Capítulo #5 Again

10.4K 474 69

Capítulo #5

Desperté ya que sentía que alguien me abrazaba. Era Ludmi quien me abrazaba y mientras lo hacía susurraba "Te amo, Taylor". Se veía muy graciosa. La iba a grabar pero si me movía un poco para agarrar mi iPhone, se despertaría. Ludmi se empezó a mover y se dio la vuelta dándome la espalda, ahora abrazó una almohada y a esta la besaba e igualmente susurraba "Te amo, Taylor". Agarré mi iPhone y me metí a ver todas mis redes sociales. No había nada interesante así que me levanté y me dirigí a mi ventana la abrí un poco para ver el clima. Hacía calor. Ya iba a cerrar la ventana cuando algo me distrajo. ¿¡Era mi vecino!? Nash estaba en la ventana de la casa de junto en bóxers. No podía dejar de mirar se veía tan... sexy. Volteó y yo rápidamente cerré la ventana. Me dirigí hacia mi armario que podía decir que era un cuarto grande lleno de ropa. Saqué un short rojo una blusa de tiras blanca y unas vans igualmente rojas. Me dirigí ahora al baño y me duché. Cuando terminé salí y me enrolle en la toalla. Fui hacia el armario y me vestí. Salí del armario y me encontré a Ludmi despierta.

-Buenos días- Le dije intentando aguantar la risa por lo que ella había hecho hace rato.

-Buenos días- Dijo ella mientras se estiraba.

-¿Qué soñaste, Ludmi?- Le pregunté interesada. Ella abrió los ojos como plato y yo me empecé a reír.- ¿Acaso soñaste con... Taylor?- Pregunté arqueando una ceja.

-¿Cómo lo sabes?- Preguntó roja, tan roja que parecía tomate.

-Tal vez porque me abrazabas y decías "Te amo, Taylor"- Dije imitando su voz.- Y luego te volteaste y agarraste una almohada, te pusiste a besarla e igualmente decías "Te amo, Taylor".- Dije y se puso mas roja de lo que ya estaba.

-Yo... Yo...- Empezó a tartamudear- Es que...- Intentaba decir algo, pero no podía.

-Ya me día cuanta que en serio te gusta- Dije y solté una carcajada.

-Y ¿qué me dices de Nash?- Me preguntó- Es tu vecino.

-Nash... Me gustan sus ojos- Dije normal- Y si ya me día cuenta que es mi vecino.- Dije- Oye ¿no quieres ducharte?- Le pregunté a Ludmi- Si quieres te presto ropa- Le dije amablemente.

-Esta bien- Se levantó de la cama. Le indiqué en donde estaba mi armario y que agarrara lo que ella quisiera y le señalé el baño.
Mientras ella se duchaba yo decidí en peinarme y maquillarme un poco. Me dirigí al tocador y dejé mi cabello suelto dejando que mis pequeñas ondas de hasta el final se hicieran. Agarré mi bolsita de maquillaje y empecé. Lo típico, un poco de rubor, enchiné mis pestañas y me puse un poco de gloss. Ludmi ya había salido y llevaba puesto un short blanco, una blusa de tiras azul y unos converse azules. Se estaba maquillando, se puso lo mismo que yo y se dejo su castaño cabello suelto, este le llega hasta la cintura.
Bajamos a desayunar y las de mantenimiento nos hicieron unos deliciosos hot cakes.
Comimos, regresamos a mi habitación y nos cepillamos los dientes.

-¿Qué vamos a hacer hoy, Ludmi?- Le pregunté.

-Que te parece si vamos a un parque que queda aquí cerca- Sugirió.

-Esta bien- Sonreí- ¡Vamos!- Dije mientras la jalaba del brazo para ir a la puerta principal. Pero antes de salir alguien me llamó.

-____(tn), no pueden ir solas- Dijo Max mientras bajaba las escaleras.- Mario irá con ustedes- Señaló a Mario, el guardaespaldas.

-Esta bien- Bufé. -Vamos- Dije y salimos de la casa con Mario atrás. Nos subimos a la camioneta negra y le dijimos al chofer a donde queríamos ir. Llegamos en menos de cinco minutos y nos bajamos con Mario.
Ludmi y yo nos pusimos a correr como si fuéramos niñas pequeñas. Jugábamos atrapadas.

-Te voy a atrapar, ____(tn)- Dijo Ludmi con voz amenazadora.

