo que veo.

-No, en nada. -sonreí, saqué las llaves y entramos.- Gracias por venir conmigo. -tomé unos cabellos que se caían en su rostro cubriendo sus hermosos rasgos y los coloqué detrás de su oreja.- Te amo. -besé su mejilla.- y mucho.

Camila: -sonrió triste.- ¿Puedo ver tus brazos?.

-Hm.. -bajé la mirada.- ¿Tienes hambre?. -evadí el tema y me dirigí hacia la cocina.- ¿Qué quieres comer?.

Mientras caminaba hacia la cocina Camila tomó mi brazo, e hice un gesto de dolor.

-No toques. -miré hacia el suelo y susurré.- me duele.

Camila solo levantó mis mangas.

Camila: ¿Cuando fue la última vez?, ¿Ayer?. -tomó mi rostro, yo asentí.- Entonces fueron por mi culpa.

-Deja eso. -alcé mi voz.- no eres culpable de nada, ¿Está bien?. No vuelvas a decir eso, Camila. -la acerqué a mi y la abracé fuertemente.- nunca más.

Camila y yo estuvimos pegando las fotos en el cuarto, nos tardamos un poco porque yo comenzaba a hacerle cosquillas para lograr ver su encantadora sonrisa.

-Eres perfecta, ¿Te lo han dicho antes?.

La tomé por la espalda y entrelacé mis brazos en torno a su cintura mientras trataba de pegar una foto, parándose de puntillas.

Camila: Claro que sí, tu me lo haz dicho millones de veces. -rió y volteó.- te lo agradezco. -situó sus brazos en mi cuello.- te agradezco que estés a mi lado después de todo.

-Yo agradezco haber podido recordar las cosas que pasé contigo.

Camila: ¿Recordaste? -se asombró.- ¿Todo?.

-Sí, todo. Excepto el tema de mi familia o detalles sobre eso, pero recuerdo todo sobre nosotras. -acaricie su mejilla.- absolutamente todo.

Camila levantó sus brazos en signo de felicidad y se tropezó, cosa que hizo que cayéramos las dos sobre la cama, yo sobre ella.

Camila: Oh. -sonrió.- que interesante posición.

Solo mirábamos nuestros labios, sin saber que hacer: unirlos, morderlos o contemplarlos.

Decidí por la primera opción.

Prenda por prenda caían al suelo, nuevamente todo era perfecto.

Camila: Gracias. -me separó un poco de ella.- Te amo.

-¿Por qué?. -reí.- también te amo.

Camila: Por desvestirme -se levantó, me miró burlona y se dirigió al baño.- tomaré una ducha.

Karla Camila Cabello me ha hecho tonta. Me quedé sentada en la cama con solo una camisa puesta. Solo eso.

-Me dejaste con las ganas, Cabello. -grité para que me escuchara.- me vengaré.

Camila: ¿Enserio?, que lastima. -carcajeo.- necesito algo para secarme, Lauren.

Tomé una toalla que estaba colgada tras la puerta y entré al baño. Camila estaba dentro de la bañera, llena de espumas.

-Te gustan las espumas. -reí.- o eso creo.

Camila: Ayúdame, amor. -estiró su mano para que la levantara.- ¿Sabes que te amo verdad?.

Al decir eso y tomar su mano esta la tiró y yo caí sobre ella.. dentro de la bañera.

-Oh... me hubieras avisado que harías esto.

Camila: Dijiste que habías quedado con las ganas... -sonrió y comenzó a besarme.- trataré de quitártelas.

La única prenda que llevaba en mi cuerpo desapareció en un instante.

Hicimos el amor, en la bañera y bueno.. no fue para nada malo. Todo lo que tiene que ver con ella es perfecto, como siempre.

-Mañana estaremos totalmente doloridas. -traté de levantarme.- ¿Lo sabes?.

Camila: Pero valió la pena. -sonrió y se levantó conmigo.- así que no me interesa.

Nos dirigimos a la habitación, tomé la toalla y me situé tras ella, secando su cuerpo delicadamente y besando cada lugar.

-Te amo.

Camila: -se volteó.- Yo también te amo, Lauren. -me besó.- hay que dormir, es tarde. -ambas reímos.- nos demoramos bastante en ducharnos.

Don't Forget Me. «Camren»¡Lee esta historia GRATIS!