Señorita Independiente

16 1 0

Capítulo 1 – Entra Chris

Chris despierta en la mañana, presintiendo que este será un gran día. No sabía el por qué, pero en su cabeza, algo le decía que se acercaba algo estupendo. Chris era un chico de aproximadamente 1,80, cabello oscuro y ojos marrones. Tenía 17 años y cursaba tercer año de secundaria. Chris era capitán del equipo de basketball junto con su mejor amigo Jake Wells. Chris y Jake han sido mejores amigos desde el primer grado.

Flashback.-

Chris comenzaba primer grado hoy. Estaba emocionado por hacer nuevos amigos. Bajo rápidamente del transporte hacia la sala de clases. Chris miraba alrededor de la sala, notando coloridas imágenes y a los nuevos amigos que haría.

“Hola, tú debes ser Chris Miller” – dijo una castaña sonriendo.

“Ese soy yo. ¿Quién es usted señorita?” – preguntó Chris sonriendo.

“Yo soy tu profesora, Alejandra”

“Un gusto conocerla” –  respondió Chris alegremente.

“Puedes sentarte al lado de Jake” – dijo Alexandra apuntando a un chico de cabello oscuro.

Chris asintió y tomo asiento. Jake era un chico de cabello salvaje y oscuro, al verlo, daba una impresión de que era un chico problema.

“Hey, soy Jake. ¿Cuál es tu nombre, niño?” – pregunto Jake un tanto fuerte.

“Mi nombre es Chris, no niño” – respondió Chris frunciendo el ceño.

“Jajaja me agradas Chris. Esta clase se volverá mucho más interesante.” – dijo Jake sonriendo malvadamente.

Luego de ese encuentro, Chris y Jake pasaban los días haciéndoles bromas a las personas y metiéndose en problemas. Alexandra ya no sabía qué hacer con ellos.

Fin del Flashback.

Chris y Jake eran inseparables. Fueron puestos en la misma clase desde primer grado hasta el curso actual. Se unieron al equipo de basketball y fueron los jugadores más valorados durante 3 años seguidos. Chris se vistió en una playera negra de una banda llamada ‘Suicide Silence’, jeans blancos y zapatillas negras.

Cogió su chaqueta de cuero, su mochila y partió rumbo al colegio. Antes de salir, vio a su padre, Peter, que estaba tirado en el sofá, durmiendo. Probablemente había llegado tarde la noche anterior. Era el Jefe del Cuerpo de Bomberos. Chris veía a su padre como un modelo a seguir, ya que salvaba la vida de personas y extinguía incendios de gran escala.

Siempre creyó que su padre tenía el trabajo más cool. Si Chris no entraba a la NBA, se convertiría en un bombero justo como su padre. Coloco una manta encima de este y se fue de la casa. Su padre le había comprado un RX-8 para su cumpleaños número 17, el cual Chris amaba. Se subió y manejó hasta la casa de Jake.

Tocó la bocina en frente de la casa donde Jake salió corriendo con su madre persiguiéndolo. Jake se subió al carro y le dijo a Chris que pusiera marcha. No tuvo que decirle dos veces para que Chris acelerara a fondo.

“¿Qué carajos hiciste ahora?” – preguntó Chris confundido.

“Le dije a mamá que su comida era horrible y ella comenzó a quejarse de que no apreciaba lo que hacía por mí para luego comenzar a seguirme por la casa, cuando llegaste tú” – respondió Jake poniéndose su chaqueta.

“Siempre has sido bueno para quejarte por lo que hace tu madre, deberías ser mas considerado” – le dijo Chris.

“No por favor. ¿Tú también?” – dijo Jake haciendo pucheros.

“Sólo estoy diciendo la verdad” – dijo Chris estacionándose.

“Como sea” – dijo Jake rodando sus ojos.

Chris negó con la cabeza. No había para qué seguir discutiendo. Este era un nuevo año y Chris quería comenzar con el pie derecho. Su objetivo era centrarse en el trabajo de la escuela y no en las chicas, que no veían su ‘yo-interior’, solamente veían su popularidad.

Esto molestaba a Chris un montón. Junto a Jake, escogieron sus horarios. 1er y 2do periodo Inglés, 3er Clases de Instrumentos, 4to Física, 5to y 6to Economía – Matemáticas. Se despidieron y Chris fue a su casillero por sus libros. Al mismo tiempo que abrió el suyo, el casillero del lado se abrió, cosa que llamo su atención.  En ese instante, se quedó sin palabras.

Era una chica, cabello rubio de mediana longitud, piel pálida, largas pestañas, rosados y carnudos labios. Tenía la descripción de la chica de sus sueños. Quizá sonaba un poco cliché pero era la más pura y simple verdad.

Descripción de la Chica Perfecta de Chris:

Pelo Corta/Mediana longitud.

Rubio/Marrón

Piel pálida

Largas pestañas

Pequeña

Tierna

Tímida

Con una linda sonrisa

Dispuesta a jugar videojuegos con él

Comprensiva y preocupada

Por el momento, esta chica tenía la mayoría de las cualidades que buscaba Chris en una potencial novia. Debía conocer más a esta chica. La chica lo observó por unos instantes y le sonrió. El corazón de Chris dio un vuelco y se sonrojó. Ella se rió de él poniéndose la mochila en los hombros. Cerró su casillero y comenzó a caminar hacia la salida.

“¡Espera un minuto!” – gritó Chris alcanzándola.

Se dio vuelta y lo esperó.  El corazón de Chris dio un vuelco nuevamente.

“Si?” – pregunto levantando una ceja.

“Este… ¿Cuál es tu nombre? Yo soy Chris Miller” – dijo Chris nerviosamente.

¿Qué diablos le ocurría? Él jamás estaba nervioso frente a las chicas.

“Soy Kate. Kate Chambers” – dijo Kate sonriendo.

¿Chambers? ¿Por qué ese nombre le sonaba familiar por alguna razón?

“Kate, es un lindo nombre” – dijo Chris sonriendo.

“Gracias, me gusta también”

“Bueno, siendo que seremos compañeros de casilleros y aparte que eres nueva, supuse que podría enseñarte el colegio” – dijo Chris esperanzado de que aceptara.

“Gracias Chris, me encantaría” – respondió Kate sonriendo.

“¡Genial! ¿Qué tienes en el primer período?” – preguntó Chris curioso

“Inglés con July”

“Yo también. Siempre llega tarde y la verdad es que no hacemos mucho en su clase. Lo más que hace es retarnos por temas sin sentido” – explicó Chris.

“Wow…” – dijo Kate negando con la cabeza.

Sería un interesante primer día.

Fin del primer capítulo.

Señorita Independiente¡Lee esta historia GRATIS!