-¡Si es que me alcanzas!- Me voltee y le saqué la lengua. Cuando regrese mi mirada al camino era muy tarde, tropecé con algo. Cerré mis ojos esperando recibir un golpe. Pero ese golpe jamás llego. Abrí los ojos y me encontré con los suyos, esos hermosos ojos azules que enamoran a cualquiera. El me había agarrado antes de caer.

-Nash...- Fue lo único que salió de mis labios. Estaba hipnotizada con esos ojos azules.

-Hola ____(tn)- Me sonrió y yo le devolví el gesto. Tenía sus brazos en mi cintura, me ayudó a ponerme bien de pié. Dejó sus manos en mi cintura-¿Cómo estás?- me preguntó tiernamente mientras ponía un mechón de mi cabello detrás de mi oreja. En ese momento sentí un flash como de cámara, voltee y vi mil paparazzis haciendo preguntas como "¿Son novios?" "¿Desde cuándo son novios?" "____(tn) llevas dos días aquí y ¿ya tienes novio?" En eso llegó Mario y nos sacó a Nash y a mi de la bola de paparazzis, corrimos hacia la camioneta negra y nos subimos. Dentro estaban Ludmi y Taylor.

-¿Qué fue eso?- Pregunto Nash.

-Paparazzis- Dije molesta y bufé- ¡Los odio!- Casi grité, puse mis codos en mis piernas y dentro de mis brazos escondí mi cara.

-Tranquila- Me intentó tranquilizar. Puso una mano sobre mi espalda y la movía de arriba a abajo.

-¿¡Tranquila!?- Pregunte demasiado molesta- ¿¡Cómo quieres que esté "tranquila" si ellos arruinan gran parte de mi vida!?- grité. -Ademas ahora van a inventar que tu y yo somos novios- Dije más tranquila.

-Y eso ¿que tiene de malo?-Preguntó como si nada.

-¡Que no lo somos Nash!- Le dije enfadada.

-¿Y si algún día lo somos?- Preguntó tranquilamente. Ludmi y Taylor veían la escena atentamente.-¿Quieres salir conmigo?- Preguntó mientras se rascaba la nuca.

-Yo...- No sabía que decir- Claro- Sonreí y el igual. Llegamos a mi casa y les dije a los chicos que si se querían quedar y ellos aceptaron.

-Hay que ver una película- Sugirió Ludmi.

-Si pero una de terror- Dijo Taylor.

-¡No!- Dije.

-¿Qué? ¿Te dan miedo las películas de terror?- Preguntó Taylor burlón.

-No, claro que no- Dije- Voy a hacer las palomitas, elige la película-Le dije a Taylor.

-Yo voy contigo- Dijo Nash levantándose del sofá y caminando hacia mi. Nos dirigimos a la cocina y ahí busqué las palomitas y las metí en el microondas. -¿Sabes? Eres hermosa- Dijo viéndome fijamente. Yo me sonrojé un poco- Y te ves más hermosa cuando te sonrojas- Dijo y sonrió. ¿Me quería ver como tomate? O ¿Qué?

-Ya Nash- Dije apenada. Nash me quedó mirando fijamente y se iba acercando a mi, yo le seguía el juego. Nos íbamos acercando cada vez más. Estábamos a centímetros de distancia, sentía su respiración sobre la mía. Su mirada iba de mis ojos a mis labios y luego de regreso a mis ojos. Quería sentir sus labios sobre los míos y el lo sabía así que no tardó más de un segundo para juntar nuestros labios en un hermoso beso. Colocó sus brazos en mi cintura y yo los míos en su cuello. En eso sonó el microondas indicándonos que las palomitas ya estaban listas. Nos separamos rápidamente.

-Yo...Yo...-No sabía que decir.-Voy a sacar las palomitas- Dije señalando el microondas.

-Si, te ayudo- Me ayudó a bajar las palomitas y las abrió, le pasé el bowl que íbamos a ocupar para las palomitas y el las colocó dentro. Nos dirigimos hacia la sala y...

-•-•-•-•-•-•-•-•-•-•-•-•-•-•-•-•-•-•-•-•-•-•-•-•-•-•-•-•-•-•-•-•-•-•-•-•-•-•-•-•-•-•-•-•-•-•-•-•-•-•-

¡Les hice aquí uno largo! No olviden votar y comentar aquí abajo👇👇 Ahorita les subo el siguiente CAP.

-Caro.

I will always love you. ~Nash Grier y tu~¡Lee esta historia GRATIS!