Notas y paquetes sorpresa...

1.3K 86 0

La segunda semana fue más entretenida. Como consecuencia del aniversario de la academia este finde haríamos un baile cuyo tema será "La Edad Media". Durante la semana hemos estado organizando decoraciones, invitaciones, comida, pero sobretodo vestuario. No era obligatorio asistir aunque la verdad era lo recomendable para no quedar como "parias". Por esto, mis amigas y yo fuimos el viernes por la tarde a la ciudad en busca denuestros vestidos ideales. Las rubias oxigenadas, como bien describe April, ya tenían sus vestidos en el que cuanto más corto fuese, mejor eran para ellas. Obviamente algunos de los chicos estaban como babeando por ellas.... A mi no me afectaba la verdad, porque ni Max ni James se encontraban entre esos idiotas. "¿por qué te molesta tanto Nathasa?" dijo una parte de mi de forma burlona. "cierra el pico" contesté mentalmente y me centré en buscar un bonito vestido para mí. Entramos en la única gran tienda de disfraces que poseía una bonita gama de vestidos que buscamos. April fue la primera en probarse y tras varios intentos fallidos, encontramos uno que le venía a la perfección. Era de encaje negro con la base en roja pasión. Tenía un generoso corsé desde su pecho hasta su cintura resaltando sus hermosas curvas. Estaba adornado con tiras de tul gris metálico que pronunciaban su cabello liso negro y sus ojos ambarinos. Venía acompañado con un chal morado ideal que representaba genial el estilo de la época. Su conjunto resultaba de lo más alucinante.

Luego, vino el turno de Pam y Lisa. Pam escogió un largo vestido verde selva ceñido hasta la mitad del torso callendo en suaves ondulaciones a su alrededor, que destacaban su figura esbelta y delicada. Sus mangas largas acababan en punta hasta rozar sus dedos. El escote redondeado se rizaba por un suave cordón plateado que le confería un aire a la alta nobleza de la Edad Media. En cambio, Lisa escogió un vestido de lo más atrevido y sexy pero sin llegar al exceso. Era dorado con matices anaranjados haciendo una bonita combinación con su pelo rubio brillante. Se ceñía a sus curvas hasta los muslos en un corte de sirena que le favorecía notablemente. Era palabra de honor con un escote no muy pronunciado dejando mucho a la imaginación. ¿y yo? Tras provarme lo que me parecieron milloooooones de vestidos, ninguno entraba en mi gusto o me favorecía en absoluto. Muy decepcionada y con mis amigas intentando ayudarme y animarme, fuimos rumbo a la residencia. A petición mía se quedaron hasta tarde haciendo una noche de "chicas" mientras los otros estaban en otras habitaciones divirtiéndose y demas. Ya hacia las once de la noche alguien llamó a mi puerta. La abrí y mi sorpresa no fue mayor cuando me encontré un gran paquete envuelto en papel de regalo con una pequeña nota. Mis amigas, con el asombro dibujado en sus rostros, me presionaron para que leyera lo que ponía... Decía sí: "Me he enterado de que no conseguiste ningún vestido que realmente te gustase asique encontré uno que tal vez te agrade. Espero verte pronto en la fiesta. James" Tras leerlo todas mi amigas se pusieron como locas con millones de preguntas:

-¿que piensas hacer Nathasa?-dijo Pam.

-Eso es que le gustas... Con el pibonazo que eres!!!- decía insistentemente Lisa.

-Aver, aver.... chicas calmaos.... primero es abrir ese gran paquete para ver ese vestido y decidir si es adecuado...-tras decir esto, todas conformes, empecé a abrirlo. Ya extendido sobre mi gran cama, el vestido parecía de ensueño. Era largo, con un poco de cola por detrás aunque no demasiada. Era de un azul que combinaba a la perfección con el azul profundo de mis ojos. La parte de arriba, de un tono azulado más claro, ceñida hasta el ombligo, poseía ciertas runas dibujadas en un negro eléctrico, brillante. La parte de abajo se abombaba con sucesivos pliegues en distintos tonos de azul oscuro con bordes en terciopelo negro, dandoles un toque de la época que ni el mejor disfraz podría suplir. Todas, mis amigas y yo, nos quedamos mudas, anonadadas. Al fondo del paquete había unos zapatos de terciopelo negro con una piedra en el centro. Esta piedra hizo que mi asombro aumentara... No, no podía ser. ¿Eran lapislázulis? Estaban tan bien tallados que mi vista se nubló por unos segundos.

-Vaya, si que dió con el vestido perfecto para tí- dijo una muy confusa April. Todas asintieron sin disimular su asombro.

-Será mejor que vayamos a dormir, mañana será un día muy largo-dije, para que así la conversación no fuera hacia el tema principal. ¿por qué hizo eso James? Lo que yo no sabí era que el día de mañana aparte de largo sería intenso...

Bailar... Amar....¡Lee esta historia GRATIS!