Capítulo 32

625 37 0

-Hoy por la tarde toca ir a la piscina -dijo tirándose en la cama, y quedando echado.

-Vale -dije sentándome a su lado, y él hizo un gesto para que también me tumbara.

Lo hice, y él giró su cabeza y me quedó mirando. Yo hice lo mismo, no sé por qué. Estos días estaba muy confundida y hacía las cosas sin pensar.

Louis empezó a acercar su mano a mi cara, para apartar un mechón de pelo. Después, empezó a jugar con él, enroscándolo con su dedo tropecientas veces. Luego, por fin lo apartó del todo.

-Me gusta tu pelo.

-Pues será difícil que te lo de -dije divertida, él se rió.

-Qué graciosa -dijo irónicamente, pero igualmente se reía.

-Lo sé.

Apartó un momento la vista de mí para mirar al techo. Luego me volvió a mirar.

-¿Por qué no paras de mirarme?-pregunté, me gustaba esa sensación de su mirada puesta en mí, pero tenía curiosidad.

-Me gusta mirarte -alcé una ceja- eres guapa -me sonrojé rápidamente, noté como mis mejillas ardían -te sonrojas fácilmente.

Ahora mis mejillas debían de parecer dos verdaderos tomates. Él sonrió y yo me giré para que no me viera.

Así estuvimos hasta las cuatro y media, en la que cada uno se preparó para la piscina y luego comenzamos a caminar hacia allí.

Estuvo todo el rato haciéndome reír en el camino, la verdad es que me dolía la barriga de tanto reír.

-Como siempre, llegáis tarde -dijo Rosa.

-Lo siento -nos disculpamos. La culpa era de Louis, que de hacerme reír tanto a veces hasta tenía que parar de caminar.

Me puse a tomar el sol junto a Camilla. Los demás habían ido al agua, pero nosotras dos decidimos esperar un poco.

-Oye Camilla -dije llamando su atención, ya que ella estaba mirando desde su tumbona a su novio.

-Dime...

Continuará...

#LPQMELPQSP // l.t.¡Lee esta historia GRATIS!